El partido político Identitarios, aunque no se considera negacionista, si  es cuestionante desde Marzo del año pasado, cuando se confinó a toda la población en España. Hasta ahora la situación en España es un drama, que está convirtiendo la actual gestión sanitaria en un kaos a base de improvisaciones. Por ello, ante todo, este partido se solidariza con las víctimas y sus familias que son las verdaderas protagonistas y mártires de este desastre.

 

Por ello, este partido, con la ayuda de una plataforma ciudadana y de la sociedad civil que ha contribuido económicamente, ha redactado una querella con la asistencia de médicos, científicos, procuradores y abogados, respaldados por el partido donde su presidente Ignacio Vega ha firmado la querella y ha sido presentada en el tribunal superior de Justica de Galicia contra el gobierno de la xunta de Galicia. En dicha querella, además de pedir la anulación de la orden sanitaria en vigor, se han pedido conjuntamente la suspensión de medidas cautelares hasta la definitiva sentencia, cuestionando así la dudosa credibilidad de los datos, extraídos de los test PCR que justifican las medidas tomadas. Estas medidas son consideradas por nuestro partido como desproporcionadas.

 

Identitarios considera que lo que divulga el gobierno con la complicidad de la nula oposición es una farsa desproporcionada para poder tomar medidas cada vez más coercitivas y que apuntan hacia un sometimiento de la sociedad y la perdida de libertades y sobre todo, la modificación de nuestros modos de vida para siempre. El hartazgo de los ciudadanos en general y de los gallegos en particular, que están sufriendo las medidas más duras y restrictivas de España, y quebrando la hostelería y el tejido industrial de Galicia, tiene que llegar a su fin y poner fecha antes de que se convierta a España en una nación en venta y arruinada para las 5 siguientes generaciones.

 

Identitarios no descarta no solo seguir con estas acciones legales, sino también y si es necesario, querellarse contra otros gobiernos autonómicos que se están ensañando políticamente con la sociedad y la economía española.