El alcalde más longevo de la democracia –doce años al frente del Ayuntamiento de Madrid- ha visitado esta mañana el programa ‘La Corrala’,  de la emisora escuela municipal M21, acompañado por el primer presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, al que ha elegido para participar en el magazine matinal por ser “un intelectual independiente, con sentido común, con el que contrastar las realidades del mundo actual”. 

 

Álvarez del Manzano, que en 1998 transformó la emisora Radio 10 (creada por su predecesor, Juan Barranco) en Onda IMEFE, ha destacado la importancia de “mantener una radio pública de carácter informativo, una radio para estar en contacto permanente con la ciudadanía de Madrid”. “Yo impulsé esta radio como un medio educativo”, ha dicho sobre la Emisora Escuela, a la que ha demandado sin embargo “más información de servicio”.

 

En el repaso a su trayectoria y a sus decisiones más relevantes al frente del consistorio, Álvarez del Manzano ha destacado la creación del SAMUR en sustitución de las antiguas Casas de Socorro: “(El alcalde Jacques) Chirac me confesó que París había copiado nuestro servicio, que después copió la Comunidad de Madrid y se extendió por toda España. Y el origen está en mi decisión”.

manzano

 

El primer presidente de la Comunidad Autónoma también ha hecho un breve repaso a sus años como concejal del consistorio, de los que ha destacado “el valor de sus funcionarios”.

 

“Cuando llegamos al Ayuntamiento no teníamos ni idea; los únicos que sabían eran los que ya estaban. Los confirmamos a todos sin preguntarles a quien votaban, eran técnicos de mucho nivel”, ha asegurado Leguina.

 

El expresidente ha subrayado además el carácter de los políticos de su tiempo: “Éramos demócratas en una dictadura. Los que han nacido en democracia no sé por qué se han metido en política. Yo veo que el nivel cultural, profesional y moral de los políticos actuales es bastante menor que el de los que hicieron la Transición”. Álvarez del Manzano ha apostillado: “Los partidos se han convertido en máquinas de ganar y perder elecciones y de colocar gente. Se han olvidado de los principios”.

 

Entre las conclusiones del alcalde unas palabras sobre la ciudad de Madrid: “Una de las cuatro o cinco mejores ciudades del mundo, la de mayor calidad de vida en su conjunto; una ciudad fantástica, con un futuro extraordinario, aunque la gente no lo sepa”, ha concluido José María Álvarez del Manzano.