No pensaba hablar de las “elecciones de Madrid” pues todo el mundo ha comentado la noticia a su gusto,  pero ayer  leí un comentario sobre cómo había reaccionado Casado a la victoria de Ayuso, mostrado un desprecio absoluto para Abascal y VOX y he llegado a la conclusión de que, la llamada “objetividad”, (¡todo el mundo alardea de poseerla) es una “señora”  con infinidad de rostros…

A mi entender lo más gracioso es cómo, la inmensa mayoría de los “comentaristas” (por una inspiración, sin duda “divina”),  tienen “ciertas líneas”, respetadas por todos,   y sus “enfoques” no se apartan de un limitado número de puntos cardinales (Norte, Noroeste, Este, Sureste, etc.,….). Persiste el “misterio” sobre quien lleva la  batuta --y dirige el cotarro-- en el “Concierto de la Política universal.

A la divina Providencia le agradezco diariamente –y,  mis lectores,  lo saben—haber tenido santos y sabios profesores.  (Soy de los que se glorían de los colegios en los que estudió y sinceramente me sorprende que la casi todos los “escritores” de cierta fama y agnósticos o ateos, --mayoritariamente, ex–alumnos de colegios religiosos--,  “reniegan” y casi maldicen la hora  en que sus padres los llevaran a esos centros de formación cultural.  Además los presentan como “retrógrados” --los hacían ir a misa y rezar,-- y sus religiosos eran “bestias” o “corrompidos”, pederastas, etc. ¿No será que por corromperse tiraron por la borda las enseñanzas que se oponían a sus instintos y  “eso” es lo que odian inconscientemente?

El haber estudiado en los Maristas, la considero una de las mayores gracias de Dios. Me ha permitido alcanzar una formación y una personalidad,  básicas en el hecho de haber triunfado en la vida, además de saber plantar cara a los “rojos” a los “chuylos”.  Me hace reaccionar siempre  cuando huelo “chulería”. San Marcelino Champagnat inculcó a sus hijos y éstos a sus alumnos la base del comportamiento en la vida: “Humilité, Simplecité et Modestie”

Es pública ni nula fe en la Democracia liberal partitocrática --¡invento satánico por excelencia!—aunque resignado a “soportarla” pues la Sinagoga de Satanás  ha hecho imposible “un Régimen nacido de la verdadera libertad”  según las tesis de José Antonio Primo de Rivera—auténtico genio de la teoría política--.

Al vivir en esta “Democracia que ‘nos hemos dado’…” no me queda más remedio que contar  lo visto y vivido. Como que  el “líder pepero”, tiene aires chulescos y no es  objetivo.

Ciertamente,  Isabel Ayuso  ha  barrido. ¿Gracias a qué? Ha  utilizado el “sentido común”: Ha sabido “sintonizar con la calle”.

Con estos canallas, miserables, necios y embusteros, cualquiera con dos dedos de frente, lo tenía fácil para abofetearlos y la señora Presidente de Madrid – ¿seré “machista” sin saberlo?—tiene unas cuantas neuronas que le funcionan y ha dado una lección a los políticos peperos, --desde el “día 4” todos son “ayusistas”, incluido Casado--. (¡Qué manera de mendigar protagonismo el Presidente del PP en la noche de la victoria! Daba risa ver sus gestos ridículos de aproximación a la protagonista de la victoria).

Pues bien  ese personaje, ha olvidado algo importante: No fue  solo su “sentido común” el secreto de esa Victoria arrolladora de la Presidente, cuenta otro factor trascendental: supo leer, “en dónde residía la fuerza de VOX”, de Abascal y de  esa activa cubana, llamada Rocío Monasterio,  nacida en Cienfuegos (preciosa ciudad donde viví y disfruté  de su bahía,  cruzándola muchas veces a remo para disfrutarla mejor).  Ayuso,  cazó al aire la importancia  de imitar la estrategia de VOX para triunfar y decidió “Vender  ideas” capaces de “mover a los votantes”,  en vez de limitarse a  utilizar sólo “estrategias electorales”

Y, además, Santiago y Rocío decidieron “serle neutrales a Isabel”,  arrinconando los desprecios de Casado.

Señor Casado, “no siga con su chulería”  y aprenda la lección recibida de  la señora presidente de Madrid,  --¡su mayor “riqueza  política” desde hace diez días!, y que no es un enemigo dentro como “algún otro barón”.

No siga menospreciando al fundador y presidente de VOX  pues, aunque  usted sea “mejor orador”, tiene muchísima menos sustancia. No crea que de ese modo su partido va a dejar de ser la “derechita cobardica”,  pues, no fue Abascal el primero en bautizarles.   Los catalogados como “ultras, fascistas y franquistas” -- entre ellos, el “abajo afirmante”—llevamos décadas  comprobando la herencia de Fraga, cobarde y traidor que  “anuló” la fuerza “del franquismo sociológico”.  Desde entonces, todos los dirigentes de sus dos partidos – “Alianza Popular” y el “PP”-- engañaron a lo mejorcito  del pueblo  español que creyó ciegamente en ustedes.  Han sabido llenar a la perfección, el cometido encomendado por la Sinagoga de Satanás a su  “Fundador”

Isabel Diaz Ayuso --“objetiva y sincera”--  ha reconocido haber triunfado con la ayuda de “votos prestados” ¡Cierto!, como Rajoy cuando consiguió la mayoría absoluta, --desgraciadamente inútil--. Él,  se limitó a obedecer las órdenes de la Sinagoga de Satanás: “No toques nada de lo hecho por Zapatero…y olvídate de los españoles que te han votado” (Hasta yo fui a votarle obedeciendo a mi mujer…)

Gente socialista y de Ciudadanos, han votado “PP” por la pervivencia de España,  algunos de VOX…quizás,  pero sobre todo, le han votado  “decenas de miles” de  futuros votantes de VOX porque su conciencia  lo considero la mejor opción, pero Isabel sabe que no será así en el futuro, y usted no se ha enterado y hace chulo volviendo a ningunear al Sr. Abascal.

La objetividad me ha dictado todo lo dicho. Le invito a recordar esto: VOX prefirió “olvidarse de Casado” eligiendo apoyar a la inteligente Ayuso, para  servir mejor a España. Y, además, se ofreció a los madrileños como “Partido de reserva” ¡Así lo ve mi “ojo clínico”!

Quizás, Abascal, no llegue nunca a gobernar la nación pues, la realidad de la vida suele confirmar esta verdad: “El número de los tontos es infinito”,  pero, “si no se desvían de ruta actual”, Vox cerrará siempre las puertas –a cal y canto--  a la Omnipotencia de la Sinagoga de Satanás.

 (Tema no agotado, con posible vuelta)