Los dichos y referencias, que nos hacen esclavos y nuestros cuerpos agarrotados, sin corazón y sin alma:

1º).- Hay algunos, quizás demasiados,  que emplean la palabra “esperanza” y esa palabra es maldita, pues creen en algo ficticio, que nos vendrá dado como regalo, por otras circunstancias, sin lucha por nuestra parte y sentados pasivamente a que llegue. No se puede tener esperanza, si no se lucha por ella, con todas las armas disponibles y que en caso de no tenerlas, las buscaremos, para emplearlas, con valentía y eficacia.

2º).- Otros se contentan, rezan y piden a Dios, un milagro y que sea Él, quién lo arregle todo, estas gentes, por muy católicas que sean, olvidan que nuestro Cristo Redentor, no ayuda a cobardes.

3º).- En las batallas, en el fragor de la lucha encarnizada, siempre con paso firme y al frente, luchando con fiereza y ardor, para defender a Dios y a la Patria, sí podemos rezar durante la batalla, pues lo que pedimos son fuerzas, para que con la ayuda de Dios, derrotemos al enemigo.

España, nuestra Patria Inmortal, pese a quienes pese, ha vencido luchando con el enemigo más fiero, desde aquellos, nuestros tatarabuelos Iberos, que hicieron comer el polvo al Imperio Romano, durante 200 años, antes de que ocupara el 95% de la península.

Malas armas son para un guerrero; la esperanza, la resignación, el milagro, el desaliento, la dejación, la contemplación,  …, si nada hacemos ni combatimos, con fe, firmeza, fiereza, honor, ilusión, poderío mental, valentía, dignidad, virilidad y entereza

Ayer decía, mi querido amigo y admirado D. Eduardo García Serrano, que nuestros Tercios Viejos, los Tercios de Flandes, dueños durante 200 años de media Europa y la otra que nos temía, de que el soldado español, reconocido por todo el mundo, temido y admirado, como el mejor, de todas las épocas, antes de enfrentarse al enemigo, preguntaba:

¡No a cuántos enemigos se enfrentarían, sino en dónde estaban!

Sabias y certeras palabras, pues siempre el español, en las batallas, ha combatido, en minoría de medios y hombres y las ha ganado.

La fortaleza física y mental, la valentía, la fiereza y el paso al frente, son las armas vitales para ganar batallas:

.- “Sí, tenemos sueño, ya dormiremos”

.- “Sí, tenemos hambre, ya comeremos”

.- “Sí. Comeremos o dormiremos, cuando ganemos la batalla o hayamos muerto en su intento”

Con estos Lemas, la infantería española, ha sido la mejor desde los Íberos, aquellos grandes hombres, que en minoría, con  las Tropas Romanas, abundantes en hombres y pertrechos, no podían combatir, frente a frente, por lo que:

.- Atacaban a la retaguardia, mataban y retrocedían.

.- Atacaban a los campamentos, en plena noche, cuando el enemigo dormía, mataban y retrocedían

Esa fórmula, les llevó a ser los “Primeros Guerrilleros” conocidos de la historia

¿Qué ha sido, de aquellos valientes y feroces romanos?

¿Qué ha pasado con esos grandes hombres batalladores, que ya no tienen la consideración de valientes y menos buenos soldados?

Decía mi madre q.e.p.d., que los italianos que vinieron en nuestra ayuda, para sumarse al Bando Nacional, venían con unos uniformes limpios, pulcros y relucientes, con unas grandes capas. Venían, en una palabra impecablemente uniformados, pero al pasar por la carretera dirección a Brihuega (Guadalajara), me decía:

“Ves todas esas laderas, pues estaban llenas de cadáveres italianos”

¿Qué dijo; Adolfo Hitler, refiriéndose a nuestras tropas; Aquella inmortal “División Azul”, que acudieron, con botas rotas, uniformes rotos, muchos sin afeitar, …. A sus espaladas; 3 años de Guerra contra los bolcheviques asesinos y para más Inri, con una guitarra y cantando, como si en lugar de ir a la guerra, fueran a una fiesta?

El Füher, al verlos se echó las manos a la cabeza, menospreciando a nuestros soldados, que al verlos, desconfiaba y les trataba como a desarrapados, pero poco, casi nada, nada, conocía Adolf de la genética española.

Una vez que los vio combatir a sangre y fuego, contra enemigos 10 veces superiores con decenas de cañones y aviones soltando bombas, defendiendo frentes y produciendo miles de bajas en el enemigo, a 50º bajo cero, hombres acostumbrados a un clima de entre 5º y 40º sobre cero….. Rectificó, en su desconocimiento de la genética de esos soldados y dijo:

¡Con soldados españoles y mando alemán, derrotaré al mundo!

«Ni hablar.Los españoles gobernaron una vez el mundo, es el único pueblo mediterráneo verdaderamente valiente, organizarían guerrillas en nuestra retaguardia.

No se puede entrar en España sin el permiso de los españoles».

Ya dijo bastante, pues antepuso a nuestros soldados a los suyos, que lucharon contra medio mundo.

