Llevo semanas, que digo semanas, meses, qué digo meses, años, sin entender al Partido Popular y a sus dirigentes. Qué lejos estamos de Don Manuel, "el Patrón" que con su indudable carisma, dirigía con mano férrea el Partido. Lo cierto es que quizás de aquellos polvos, y me estoy refiriendo a actitudes, pactos y hechos poco edificantes de aquellos tiempos, vienen estos lodos. Me refiero a la actitud del "ministro sin cartera" de este desgobierno del Frente Popular, ese que le llevaba los cafés a Aznar. Por desgracia para el pueblo español, no vimos antes venir a esta pandilla de gañifantes que en el fondo, ni saben, ni quieren servir a España. Tan solo buscan el puestecillo, y ya saben a lo que me refiero. Por eso el título: Nunca se lo habían puesto más fácil, pero ellos erre que erre en sus pactos, como el de la RTVE, o cualesquiera otro, y eso que esta vez con la repetición del aquelarre del "8M" se lo han puesto sencillo.

 

La seguridad del 8M, algo discutible y discutido, y no nos referimos a hace un año, sino a dentro de una semana. Dirán ustedes que ¿como es posible?, pues porque aquí nadie aprende nada, se la cuelan una vez, y repiten, y se la vuelven a colar. Lo cierto es que tenemos unos políticos de derechas de traca, por lo crédulos, y palabras más fuertes que les podríamos usar como calificativos, pero es que ni merece la pena. Pero, mas fuerte aun, es que los periodistas, que tanto hablan en las tertulias de los telecuatreros y cadenas afines, se pongan a hablar del sexo de los ángeles, dándole un voto de confianza a su gestión, bueno dándole un voto de confianza porque los 112 millones de euros en forma de contrato de propaganda institucional, tienen mucha culpa.

 

Vemos en la tele mañanera a la líder de audiencia poniéndose muy en circunstancia, con aquello de: ¿como es posible que se vaya a realizar otra vez el 8M?, y para resaltar sus palabras y de paso echar un cable a la discusión gubernamental, que nos presenta la disfunción entre Franco (el Delegado del Gobierno en Madrid), básicamente conocido por su parecido físico con el Manolito de Mafalda y, bueno por otros parecidos más, que va y dice que va a autorizar manifestaciones del 8M, siempre y cuando no excedan en número de manifestantes de 500 personas, persones, personos, o lo que sea. Mientras decía esto ayer, era contradecido y desautorizado por la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, de profesión abogado, que dice que no, que eso no puede ser.

 

Bien, el tema ya expuesto, ha dejado a Franco, con sus partes pudendas al aire, pero sin problema, la televisiva presentadora, le da la oportunidad de limpiarse eso mismo, con una entrevista a medida de la situación, en la cual el citado político y gobernador civil, antes se le llamaba así, que echa balones fuera,. Alega Franco: que según la Consejería de Sanidad de Madrid, se pueden hacer reuniones, siempre que se guarden las debidas medidas de seguridad, manifestaciones que no excedan de 500 participantes. Vale, 500, ¿porque no 501, o 437?, porque yo en mis pocos conocimientos tengo muy claro que los virus no saben contar, pero según este sí.

 

Volvemos a las declaraciones implicando a la Consejería de Sanidad de Madrid, dirigida por el Dr. Zapatero, curioso, el intercambio de apellidos (Franco-Zapatero), y nos dice Zapatero que ellos no han dicho nada, ni de 500, ni de ninguna cifra, que están en contra de cualquier manifestación que aglutina una masa de gente. Claro como a Zapatero le van a ver solo en Madrid, pero la televisiva se ve en toda España, pues rápidamente sale el Licenciado "sabio" Simón, sale a apostillar: que bueno, que desconoce lo que dice el protocolo de la Consejería de Madrid sobre manifestaciones, que por Zapatero ya sabemos que no existe, pero que el Licenciado Simón esta de acuerdo con esa cifra, pero no para una procesión de semana santa, porque claro hay mucha gente que va debajo de las imágenes, muy pegadas unas a otras y eso es un foco de contagio de Covid19.

