El problema no es Iglesias, Iglesias es humo subvencionado, niebla. El verdadero y único problema está en Sánchez, quien le deja hacer lo que le da la gana a cambio de cuatro votos en el Congreso. No obstante, sí debe reconocerse en Iglesias que tantos años leyendo a los clásicos del comunismo y con sus prácticas en Venezuela tenga a punto una agendita con las cuatro cositas esenciales para echar abajo y en poco tiempo la frágil democracia española.

En la prensa, a diario, aparecen las sustiles pero inequívocas ofensivas de Iglesias contra nuestra democracia en tres frentes bien definidos: El control de las instituciones del Estado, el acceso a los movimientos de los ciudadanos y la impunidad hacia él y los suyos para controlar las redes sociales y los medios de comunicación.

Con tan sólo cinco noticias de prensa podemos hacernos una idea clara de cómo el comunismo traído por Iglesias desde Venezuela avanza aquí y de su mano, sin cesar, porque el tal Iglesias experimenta su teoría de un comunismo puro y duro contra nosotros, contra nuestro presente y contra el futuro, el futuro comunista de nuestros hijos, que eso sí que duele y mucho.

Bandera_comunista

Veamos estos cinco recortes de prensa:

UNO: Iglesias obliga a un débil Sánchez a modificar la Ley que regula el CNI para él estar ahí y acceder a toda la información relevante del Estado y de la Corona.

Eldiario.es (18/03/2020): «El Gobierno modifica la ley del CNI para permitir que Iglesias acceda a la comisión que lo controla».

El real decreto ley de medidas urgentes aprobado el martes por el Gobierno incluye una disposición adicional que modifica la ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para permitir que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se pueda sentar en la comisión delegada para Asuntos de Inteligencia, el órgano gubernamental que controla al espionaje español.

El artículo dos de la norma queda redactado así: "La Comisión estará presidida por el Vicepresidente del Gobierno que designe su Presidente, e integrada por los Vicepresidentes designados por el Presidente del Gobierno, las Ministras de Asuntos Exteriores…".

DOS: Voladura de la figura del Rey y de la Monarquía Parlamentaria, ya que la clase dirigente comunista, la élite que vive en palacetes no permite ninguna otra competencia de tan alto rango.

Boletín Oficial de las Cortes Generales (Senado) Núm. 37, de 2 de abril de 2020, Pág. 3, sostiene que la quema de imágenes del rey debe entenderse como un acto de rechazo hacia la institución de la monarquía y que, por tanto, entra dentro del ámbito de la crítica política o la disidencia y está protegido por el derecho a la libertad de expresión… Todas estas actuaciones, más allá de las consideraciones éticas, morales o políticas que tenga cada cual, no debieran figurar en el Código Penal español, siguiendo el criterio fijado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pues deberían ser consideradas como muestras de la libertad de expresión.

Entrada en vigor. La presente Ley Orgánica entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado». Palacio del Senado, 24 de marzo de 2020.La Portavoz, Mirella Cortès Gès.

TRES: Geolocalización de todo ciudadano a fin de conocer sus movimientos a lo largo del día y de la noche, una característica esencial del comunismo chino, por ejemplo.

El País (06/04/2020) «El Gobierno ha dado un paso más, aunque bordeando la frontera de los derechos fundamentales». La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos que dirige Nadia Calviño, ha aprobado una norma para autorizar el desarrollo de una aplicación para el teléfono móvil que permita a las autoridades sanitarias la geolocalización de todos los ciudadanos. Así consta en una orden ministerial publicada el pasado 28 de marzo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en el que se atribuye al Ministerio de Sanidad una serie de prerrogativas.

CUATRO: Control de datos anónimos de usuarios en la redes tales como amistades, ubicación, etc.

 

El Mundo (07/04/2020): «Facebook ofrecerá datos de usuarios a los “investigadores” del coronavirus» (las comillas son nuestras). Facebook proporcionará nuevos tipos de datos anónimos de sus usuarios, incluidos posibles contactos con personas cercanas a su ubicación y sus amistades. Como ha anunciado la compañía en un comunicado, Facebook ha expandido su programa Data for Good, que persigue usos sociales con sus datos, y que ya facilita información sobre movimientos de usuarios a investigadores y organizaciones.

CINCO: Apropiación y uso partidista de los instrumentos del Estado de Derecho, pero en paralelo, Ni Unidas Podemos tiene en su estructura interna un ejército de troles que controla las redes sociales, tratando así de impedir cualquier libertad de expresión que les moleste en dichas redes sociales.

ABC 06/04/2020: «Ni Unidas Podemos denuncia ante la Fiscalía una “organización criminal” que crea bulos para atacar al Gobierno. El escrito solicita “las acciones penales que pudieran corresponder” por los delitos de “simulación de peligro, calumnias e injurias a altas instituciones del Estado y organización criminal”».

El grupo parlamentario de Ni Unidas Podemos ha registrado ante la Fiscalía una nueva denuncia por la difusión de «bulos» a través de las redes sociales para atacar al Gobierno de coalición.

Esdiario (07/04/2020) rotulaba este asunto de una forma ciertamente clarificadora: “Podemos prueba de su medicina y pide protección a la Fiscalía frente a los bulo”. Esta noticia sigue así: El partido que se ha pasado semanas culpando al PP y sus "recortes" de la situación límite en Madrid se rasga ahora las vestiduras y apunta con su dedo a Vox por generar "odio y alarma". El portavoz de Ni Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, llegó a acusar a Albert Rivera de haberse saltado un control antidroga en un aeropuerto porque tal vez iba puesto. No pasó nada. El secretario de Organización de los morados, Alberto Rodríguez, sostuvo en un mitin que su abuela fue explotada laboralmente por la familia de Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria. Tampoco pasó nada.