No voy a entrar en datos  numéricos, entre otros motivos porque no he tenido tiempo de analizarlos con profundidad, pero como estimo que es necesario comentar desde aquí , desde Cataluña, desde Gerona los resultados de ayer, valga mi primera andanada respecto al importantísimo tema, .

Tres notas conclusivas, sobre los escrutinios.

La primera el alto índice de abstención, de un 46´ 45%, provocado por el miedo al contagio y posiblemente también por el tiempo desapacible existente. He de reconocer en este caso mi equivocación, pues esperaba a pesar de los pesares una mayor presencia electoral por ambos bandos ((separatistas y partidarios de la Unidad de España, me niego a admitir el término unionistas). Lo que demuestra una fuerte inhibición política ante una cuestión tan vital , para los unos y para lo otros.

La segunda, la victoria, mal que nos pese del separatismo. Ciertamente, no han obtenido mayoría absoluta en el Parlament, un 48´46%, creo recordar, pero si sumamos a los votos obtenidos por Esquerra Republicana de Catalunya, y Junts per Catalunya, 41% a la de la otra cinco candidaturas separatistas( me niego a emplear el término independentistas), como son ; el Partido Demócrata de Catalunya, herederos legítimos de la antigua Convergencia, a partir del 2016, con su 2’72%, la CUP, partido separatista oscilante entre el comunismo totalitario y el libertario, con su 6´68%, el Moviment Primaries per la Independencia de Catalunya, separatista, pero del que desconozco su perfil ideológico concreto, con su 0´21%, el Front Nacional de Catalunya, al que algunos califican como la extrema derecha separatista, con su 0´18% y al Partit Nacional de Catalunya, creado por desafectos al Napoleoncete de Bruselas, por considerarse arbitrariamente  ninguneados, cuya líder era hasta cierto momento miembro destacado de la nomenclatura,con su 0´16 %, nos da una cantidad del 9´95%, lo que equivale a un 51´23%, del universo antiespañol, porque recordemos, pese a las más o menos posturas diplomáticas de algunos de ellos, el separatismo es ESENCIALMENTE antiespañol, supera y me duele muchísimo el reconocerlo a los defensores de la españolidad de Cataluña, sean o no sean constitucionalistas.

Lo lamentable del caso es que el mal proviene del Texto Constitucional, en donde la instauración de las autonomías, muchas de ellas políticas y no meramente administrativas, como es el caso que nos ocupa, unido al ambiguo concepto de nacionalidades eran el material explosivo con efectos retardados.

Tampoco se puede soslayar, la cooperación necesaria, tanto por parte de la U C D, como por parte del Partido Popular, como del P S O E, cuando en sus respectivos mandatos, cedieron todo y más al nacionalismo catalán, siendo este a su vez insaciable.

El tercer punto, sería el éxito de las Candidaturas de Vox en las cuatro circunscripciones catalanas, incluso en la mía , en Gerona, la más difícil;  FELICIDADES ALBERTO.

Los españoles ce Cataluña estábamos hartos de la tibieza del PP `por parte de Genova, aun reconociendo la entereza de su defensa de España,  en el el Parlament de su jefe de filas Alejandro Fernandez, pero la postura de “ niño arrepentido” ante los medios informativos catalanes, como la inclusión en las listas de Barcelona a Eva Parera, proveniente de la antigua Unió Democratica de Catalunya, de Duran i Lleida y propugnadora  de la amnistía o de indultos para los políticos presos por el golpe del 1 de Octubre, no han favorecido en nada el éxito de su opción electoral.

En cuanto a Ciudadanos, que fue una esperanza política para muchos, se vio velada por el paso de Inés Arrimadas, que hay que admitir, hizo una buenísima labor en el Parlament, por España y los españoles de Cataluña, a Madrid o que decepcionó a muchos de sus votantes,  y a pesar del trabajo desarrollado posteriormente por Carlos Carrizosa.

El éxito merecidísimo de VOX se debe a eso y a la valentía de los candidatos y acompañantes, con que afrontaron amenazas, abucheos y la recepción de piedras y una serie de productos alimenticios. Felicidades atodos los candidatos electos, especialmente a ICNACIO GARRIGA, víctima de acoso, más  o menos disimulado en ciertos medios e comunicación y en la calle.

VOX tiene un gran futuro pero también un gran reto. NO solamente deberá defender con ahínco la españolidad de Cataluña, y la lucha contra la inmigración ilegal, sino muchas otras  e tipo sanitario, orden público, fiscal, docente y temas delicados como la abolición del aborto , la mal denominada eutanasia, las uniones legales de carácter homosexual etc etc.

Mucha suerte, que es nuestra suerte.