Luís, aquel  gran bastardo que iba por la sede de la calle. Génova, del partido popular con unos sobres de regalo.

 

Con el pseudónimo de M. Rajoy y otros cargos del partido, recibieron cuantiosas cantidades de dinero.

 

El principal problema de la democracia es que ni está ni se le espera, al igual que los socialistas que se declaran. Anti Franquistas. 100 años de honradez y 50 de vacaciones.

 

A babor, el dinero iba destinados a barraganas de habitáculos de lenocinio, cocaína y mariscadas, a estribor el dinero fue destinado a lucro de M. Rajoy.

 

Algunos buenistas e incluso honrados dicen que hay que modificar la constitución del régimen del 78 cuando lo que hay que hacer es derrocarlo y combatirlo, es imposible encontrar acomodo en este ecosistema partidocrático.

 

El partido popular tuvo un tesoro palpable más que un tesorero, que traía dinero bajo un sobre pero quitaba el pan de debajo del brazo, es el bandolerismo a la inversa que diría el califa rojo de Julio Anguita.

 

La derecha ha saqueado, al igual que la izquierda y ambos merecen, la medalla del deshonor  ya que compiten a  ver quién consigue saquear y expoliar más a la clase media y trabajadora de España, de hecho aspiran a batir el récord y los dos púgiles optan por conseguir dicho título.

 

El partido popular, es un partido que no solo es corrupto como sus homólogos izquierdistas, es más ha secundado las mismas ideas y tesis que estos hasta son igual de ladrones y mentirosos.

El caso de Thomas Crown, película de 1.968 protagonizada por Steve Mcqueen el remake de esta, de Pierce Brosnan estrenada en 1.999, es una pecata minuta.

 

Púnica, gürtel, brugal, son solo algunas de las tramas de corrupción. El niño de primera comunión. Pablo Casado, no es más que un discípulo aventajado de Rajoy de Soraya, como viene diciendo el viejo dicho que radica la sabiduría popular.

 

Que todo cambie, para que todo siga igual.

 

La profesión va por dentro, de hecho en los comicios electorales del 14F veremos si no deceleran aún más y les adelantan por el carril derecho. Pese a que llevan en listas al candidato. Alejo vidal Quadras, político defenestrado por el partido popular de Aznar sacrificado por el majestic.

 

Vidal Quadras, pese a que un humilde servidor, está a las antípodas de sus planteamientos económicos, lo tildo de una persona hábil e inteligente, pero las siglas no le acompañan.

 

PP, psoe, la misma bazofia es.

Bárcenas, sólo pasaba por allí.

Casado, hace un mantra repetitivo de que ese pp es un mero recuerdo y no existe, pero Casado, el boy scout de Aznar ahora liderando un pp cool, renovado y listo para dar "batalla" no va a ser novedoso si no ambiguo ya que el compatriota de a pie puede olvidar pero no perdonar.

 

La televisión ha sacado a la palestra, el caso Bárcenas que permanecía en el olvido y no es casualidad ahora el revivirlo ya que el 14 de febrero, los templos de Baco, permanecen cerrados porque son un foco de contagios, pero las urnas abiertas que es la perfecta forma de suicidar a un pueblo, el votar.

 

Votar, en España. No es democrático, no mientras haya una ley d¨Hont que se trunque cualquier anhelo de presentar una candidatura de listas abiertas, abrir una alternativa en vertical, patriótica, social y cristiana.

 En aunar la nación con lo social ya que el ser patriota es construir un socialismo de estado con los valores de Cristo. El liberalismo y el 14 de febrero, lo veremos. Estamos asistiendo a la abstención y al riesgo de ser contagiado, en el que saldrá de las urnas o un marxismo  o un separatismo heterogéneo y compacto.

 

Recuerden aquellos que con mucha dignidad liberal, vayan a conducir a las masas aborregadas a votar que el elector está exonerado de la destrucción de España y que gracias a su artículo 2 de esta perniciosa constitución le está permitido.

 

Lo prohibido es exponer datos reales en que España ganó con un líder, con un 18 de julio y como no con una democracia orgánica que era garante ya que las clases medias y trabajadoras prosperaron.

 

Mediante el voto, de las elecciones del  14 de febrero, se pone en consideración que España es un concepto discutido y  discutible, que en España cabe la corrupción, el separatismo, el marxismo y el terrorismo de estado.

 

Aprovechando que el Ebro pasa por Zaragoza y el Pisuerga por Valladolid y las elecciones en Cataluña están a la vuelta de la esquina, la ocasión pinta en calva.

 

Nihil obstat. Luís Bárcenas, el cabrón, llamado así por sus camaradas cian vuelve a dar de qué hablar.

 

El pábulo es la comidilla en los principales medios que son aparatos de distorsión de la comunicación, salvo contadas excepciones ya que decir la verdad, a día de hoy es ser un auténtico revolucionario y un auténtico revulsivo a la moral, ética y conciencia nacional dormida.

Antonio Machado, decía que en España, 9 de cada 10. Son cabezas pensantes, el resto embiste pues lo mismo pasa con las urnas.

 

Lo chocante de la corrupción es que habrá gente que defienda a Barcenas. (PP) y a Chaves y Griñan (Psoe) 

 

La democracia= mentira, corrupción y degeneración que sale de las urnas  delegando responsabilidades a gente que ni se lee los prospectos de un medicamento, imagínense ustedes, si se leen los manifiestos de los partidos políticos o su decálogo.

 

Pero. M. Rajoy, no es el ex presidente del gobierno, verdad. Negarlo y no reconocerlo, es ser connivente y permisivo  con el mal.

 

Luís, sólo era un Ángel de Génova y un semi Dios que practicaba la lluvia dorada introduciendo sobres para sus más allegados, en los que estaba el nombre y apellido de Mariano Rajoy.