Concretamente, Elías, alta, altísima jerarquía eclesial. Patriarca del patriarcado católico bizantino. Reitero, católico. Rito oriental, pero nítidamente católico. Y exige la rápida y tajante excomunión contra Pacorro Bergoglio por «promover un antievangelio de la "vacuna" con ARN mensajero». Y, por supuesto, exige su inmediata e improrrogable excomunión.

Sea (múltiple) anatema, ya en 2013

Ya en su día, hace casi nueve años, un 2 de agosto de 2013, el citado patriarca católico bizantino "por la autoridad del Dios Trino” declaraba anatema contra el obispo romano Francisco Bergoglio, recién llegado a la petrina, y turbiamente vaticana, Silla. La razón aducida: Pancho Primero de la Pampa y de la Pachamama “abusó de su posición eclesiástica para violar la ley de Dios, promoviendo puntos de vista homosexuales, lo cual es contrario a la esencia del Evangelio y destruye todos los valores morales”.  

Bergoglio, siervo del “Anticristo”, "archihereje" y "apóstata", estaba, desde esa fecha, por tanto, “excluido del Cuerpo Místico de Cristo”. Un okupa, vamos. “Francisco, traidor de Cristo, ocupa ilegalmente el cargo en la organización visible de la Iglesia”.

Sea (múltiple) anatema, Francisco obstáculo para la "salvación"

El citado patriarca estima que "el pseudopapa Francisco Bergoglio ha traído sobre sí mismo el anatema múltiple de Dios por su repetida predicación del antievangelio coronavírico. Así se ha excluido a sí mismo de la Iglesia. La Palabra de Dios, oportuna cita paulina, advierte que «si alguno predica un evangelio diferente, sea anatema, maldito —expulsado—» (Gal 1, 8-9).

El antievangelio coronavírico, afirma Eías, "promueve un experimento con ARN mensajero y, por lo tanto, la comisión de los delitos contra las verdades esenciales de la fe y la moral. Sostiene el patriarca que  un "pseudopapa que se opone públicamente a Jesucristo y Su Evangelio es un obstáculo para la salvación"

Todo ello lo ha publicado recientemente en una bula dogmática, memento Cum ex apostolatus officio. Allí se asevera que todas las acciones del argentino y jesuita “pseudopapa, fueron y son nulas en el ámbito espiritual y no tienen ningún efecto”. Según el citado patriarca, Francisco debe ser "excomulgado", renunciando consiguientemente  a su supremo cargo eclesiástico. Y también recuerda a los católicos, código de derecho canónico mediante, que "los católicos están obligados en conciencia bajo pena de pecado mortal a separarse del archihereje y apóstata Bergoglio y de su apostasía".

Las cuatro rotundas razones para la excomunión de Pancho

El pseudopapa Francisco Bergoglio abusó de la autoridad eclesiástica para engañar al público con el fin de imponer la vacunación experimental con ARN mensajero.

1) La vacuna de ARN mensajero altera el genoma humano, lo que es rebelión contra Dios el Creador.

2) La vacuna de ARN mensajero forma parte del proceso de implantación de microchips en humanos, lo que en términos espirituales es apostasía y satanización.

3) La vacunación con ARN mensajero forma parte de la reducción —genocidio— de la humanidad, lo que es un crimen contra Dios y la humanidad.

4) Someterse a la vacunación con la vacuna de ARN mensajero significa someterse al antibautismo satánico, ya que esta vacuna está vinculada a la extracción sádica de tejido de un bebé vivo, principalmente después de una cesárea. Luego se mata al bebé.

Francisco, manipulador y criminal

Y concluye, rotundo. "El pseudopapa, sin embargo, afirma estúpidamente que el crimen de la vacunación es un acto de amor. Además, obliga a todos a someterse a la vacunación criminal utilizando consignas como: «¡Vacunas para todos!», «¡Hay que hacerlo!», «¡Hoy tenemos que vacunarnos!». Los verdaderos expertos en medicina y las personas que también se adhieren a la verdad han sido falsamente tachados por él de irresponsables y de ser una amenaza para el llamado bien común. Él ha cometido una burda manipulación y abusado de la suprema autoridad eclesiástica para perpetrar los crímenes más graves contra Dios y la humanidad".

En fin.