Solo puedo deciros que siento un profundo amor por Cataluña y sus gentes,su cultura, su seny, su gastronomía y paisajes.
No concibo de ninguna manera una España sin vosotros, es imposible.
Ni sin políticos mediocres, sin titiriteros y vividores, sin envidias ni revanchismo.
Somos lo que somos y hemos construido desde tiempo inmemorial juntos una Patria inconmensurable con sus miserias y grandezas; si esas hienas pretenden un Kosovo van a recibir a cambio un Sarajevo.
Gracias por todo, por luchar, por pensar y seguir siendo disidentes en un mundo de borregos, por ser los herederos del verdadero espíritu Almogaver, por aportar tanto y tan bueno, por vuestra constancia, por vuestra férrea disciplina, por saber a pies juntillas que no os hace falta nadie para defender la Españolidad de Cataluña y hacer gala de vuestro compromiso, y por el trato, la hermandad, la camaradería.Sois soldados no ciudadanos; es un honor estar en vuestra trinchera y escuchar el tambor del Bruc y saber que vale quien sirve y que por España os atrevéis.
Sois auténticos guerreros de una idea en una vida de trinchera en la que batalláis a diario, contra todo lo establecido, contra un entramado social perfectamente organizado, frente a un sistema educativo perverso y manipulador, frente a una policía servil y cipaya a unas ideas ilegítimas e ilegales y doblegadas al poder político.
Ante una televisión y unos medios de comunicación podridos que escriben al dictado de quienes les dirigen desde la sombra, frente a una juventud enferma en su mayoría y manipulada con sucias mentiras y tresgiversaciones históricas creando un caldo de cultivo de odio excerbado contra España.
Pero pese a ser señalados con el dedo, pese a jugaros vuestro puesto de trabajo en muchas ocasiones, vuestro prestigio personal y laboral, a tener problemas familiares, a soportar estoicamente falsas acusaciones, a que amigos de la infancia os dejen de hablar por defender esta gran empresa que es la unidad de España, seguís sin cejar en el empeño, saliendo a las calles y plazas y luciendo con orgullo la sagrada bandera ROJIGUALDA, militando activamente, demostrando que no nos engañan que Cataluña es España, haciendo que los CDR tengan más miedo que vergüenza, plantando cara al secesionisno, limpiando las calles de esteladas, lazos amarillos y demás basura.
Sois un ejemplo y un orgullo.
Recordaros que los primeros en alistarse a la Centenaria Legión Española fueron, como vosotros, Catalanes.
Recordar a esta piara traidora separatista, que la incomensurable obra modernista de Domènech i Montaner, la excelente literatura y narrativa de Mercè Rodoreda, la genial y onírica pintura surrealista de Salvador Dalí, la imagen románica de la Mare de deu de Montserrat y todo el simbolismo cultural y religioso que conlleva, el castillo de Tossa del Mar y la Cala de Aiguablava de Begur, el salchichón de Vic y la butifarra de Sagás y otras múltiples y excepcionales excelencias gastronómicas son tan mías como suyas, y llevan formando parte de la cultura, paisaje e idiosincrasia de España desde siempre, ya que la República Catalana, solo ha sido, es y será un sueño para imbéciles, un sueño pasajero y manipulador, que pretende tapar y esconder las verdaderas grietas y miserias que afectan la estabilidad y la verdadera realidad y decadencia que perturba al ciudadano a día de hoy convirtiéndose en una cortina de humo.

Me despido hermanos con un
VISCA CATALUNYA ESPANYOLA ARA I SEMPRE!!
La imagen puede contener: planta, árbol y exterior