Piden un referéndum para que sean los españoles los que decidan.
La calle-dice el dicho popular--- siempre vuelve al monte... y eso es lo que hoy, 14 de abril, ha hecho el PSOE por la boca de las juventudes socialistas, aquellas, que en 1936 con Santiago Carrillo al frente, arrastrar al radical Largo Caballero, el león español... volver al monte.
Repristinar, volver a los orígenes, a su republicanismo   fundacional.
Monarquía, no, República, sí.
Está claro, Felipe y el pacto del 78, ya es pasado.
Pero, lean el texto íntegro de los jóvenes   rojos de Ferraz.
Seguimos:

«Juventudes Socialistas de España revindica este 14 de abril la vanguardia que supuso la II República, cuyos avances en justicia social, libertades y derechos convirtieron al país en un ejemplo para los gobiernos democráticos de Europa. La experiencia republicana supuso un gran paso adelante para España gracias a la aprobación del sufragio universal femenino, las políticas redistributivas a través de la Reforma Agraria o el significativo incremento de la inversión en educación pública o cultura para universalizar su acceso a las clases populares. 

La España del siglo XXI ha superado con creces los logros de II República ya que los valores republicanos han impregnado las acciones de gobiernos socialistas durante las últimas décadas. Sin embargo, nuestra generación debe ambicionar la construcción de un nuevo modelo de país que haga frente a las nuevas realidades, retos y contextos, sin evitar abrir ningún debate e incorporando la mirada joven a la toda la gobernanza.  

Juventudes Socialistas trabajará por defender una España más feminista, ecologista, diversa y laboralmente digna que no permita ningún retroceso ante el momento de inestabilidad internacional que estamos viviendo y la entrada de la ultraderecha a gobiernos en el país y, además, propondrá una serie de encuentros con fuerzas políticas y sociales jóvenes de España para debatir sobre un diseño institucional diferente que pueda sentar las bases de una república a medio plazo y conseguir un amplio consenso generacional que pase la página de una monarquía agotada por los escándalos y carente de utilidad para el país. 

Tenemos el convencimiento de que un sistema político republicano similar al que existe en diversos países europeos será posible si explicamos cuál es el itinerario para modificar la Constitución española y sumar todas las visiones, ideologías y generaciones y aportar así una propuesta rigurosa que ponga la primera piedra a una nueva república. Lo revolucionario en momentos de incertidumbre es acordar, salir de nuestras fronteras y conocer dónde estamos para fijar un punto de partida realista respecto al debate sobre un referéndum entre monarquía y república. 

Este 14 de abril vamos a poner en valor la memoria de tantas y tantos demócratas que perdieron la vida por que los demás pudiesen ejercerla en libertad. Es fundamental mantener viva la lucha colectiva cuyo objetivo fue frenar a los reaccionarios que congelaron y dejaron en silencio al país durante casi medio siglo, ese faro democrático nos ayudará a combatir a los nostálgicos que agitan valores anacrónicos, fanáticos y ultraconservadores. Es la hora de la esperanza, un tiempo para reflexionar sin límites lo que queremos que ocurra. 

¡Salud y República!»

Bueno, ya lo veis, los futuros líderes de PSOE lo tienen claro. No quieren Monarquía ni en la sopa. Claro que don Pedro, el Rey Eteocles de la Moncloa, es más listo que todos ellos y lo que está haciendo ya es prepararse su victoria en las elecciones que se avecinan. Sabe que la juventud es más republicana que monárquica y ya va en busca de esos votos.
AL TIEMPO.