ENTREVISTA PUBLICADA EN EXTREMADURA 7 DIAS

La situación en el Ayuntamiento de Badajoz con respecto al ‘tripartito’ y, concretamente a la formación VOX, continúa siendo polémica en enero de 2021. El partido dice haber expulsado a Alejandro Vélez –su representante en la ciudad- pero este se mantiene firme al considerar esa expulsión como “arbitraria”, algo que en palabras de su asesor, Juan Antonio Morales, “dice mucho de un partido que se denomina como democrático”.

En julio, tras un Pleno celebrado en el que se comunicó la decisión de deshacer el grupo municipal y pasar a Vélez a concejal no adscrito, la justicia frenó en seco la situación. Aceptando las medidas cautelares, el Juzgado de Primera Instancia Número 7 de Badajoz dejaba sin eficacia y en suspenso el acuerdo de expulsión del político del partido al que pertenece, por lo que aunque la formación lo rechazase como miembro afiliado, aún continuaría siéndolo.

El propio Vélez explica a 7Días que la justicia tuvo que encontrar irregularidades en el procedimiento que se llevó a cabo contra él, “e incluso la propia jueza ha tenido que reiterárselo a VOX dos veces: están haciendo caso omiso a una orden”.

Nosotros seguimos siendo de VOX hasta que la jueza dicte sentencia en febrero. Como somos hombres de orden y de derecho hemos seguido los cauces que hay que seguir y hasta ahora la justicia nos ha dado la razón”, afirma a este medio Morales a la par que espera que en febrero, cuando se retome el juicio para aclarar lo ocurrido, “la justicia ponga las cosas en su sitio”.

“Esos señores nos han intentado poner hasta un espía para investigar nuestra vida privada, y dirigentes de VOX nos han aplicado la propia Ley de Memoria Histórica a nosotros por publicaciones en redes sociales sobre el Plan Badajoz en la época de Franco”, aseguran. En relación a ello, “le dijeron que no hiciera esas publicaciones, pero es que no estaba haciendo ninguna exaltación de nada, sino hablando de la historia. Incluso cambió un hastag con el que las titulaba, pero al parecer ese no era el propósito, sino que en algún momento tuviera yo que prescindir de Juan Antonio Morales”, sostiene el concejal de la formación.

DISCREPANCIAS INTERNAS

Vélez expone que desde la formación le pidieron renunciar a tener un asesor, “pero yo me negué rotundamente, porque lo que estaba viendo era que querían desmantelar mi grupo municipal al haber tenido antes algunas discrepancias internas”. Así, asevera que en un principio se le quiso imponer que el sueldo de administrativo –tercer cargo de su grupo en el Ayuntamiento de Badajoz- que ocupa Antonio Pozo fuera a recaer a un amigo del diputado de VOX por Badajoz Víctor Sánchez del Real. “Y yo no he venido a esto, sino a contar con los mejores. Nadie va a poner en duda la valía y el currículum político que tanto Antonio Pozo como Juan Antonio Morales tenían, sobre todo en una organización donde prima la experiencia”, añade.

 2_38

FOTO: Archivo 7Días. Víctor Sánchez del Real en una entrevista concedida a este medio.

 

“Sánchez del Real no fue capaz de utilizar aquella nómina para un amigo suyo, y de aquella confrontación han venido a intentar desmantelar a mi asesor Morales. Tras ello se abrió dicho procedimiento de expulsión totalmente irregular, porque se me expulsó públicamente antes de abrirme el expediente disciplinario; estamos intentando que se haga justicia, es incomprensible que en un partido de las características de VOX se lleven a cabo estas actitudes”, agrega Vélez.

El mismo, ante las acusaciones de su propio partido criticando que “había formado un chiringuito” dentro del Consistorio pacense, garantiza que siempre contaron con el visto bueno de la dirección nacional sin obtener un “no” como respuesta, pero Sánchez del Real “ha removido todo lo habido y por haber para que al final nos encontremos en esta lamentable situación”.

“Podría escribir un libro de las experiencias tan negativas que estoy viviendo con mi propia organización donde se me ha boicoteado desde el primer momento. No pueden acusarnos de habernos salido en ningún momento de la línea política del partido; si hablamos de asesores, VOX los tiene allí donde hay cargos electos, como es el caso de Ortega Smith, quien tiene seis y no está en el Gobierno”, sostiene en declaraciones a 7Días.

Considera de este modo que hay intereses personales y partidistas más allá de la gobernabilidad en los Ayuntamientos, “parece incluso que hacen oposición de la mano de la izquierda”, recordando Vélez que él es la llave para gobernar y formar el tripartito -junto a Cs y PP- en una ciudad importante como es Badajoz

Como persona me encuentro triste. Siempre he tenido los mismos valores, nunca he buscado el sillón a cualquier precio, y hubo un momento en el que me sentí representado por las ideas que defendía VOX. Sin embargo al final los peores enemigos los estoy encontrando aquí”, manifiesta.

Para Vélez “es un orgullo servir y gestionar mi ciudad para mejorarla, por lo que a veces me aparto de lo que me ocurre en mi partido para centrarme en mi gestión diaria e intentar salir por la puerta del Ayuntamiento con la cabeza alta y que los ciudadanos estén contentos conmigo”.

SITUACIÓN EN EL AYUNTAMIENTO BADAJOZ

En pocos meses se producirá un cambio de alcalde, tras el pacto firmado entre Partido Popular y Ciudadanos en el que se repartían la alcaldía dividiéndola a la mitad: dos años para los populares y dos para la formación naranja. Ninguno de los dos tuvo en cuenta entonces a VOX, “pero ahora tendrán que saber qué pienso yo, tendremos que hablar las tres partes y ver qué me proponen”.

 gragera-y-fragoso-1

FOTO: Archivo 7Días. Ignacio Gragera y Francisco Javier Fragoso, líderes de Cs y PP en Badajoz.

 

Mi futuro en VOX lo veo muy negro porque me encantaría que se hiciera justicia y me den la razón. Luego ya se verá si continúo o no bajo esas siglas. No es de buen gusto que te estén haciendo la zancadilla los tuyos”. En los Plenos “yo me lo paso muy bien, disfruto al entrar en el juego político de defender unas ideas u otras”, expresa, por lo que una vez que se dictamine sentencia “tomaré una decisión”.

En el caso de que la misma salga desfavorable para ellos, pasará a concejal no adscrito quedando con sus delegaciones actuales tal y como ya ocurrió en verano antes de frenar la expulsión de su formación. Eso sí, no recibirían la subvención del Ayuntamiento como grupo municipal suponiendo un ahorro al mismo.

El juicio se llevará a cabo de manera telemática el día 4 de febrero, por lo que habrá que esperar hasta entonces para conocer la decisión de la Justicia y saber si continúan siendo miembros afiliados de VOX o si el Ayuntamiento tendrá que disolver el grupo municipal.