De nuevo se ha celebrado sin grandes fiestas ni jolgorios, el día de la hispanidad. Aunque ya no sabemos muy bien como se llama:  si hispanidad, día de la raza, de las Fuerzas Armadas, de la patria o de España...
Lo cierto es que parece que este día del 12 de octubre, tiene mas repercusión ( yo diría que cada vez mas) por la cantidad de mensajes y ciertos movimientos antiespañoles negrolegendarios. Y España no se defiende ya que desde postulados culturales nos cuentan la historia los  que controlan el poder académico y a su manera. 
 
Los conquistadores o soldados que fueron a espana murieron por construir la España que tenemos hoy. Y ese arraigo perdido , olvidado e incomprendido es lo pero que nos puede pasar. 
Sin embargo hay que destacar que hay una etnicidad frente a una hispanidad que nos permitió hacer todo eso y que fue a través de linajes militares que traían los soldados después de cientos  de años  de reconquista contra el sanguinario islam. 
Por eso este argumento hay que enfocarlo también desde el planteamiento que no hubo ese hermanamiento masivo con indígenas como nos cuentan....y....Se imaginan a Lepen promoviendo el hermanamiento a los franceses patriotas con sus hermanos coloniales argelinos ?
 
Pero.....que llevo aEspaña  a hacer ese hecho imperial? 
Pues que somos étnicamente occidentales. 8 siglos para restaurar España configuró una actitud, un carácter, una resistencia y un fenómeno que parece haberse olvidado. España es un país de conqistadores con base occidental y sin esa reconquista contra el islam quizás no se hubiera producido nunca ese hecho legendario de las Américas. Todo hay que decirlo. Como si fuera una hipótesis tentativa. 
 
 
La cuestión es que las hipótesis globalistas dicen que si nos olvidamos de nuestra identidad mas prosperaremos pero esto no es así. Si hay identidad hay prestigio. Prestigio es progreso. Si te identificas eres reconocido. Esto es un proceso cultural y humano. Como en Roma cuando ya se les ponían hasta tres nombres. Si no fuera así.......no habría ni escudos heráldicos ni apellidos. Y en base a esto, hay que decir que España no es una nación fallida como dicen los separatistas, mas bien hemos sido una nación temida desde Viriato, una nación envidiada y finalmente hemos sido una nación difamada. Y en esa fase estamos. Sin embargo hay una contradicción total por estas corrientes progresistas, por que con esa teoría de la libertad total del individuo nos conviertan en seres sin identidad, en un ejercito de esclavos. 
 
 
Para terminar hoy no hay mas remedio que decir que no existe un discurso identitario español. Ha existido un discurso antiguo como el de la reconquista : etnico, religioso y político. Y en ese orden. Pero es un discurso antiguo y ahora hace falta un discurso identitario moderno y actual. Unitario para todos los españoles que busquen la unidad social. Por lo tanto ese mensaje de la hispanidad que dice que hay que traer 9 millones de sudamericanos para repoblar el mundo rural no es viable. Y se puede empezar por desmontar tres leyendas: la leyenda negra, la progre y su racismo racializado anti español y finalmente la leyenda separatista que se alimenta de las otras dos. Para desmontar estas leyendas y conseguir ese paz social española y el pacto nacional necesario, las elites deben esta fuera de ello, pues así como nos traicionaron hace tres siglos y lo hacen hoy, lo seguirán haciendo mañana.