Artículo 47 Constitución Española:

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las condiciones pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación"

Artículo 50 Constitución Española:

"Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad"

Artículo 128 Constitución Española:

"Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general"

Otro 6 de diciembre más los políticos españoles se visten con el traje de gala para festejar la Constitución Española, pero realmente hay que preguntarse si hay algo que celebrar cuando este texto normativo por el cual se regula España no es respetado ni por esos mismos políticos que se escudan en él para gobernar. Ese texto que nos habla de vivienda digna, de libertad de expresión y de derecho a un trabajo digno cada día es pisoteado por esa misma casta política que dice respetar dicha Constitución. Esos políticos que a la par se llenan de orgullo al hablar de constitución, de democracia y de libertades. Y es que la hipocresía de la casta gobernante no puede ser mayor al mencionar en sus discursos palabras de las cuales desconocen su significado.

Pero el problema ya no reside sólo en el incumplimiento de esta norma, si no que va más allá. Para muchos constitucionalistas España sólo existe desde que existe una constitución. Basando así el nacimiento de España como tal en la constitución de 1812 o en la constitución de 1978. Olvidándose ya no sólo de nuestra identidad y nuestra historia, sino de muchos hechos históricos que muestran una mentalidad de una nación unificada como por ejemplo la alianza matrimonial de los reyes católicos donde se unían el reino de Castilla con el reino de Aragón.

A pesar de lo que nos quieren vender, España va más allá de todo texto normativo, España como hemos dicho no es una constitución es una nación, ya en tiempos de los romanos la península estaba unificada bajo una misma administración y anteriormente un mismo pueblo la habitaba. Por lo que España es una historia, una cultura y una nación por encima de todo.

Mario Martos