- ¿Qué pasa Teo, como va la cosa de hoy?
- Mal, Pablo esto no puede seguir así...
- Hombre,  por lo menos di Buenos días.
- ¡Qué, coño, Presi, ese cabrón  del MAR lo quiere todo!
- Dios, Teo, ya estás otra vez con el MAR.
-  Claro que estoy ¿sabes qué quiere hacer hoy?
- No.
- Pues quiere que las palabras de apertura las digas tú, como telonero, y ella sea la Presidenta, que la Reunión sea de Madrid y no la nuestra 
- ¿Y qué? ¿no es ella la Presidenta de Madrid?
- ¡No!, Pablo, ella será la Presidenta del PP de Madrid, pero dónde esté  el Presidente del PP Nacional tiene que ser él que presida todos los actos oficiales, o sea, tú,y en tu ausencia el que tú delegues.
- Por favor, Teo, no andes con esas chiquilicosas.
---  !Oh, Dios,  también tú quieres que todos seamos chiquilicuatres!
---  Já, já, já...Teo, Teo... no seas niño y sé más listo que MAR...¿Sabes lo que haría yo?
--- No, Pablo, no te bajes otra vez los pantalones, como sigas así estos nos mandan a Santiago con Alberto.
---  Pues yo me haría unos carteles muy vistosos y letras grandes que dijeran: unos, "NIÑATOS" y otros, "CHIQUIILICUATRES"...y los pondría en los asientos...y el más  grande en el de tu amiga "ESPE"
---¡Y una leche, Pablo! ¿Quieres que encima nos tomen a pitorreo?
--- No, Teo, quiero que TÚ te lo tomes a pitorreo... Es más, yo les pondría a Esperanza y a tu amigo MAR una botellita de cava y una coronita...de oro,claro.
---   Pues no, Presidente, tu "Niña" y tu MAR se van a reir de su lumia madre, pero de la mía no...¿o es que tú también quieres ya mandarme a Cieza? Pues, por motivos personales hoy no voy a la Reunión.VE TÚ.
 ---  Joder, Teo, eso sería lo que haría tu amigo Redondo.
 --- Pablo, no me hables del Redondo, a ese ni me lo menciones, que entonces  si que me cabreo y en serio.
          --- Pues, te hablo y te digo que esta tarde voy a invitar a mi amiga Isabel a una cañita, como en los viejos tiempos...Joder, la cabrona encima se está poniendo cada día que pasa más guapa.
      --- Sí, y encima con cachondeos.
      --- Bueno, ya sabes...LA MONCLOA BIEN VALE UNA MISA...O UNA COPA CON ISABEL.