Juan Carlos Segura Just es Doctor en Derecho por la Universidad Central de Barcelona, profesor del ISDE, oficial reservista de las Fuerzas Armadas. Ayer martes tomó posesión de su escaño en el Congreso de los Diputados en sustitución de Ignacio Garriga. Reflexiona brevemente para El Correo de España sobre el mencionado acontecimiento.

¿Qué supone para usted ser diputado por Vox en el Congreso?

Sin duda ser diputado en el Congreso de un partido como Vox, comprometido con la justicia social, los valores del humanismo cristiano y la defensa de la nación española, es un honor y especialmente como abogado, porque en el Congreso de los Diputados se elaboran las leyes que luego se aplican en todo el territorio nacional.

De esta manera usted sigue la tradición familiar, pues su padre y su tatarabuelo lo fueron.

Mi padre José Segura Sanfeliu que era presidente de Alianza Popular de Cataluña -que poco tiene que ver con el actual Partido Popular- fue diputado nacional en la segunda legislatura, y el otro diputado al que usted hace referencia fue mi tatarabuelo que siendo militar carlista, al acabar la guerra quiso seguir defendiendo sus ideas pero sin las armas, metiéndose en política, consiguiendo el acta en unas elecciones.

Usted tiene una alta cualificación profesional y experiencia en varios sectores, además de ser historiador y escritor...

Como abogado he procurado prepararme académicamente después de acabar la carrera de derecho, para que mis clientes tuvieran la mejor defensa posible. Lo de la historia es una de las pasiones de mi vida. He escrito tres libros con un cuarto en imprenta, en los que he conseguido descubrir temas totalmente inéditos, y eso para la historiografía es extremadamente difícil.

Destaca usted que los 52 diputados de Vox, todos ellos tienen un gran currículum académico y profesional...

A diferencia de lo que ocurre en otros partidos, donde lo que prima es el amiguismo y el enchufismo para acceder a cargos institucionales, o para formar parte de la lista de una candidatura electoral, en Vox solo es determinante la capacitación académica y profesional. Desde el grupo de Vox en el Congreso de los Diputados, ya se me ha indicado que como el resto de los 52 diputados, seremos evaluados durante toda la legislatura, y si no damos la talla de lo que se espera de nosotros, para casa.

A diferencia de otros partidos que no pueden decir lo mismo, especialmente en la izquierda...

Es lamentable ver a políticos -especialmente en la izquierda como indica usted- que ocupan escaños nacionales, regionales, consejerías y cargos importantes de gran responsabilidad, que en la empresa privada difícilmente podrían ser auxiliares administrativos. Esta es una de las lacras de la política española, y así va el país.

¿Qué espera usted aportar como diputado?

Pienso aportar mi experiencia profesional y mis conocimientos como abogado, porque si los congresistas son en definitiva legisladores, ¿qué mejor diputado que un jurista cuyo instrumento de trabajo es la ley?

¿Qué es lo que más le ilusiona de esta nueva andadura?

Lo que más me ilusiona es el hecho de que un partido político formado por hombres y mujeres que aman a su patria, y que pretenden regenerar la política española liberándola de los males seculares como la división territorial, le desigualdad entre españoles que han generado las autonomías, la pobreza generalizada, la corrupción, las leyes contrarias al derecho natural, se ha convertido con sus 52 diputados en la tercera fuerza política en el Congreso de los Diputados. Para mi es un honor junto con mis compañeros diputados, afiliados y simpatizantes, formar parte de este proyecto regenerador que se llama Vox, que en definitiva es la "voz" de aquellos que hasta ahora han estado silenciados, o que cuando han depositados su voto en los viejos partidos de la derecha y de la izquierda, se les ha engañado una y otra vez.

Según Libertad Digital actualmente Vox superaría al PP por primera vez en unas generales...¿Cómo lo valora?

Vox está predestinado a superar al Partido Popular, por la sencilla razón de que los valores tradicionales propios de la derecha, han sido abandonados hace ya muchos años por el PP -si es que algún día los tuvo-. La gente no es tonta y percibe estas traiciones y luego cuando van a votar no perdonan. Esta es la grandeza de la democracia.

¿Es imparable el ascenso de Vox?

Yo creo que el ascenso de Vox es imparable porque los españoles perciben en nosotros autenticidad, autenticidad de obra y autenticidad de pensamiento. Yo siempre digo a las personas que me preguntan sobre lo que haremos cuando lleguemos al poder, que es probable que nos equivoquemos en algo porque somos humanos, pero lo que no haremos nunca es engañar a la gente como han hecho los otros partidos. Lo que pone en nuestro programa de 100 puntos lo haremos, porque lo que decimos lo hacemos. Nosotros no somos políticos, somos patriotas.