General Dietrich (S.S): «Cuando veáis a un soldado desaliñado, indisciplinado y sin afeitar, cuadraros. Es un héroe español. Son valientes, duros, no ceden ante nada; qué orgullo me da que los españoles estén con nosotros»

Actualmente, nuestras tropas, dispersas por más de 20 avisperos, por todo el mundo, dejan el Pabellón español, a una altura inalcanzable y todos los Países, reconocen, que luchar al lado de ellos o cubriéndoles las espaldas, en un seguro de vida.

¡No ha cambiado nada, solo la mayoría de los Generales, que ascienden a dedo de los políticos, terminan siendo politizados!

Pero, no me cabe la menor duda, que cuando creamos que todo está perdido, saldrán tan solo dos oficiales, con sus compañías y el pueblo saldrá de su letargo y echaremos a esta tenebrosa masa de engendros diabólicos, al infierno.

SOLO, tan solo, tenemos en contra a; los monarcas, los socialistas, los comunistas, los separatistas, las radicales feministoides, los peperos, …., los políticos todos, los paniaguados, los pasotas, los imbéciles, los cobardes, los traidores, los Mamporreros de la desinformación y la Jerarquía Pagana.

Es decir, tan solo, tenemos en frente al 95% de este pueblo desconocido, lleno de “País-anos”

Pues bien; como dijo a noche mi querido amigo Eduardo, ahora sí sabemos, cuántos son y por donde están. Son muchos y están por todas partes, pero nosotros LES VENCEREMOS.

Y eso me lleva a los inmensos discursos de mi Caudillo D. Blas Piñar:

“Dicen, que somos pocos, dicen que no somos importantes, por el número de defensores de Dios y la Patria, pero se equivocan totalmente, porque además de estar en uso de la razón, nosotros, somos mayoría, somos la absoluta mayoría, pues aún siendo pocos como dicen, representamos a los millones de españoles, que dieron su Bendita sangre y su vida, en defensa de Dios y la Patria, en todas las épocas”

¿Qué más puedo yo, añadir?

También; ayer decía D. Eduardo, refiriéndose a la época en la que la Monarquía Borbona, francesa y afrancesada. La misma, que metió aquí a las tropas de ladrones, rapiñeros y asesinos gabachos. La misma que nos costó, la pérdida de todas nuestras provincias hermanas, del otro lado de los charcos. La misma, que ahora padecemos, con su mente masona, vil y traidora, quiere entregar a nuestra Patria. Y dijo; que dos oficiales; Daoíz y Velarde, Velarde y Daoíz, hartos de los crímenes, violaciones, robos y destrucción de los gabachos, salieron a defender a la Patria, mientras el resto alababa y confraternizaba con los enemigos.

No debemos olvidar, que la monarquía despreciable, la del Rey Felón Fernando VII, que ha pasado a la historia como tal. Sin embargo;  hoy ese Borbón ha quedado como un simple novato, ante los delitos gravísimos, de sus descendientes, estando al frente un tal Juan Carlos Primero, primero como delincuente, que ha cometido mil y un delitos, ante todo PERJURIO Y BLASFEMIA a Dios y ALTA TRAICIÓN A LA PATRIA. Un Rey impuesto por la desgracia de nuestro Caudillo, que estando su cuerpo caliente cometió la mayor Traición de la historia, vendiendo a una tercera parte de España, por conservar su puta corona. Y qué decir; de su “retoño”, un miserable; Cobarde, Republicanista, Profanador y Masón.

Pues bien, aquel pueblo de principios del siglo XIX, estaba aguantando y soportando la tiranía, no ya de los gabachos, sino de todos los cobardes y traidores, políticos, civiles, militares, que confraternizaban con el enemigo, hasta que estos dos Oficiales, junto a sus Compañías y un pueblo harto de sus desmanes, violaciones y crímenes, dijo ¡Basta Ya! Y se reveló, siendo famosos sus cánticos, tales como:

“Virgen de AtochaVirgen de Atocha Dame un trabuco, para matar gabachos y  mamelucos”

Pues bien; cuando todo esté periodo, como lo estuvo en aquella época, cuando ahora, creemos que España está muerta, saldrán 100 soldados al frente que atraerán a otros 100 más y éstos a otros 100,…

¡Aquella juventud perdida, la volveremos a encontrar y de ella haremos valientes luchadores, mártires, para derrocar a la REVOLUCIÓN impuesta, a la muerte de nuestro Caudillo, por estos seres masones, sarnosos y endemoniados cobardes y traidores, que mandaremos al infierno, desde dónde nunca, deberían haber salido!

¡ESPAÑA AÚN NO HA MUERTO, HAY UNA PARTE DE LA JUVENTUD ESPAÑOLA, QUE SE NIEGA A COMETER APOSTASÍA EN SU FE A DIOS Y TRAICIONAR A LA PATRIA!

¡DEFENDAMOS A ESPAÑA, UNIDA, CATÓLICA Y LIBRE!

¡POR LA FE Y POR LA PATRIA, POR DIOS Y POR ESPAÑA!

NUESTRO GRITO DE GUERRA:

¡SALVEMOS EL VALLE Y A LOS BENEDICTINOS Y CON ELLO, SALVAREMOS A ESPAÑA!

Video dedicado a un buen hombre, un buen patriota, un falangista indestructible, mi amigo y admirado D. Eduardo García Serrano, fiel astilla del gran árbol que fue su padre, D. Rafael

PATRIA O MUERTE, PRIMERA LINEA DE FALANGE