La Doctrina Militar exige para toda acción, ya sea táctica o estratégica, un estudio previo y riguroso de determinados factores concluyentes que valoran el terreno, los medios propios, la hipótesis más probable y la más peligrosa y el enemigo; en este último debemos detenernos para abundar sobre el debate frustrado de la cadena SER, dirigido, y no moderado por la Sra Barceló.

En momentos de pandemia, nunca más apropiado que recordar al Premio Nobel de Medicina, Santiago Ramón y Cajal; hombre de curiosidad universal que entre otras actividades cultivó las letras, en sus “Charlas de Café hemos encontrado la siguiente reflexión: “ en las controversias el argumento decisivo es el que callado en público, corre de boca en boca, cuánto se sanearía la atmósfera moral si los argumentos ad hominem fueran consentidos……”; continuando con el certero comentario, añado: por la imperante y desgraciada losa colectiva de lo políticamente correcto que contribuye a la deformación mental de los ciudadanos.

La diputada y portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, de forma más explícita y contundente refiriéndose al leninista Iglesias dijo: “ Usted es hijo de un terrorista, a esa aristocracia pertenece usted. A la del crimen político”

Esta manifestación, trajo consigo su “depuración” política, siendo relevada de sus responsabilidades de portavocía; al prescindir y acallar la voz en la Cámara de la reputada y valiente ciudadana, la suerte de la lucha contra el fiero y peligroso animal, se convirtió en una sucesión de suaves y  medrosos  “pases de salón”, todos ellos, estériles para concluir con el astado comunista.

Si a lo anterior añadimos la carta blanca dada por el interfecto a sus matones y al “lumpenproletariat” comunista para ejercer la violencia e incitar al delito como recomendaba Necháiev,--  héroe de Lenin, representante de la violencia revolucionaria,--  contra la formación política representada por la Sra Monasterio, se nos antoja que la directora del debate, la Sra Barceló, no había hecho los deberes que requiere un minucioso estudio del enemigo, por tanto, su decisión de prestarse al intento de moderar un debate con la presencia del leninista Iglesias y el democrático y constitucional “martillo pilón” anticomunista, era una apuesta demasiado arriesgada para que una vez más, las farsas cínicas, excluyentes y sectarias de los medios de izquierda, salieran airosas, prevalecieran y arraigaran en la opinión pública.

Cierto que la invitación de Iglesias a lapidar a VOX y a sus seguidores en Vallecas, aún no se conocía, el Gobierno socio-comunista y su denigrado Ministro del Interior lo había ocultado a la ciudadanía; lo cual no es óbice, para insistir en la negligencia, mala fe, incapacidad profesional y sectarismo recalcitrante de la  “Barceló”, que adscrita al sicariato izquierdoso de la profesión durante años ha obviado y se ha sustraído a la evidencia de la criminal y genocida ideología comunista, representada en el debate por el líder leninista de Podemos.

Àngels cogía amorosamente la manita del satán comunista, a la vez que espetaba, henchida de dignidad profesional y cívica: “esto es un debate entre demócratas y una provocación de la ultraderecha”; el cálido contacto corporal impelía al podemita a susurrar como falaz excusa, lo grave de su situación al ser víctima de las supuestas amenazas de muerte y de la  indescriptible violencia ejercida contra su pacífica persona.

El servilismo que demuestra el gran circo de la profesión periodística de izquierdas, alimentado con las migajas que caen de la mesa del gobierno socio-comunista o de los sucios depredadores capitalistas, esconde y oculta con ruindad prepotente la trágica situación en que España se encuentra, cuando no, la distorsionan, encumbrándola o falseando su realidad.

El amigo Necháiev marca la pauta de lo que harán los bolcheviques bolivarianos con esta inmunda sociedad burguesa y capitalista que tanto y tan abyectamente disfrutan los periodistas trasformados en voceros tolerantes y blanqueadores de la izquierda comunista; en su “Catecismo del revolucionario” dividía a la sociedad en seis categorías: A la cabeza los condenados a muerte sin demora; después, los que por sus monstruosos actos empujan al pueblo al levantamiento; le siguen, los asnos altamente situados que disfrutan de influencia y poder, hay que explotarlos de todas las maneras posibles y engañarles hasta convertirles en esclavos; en 4º lugar, los políticos ambiciosos, utilizarlos y comprometerlos hasta el límite, de forma que no puedan recalar en ningún sitio; continúa con los doctrinarios y revolucionarios a los que hay que exprimir y alentar en beneficio del Partido-Estado; por último, las mujeres que se reparten en tres grupos: las estúpidas y carentes de talento, a las que hay que utilizar como los de la 3º y 4ª categoría; las entregadas y capaces, pero que no han adquirido autentica conciencia revolucionaria; en el tercer grupo las que nos pertenecen y no podemos prescindir de ellas.

Que cada cual decida el grupo o categoría al que pertenece, como observarán los interesados, las glorias y laureles comunistas alcanzarán a todos.

A no ser que interioricen como cierto y no rebatible lo que Gorki lamentaba una vez instaurada por Lenin la “Dictadura del Proletariado”, “ El futuro del pueblo no interesa a los dogmáticos fanatizados, para ellos el pueblo solo es el material necesario para sus experimentos sociales; son inaccesibles a los pensamientos y sentimientos del demócrata sincero”

Ángels Barceló, manifiesta: “Tuve la sensación de que el país se va a la mierda”; exactamente la misma sensación han tenido y tienen millones de españoles, con la gran diferencia de que estos últimos han sido conscientes del grave peligro que comporta para España y la sociedad, el haber dado carta de naturaleza al comunismo genocida y sanguinario, credenciales acreditadas a lo largo de la historia desde Lenin hasta Maduro.

Mucho me temo que el futurible guano que profetiza la inefable periodista ha de venir por los que ella considera “ultraderechistas”, neofascistas  de VOX; si es así, Sra, recíclese y entérese de una puñetera vez, en España no existen partidos fascistas, absténganse de injuriar y de sembrar odio, rencor y división.

Sí, existen partidos con marchamo genocida, y estos son los partidos comunistas de ideología criminal  como Podemos y Más Madrid, ambos son blanqueados a diario por Vd y los suyos.

Aprendan a estudiar al enemigo y llegarán a decisiones correctas.