El plan de bajas voluntarias afecta a los trabajadores de todas las áreas y categorías profesionales tanto de El Corte Inglés como de Hipercor en toda España si han nacido entre 1956 y 1958, tienen al menos 15 años de antigüedad en la empresa y cuentan con 35 años de cotización.

Pero también incluye a los empleados nacidos en 1954 y 1955 si se trata de trabajadores con contratos a tiempo parcial.

Según ha informado El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, este colectivo es el que más está demandando hasta ahora abandonar la compañía. La mayoría de ellos están alegando en sus solicitudes que la situación personal en su centro de trabajo les resulta complicada de asumir.

Citan como ejemplos, fundamentalmente, condiciones físicas que exige su puesto: personas con problemas de espalda o varices que deben realizar importantes esfuerzos, desplazamientos y mantenerse en pie durante horas.

También se tiene en cuenta el volumen y los horarios de trabajo, muy distintos dependiendo de si el centro se ubica en Madrid o en otra capital de provincia.

Proceso para descartar a la mitad de candidatos

Según las fuentes consultadas, El Corte Inglés va a estudiar “caso por caso” las peticiones que está recibiendo en el departamento de Recursos Humanos. El plazo de adhesión se extenderá hasta principios de abril, momento en el que la compañía comenzará a contestar las solicitudes.

En la actualidad, cumplen los requisitos establecidos en el plan unos 4.000 trabajadores, de los que, según estiman los sindicatos, podrán acogerse al proceso entre 1.300 y 1.400. Uno de los aspectos que tendrá en cuenta el grupo para realizar la selección de personal es que no quede desmantelado ninguno de los departamentos.

 

FUENTE:ELCONFIDENCIALDIGITAL.COM