Iba a disputarse este domingo a las 20:45h, pero el Ayuntamiento de Vigo lo ha cancelado porque no podía garantizar la seguridad de los que hubieran asistido al encuentro. Hablamos del Celta-Real Madrid que se iba a jugar en Balaídos, que ha tenido que aplazarse por motivos de seguridad después de que el temporal haya levantado 20 metros de cubierta del estadio. Y es que los técnicos no han podido garantizar que esta cubierta no siga desprendiéndose.

Tanto el Ayuntamiento de Vigo como el presidente del club gallego, Carlos Mouriño, han estado de acuerdo con esta suspensión tras hablar con los técnicos y los bomberos. Posteriormente se lo han notificado a LaLiga y al Real Madrid.

El reto será ahora encontrar un día para disputar el encuentro, si se tiene en cuenta el apretado calendario de competiciones hasta mayo. Y es que todas las semanas hasta el fin de LaLiga están ocupadas por los partidos de esta competición, por los de la Champions, la Europa League y los de la Selección Española. LaLiga ha publicado un comunicado en el que asegura qu “propondrá posibles fechas para disputar el citado partido escuchando la opinión de los clubes y los operadores de televisión, para que el presidente de la RFEF decida, como indica el procedimiento del reglamento federativo de acuerdo a los artículos 239, 240 y 241 para fijar la fecha de un partido aplazado, y que habitualmente delega en el Comité de Competición”.

 

Este es el informe del Ayuntamiento de Vigo que ha provocado la suspensión del encuentro.