En el Pleno del pasado Jueves, el PSOE de Manzanares el Real ha hecho público un acuerdo de gobierno con el PP de dicho municipio y con Vecinos por Manzanares, estos últimos que en un pasado no muy lejano eran calificados como “caciques” por el propio grupo municipal del PSOE.

 

La Candidatura de Unidad Vecinal de Manzanares el Real (CUV) integrada por Podemos, IU, Equo e Independientes ha denunciado que el PSOE de Manzanares con alevosía y agosticidad, ha llegado a un acuerdo con la derecha del municipio que les costara a las arcas de Manzanares el Real, 72.000 euros anuales en concepto de sueldos.

 

El acuerdo consiste en otorgar responsabilidades de manera parcial a los dos concejales del PP y a los dos de Vecinos por Manzanares, a cambio de gratificarles con 18.000 euros brutos al año, es decir 1.500 euros al mes —si hacemos el cálculo suponiendo 12 pagas anuales— por 19 horas a la semana. De tal modo que en el municipio de Manzanares el Real habrá ocho concejales/as a sueldo —cuatro que ya había, más los cuatro nuevos cargos públicos— y a ello hay que añadir una asesora que figuraba en la lista del PSOE y que no fue elegida por las urnas. Sin duda nos encontramos con uno de los municipios de su entorno, que por su tamaño, más recursos públicos destina para pagar a sus cargos públicos.

 

La fórmula recogida en dicho acuerdo bordea los límites establecidos en la Ley de Bases de Régimen Local, que deja claro, que solo podrán prestar sus servicios en dedicación exclusiva tres cargos públicos en razón del tamaño del municipio. Para no vulnerar la norma se utiliza el artificio legal de la dedicación parcial, lo que deja muy a las claras el compromiso de los firmantes con la austeridad tanta veces cacareada.

 

Desde la CUV, según ha señalado su portavoz, Fernando Roman, «queremos denunciar que nos parece un dispendio de dinero publico destinar parte de nuestros recursos a acuerdos políticos cuya única vocación es mantenerse en el sillón. El dinero público debe destinarse a solventar los problemas de los vecinos y vecinas entre ellos la falta de empleo a través de planes específicos de empleo de los que carece este Ayuntamiento».

 

Por otro lado, Fernando recuerda que «la CUV ha buscado acuerdos puntuales de gobierno con el PSOE cuyo objeto eran destinar los recursos públicos al servicio de los vecinos y las vecinas. Prácticamente todos ellos han sido incumplidos. Una vez más acudimos al juego de tronos particular del Alcalde Oscar Cerezal, más preocupado de mantenerse en el cargo sine die que en implementar un programa político progresista que solvente los problemas de los vecinos y vecinas señala el portavoz de la CUV».

 

Sin duda nos encontramos con una versión más depurada de la Gran Coalición, que haría las delicias de muchos de sus grandes defensores. En este caso no sólo tenemos a los representantes del bipartidismo, sino también se incluye a Vecinos por Manzanares, más a la derecha del PP. Se ha perdido una oportunidad histórica de consolidar una mayoría progresista en el municipio para el beneficio de sus vecinas y vecinos.