 

En definitiva, que la televisión, esa a la que le han regalado ciento y pico millones en contratos publicitarios, es capaz en dos pasadas: el programa de la televisiva y la retransmisión de la conferencia de prensa de Simón; de arreglar un entuerto, vendernos la manifestación de 500 personas y decirnos que las procesiones de semana santa son peligrosas para la salud. Y lo peor, no es eso, sino que el televidente medio de telecuatreros se lo cree a pies juntillas, traga con eso y con lo que le echen. Por lo que esa encuesta que dice que el PSOE tendría más diputados hoy, si hubiese elecciones ya, o sea mas que los que tienen desde las últimas. Increíble, pero cierto, y como la derecha de Casado sigue en la inopia, van y le regalan el control de RTVE al director del "Mundo Obrero", para que todo sea completo, Me entran las dudas de que no se enteran o quizás es que están demasiado enterados.

 

En fin, que los Podemonguer van a rematar la jugada con seguridad, pues el Señor Franco puede autorizar si quiere 100 manifestaciones el 8M, con tal de que no estén juntas y no pasen cada una de 500 personas y tan amigos. Además, como el licenciado Simón ha dicho que no hay pega en la tele, pues irá toda la patulea del año pasado y vuelta a empezar con los contagios. Y no crean que soy un mal pensado, que va, pero miren como están cayendo las cifras de contagios, de ingresos, etc,... Hace un mes esto era un sin vivir, sin embargo al ritmo de bajada, a la semana que viene se prevé unas cifras bajísimas de todo. Bueno seamos serios, quien nos dice las cifras es el mismo que nos ha colado la bola de que existe un protocolo en Madrid, que está claro que no existe. En fin es lo que hay.

 

Por otro lado, ya están calentado con las pobres mujeres asesinadas, según Lidia Falcón, Presidenta del Partido Feminista, mas de cien al año. Según las cifras oficiales 1080 en diecisiete años, algo no cuadra, o las cifras están equivocadas o Lidia Falcón no sabe las cuatro reglas, que decíamos antes. Irene Montero nos cuenta lo del techo de cristal y, que los hombres ganan más dinero que las mujeres en igual puesto de trabajo. Justo en el momento en que se presenta la memoria anual del Congreso de los diputados, y ante la pregunta de un periodista de los nuestros de que ¿cual techo de cristal? Porque de la memoria citada se desprende que las mujeres del Congreso de los Diputados ganan un doce por ciento más que los hombres, la presidenta del lugar, nos cuenta que lo que pasa es que son más mujeres que hombres en los puestos directivos del Congreso, con lo cual de paso tira abajo lo de que las mujeres son pocas en comparación con los hombres en los puestos de dirección.

 

En fin, que podría seguir y seguir contando, como se columpian en sus aseveraciones y es fácil desmentir a estas, dándoles de paso un zasca de impresión, pero no tengo espacio suficiente, ni para empezar. Por lo que, ojo al dato, que a pesar de que esta semana el Consejo General del Poder Judicial haya dicho que la Ley denominada "Trans" es una aberración jurídica, este 8M es necesario para apoyar dicha Ley. Una Ley del "Si es SI" en la que entre otras lindezas, uno se puede cambiar de género, solo por autopercibirse de ese otro diferente. Ya veremos que pasa, en otros sitios donde ha colado, "las chicas trans" desplazan de los podios, en las competiciones deportivas, a las chicas de verdad, o como pasó en el mundo carcelario, que un "trans", que fue aceptado legalmente como mujer, violó durante su estancia entre rejas a todas las mujeres, de origen mujer que tuvo a mano, hasta que fue aislado.

 

En fin, locuras aparte, ¡que Dios nos coja confesados! Con esta pandilla de los Podemonguer a los que los españoles que están todo el día adorando a la caja tonta, votan. Nosotros, si queremos salvarnos de la debacle, la primera medida a tomar: es la de encerrarse en casa el próximo día 8M, porque si es cierto que la enfermedad se transmite como dicen, en sus nuevas mutaciones de una forma más agresiva, la curva a mediados de marzo va a crecer exponencialmente. Ya se que es una medida un poco cobarde, pero así les dejamos a ellos con sus aglomeraciones, que todavía no se han dado cuenta de la cantidad de feministas, y sus familias, que pasaron la enfermedad la vez anterior. Y ahí lo dejo....