Como un trapero del relato reciente y de la historia, traigo algunos datos de los acontecimientos en Afganistan.

Los Taliban, estudiantes de escuela coránica, (en pastun ṭālibān), es un movimiento teocrático armado que gobernó el Emirato Islámico de Afganistan entre 1996 a 2001 (1). Tras vencer a los gobiernos occidentales y afganos declarando la yihad entre los años 2001 y 2021, han vuelto.

Se suele hablar de los Taliban pero se ha dedicado menos espacio a Haqqani. La jefatura tradicional de los Taliban afganos y la mafia Haqqani están separados por la geografía y la identidad.

El Seminario/Madrasa Darul Uloom Haqqania, uno de los más grandes y antiguos de Pakistán, es el origen del nombre Haqqani que ha sido adoptado por sus ex-alumnos, muchos combatientes talibanes.

Los líderes Taliban como el difunto Mullah Omar, su hijo Mullah Yaqoob y el actual viceprimer ministro afgano Mullah Baradar provienen de la gran región de Kandahar en el S. de Afganistán.

El clan pastun Zadran de los Haqqani se encuentra en el NE. más montañoso. Su bastión de Loya Paktia comprende las provincias afganas de Khost, Paktia,  Paktika, y partes de  Logar y de las Pakistanis de Kurram y Waziristan.

Los Haqqani han controlado durante décadas la abrupta región montañosa frontera entre Afghanistán y Pakistán. Haqqani y las tribus Zadran del E. se han resistido históricamente a la autoridad externa, operando de manera autónoma a pesar de los períodos de estrecha cooperación con las facciones Taliban del S.

Mafia principalmente pastún, Haqqani recurrió a relaciones étnicas y de parentesco, incorporando a militantes y tribus locales. Tiene una amplia influencia sobre todo entre: talibanes Pakistanís, combatientes Uzbekos, grupos Punjabis y militantes de Cachemira. También tiene fuertes lazos con los lideres tribales de Waziristan. Esto permite a Haqqani intercambiar adiestramiento y apoyo logístico para acceder al terreno en las áreas sur, este y norte, donde la mafia no operaba históricamente.

En 1976 Jalaluddin Haqqani, muerto de Parkinson en 2018, se integraba en Hizb-i-Islami (Partido Islámico), milicia afgana fundada en 1975 por Gulbuddin Hekmatyar. Esta milicia provenía de una organización de un grupo de estudiantes y profesores islamistas y anticomunistas pastunes, la Organización de Jóvenes Musulmanes. En la guerra santa, yihad, contra los soviéticos en Afganistán aparecieron en 1979 una serie de guerrillas de muyahidínes que, con apoyo exterior, actuaron coordinadas. J. Haqqani fue uno de los principales comandantes mujaidines pastunes contra los soviéticos. Al igual que Bin Laden, J Haqqani mantuvo relaciones entonces con la CIA.

En 1989, tras la salida soviética, Afganistán entró en guerra civil. A diferencia de Massud y la Alianza del Norte, Jalaluddin fué de los pocos señores de la guerra importantes, que hizo las paces con los Taliban, pero manteniendo mando, control, líneas de operaciones distintos y su centro de poder en Loya Paktia. Jalaluddin sirvió como ministro del gobierno Taliban en los 90.

A finales de 1994, tras una serie de acciones victoriosas, Pakistán “daba su apoyo al emergente movimiento Talibán” del Mullah Omar. La red terrorista Haqqani es una mafia integrada “autónomamente” en el complejo Taliban, manteniendo.

Desde su santuario en las Áreas Tribales de Administración Federal (FATA) de Pakistán, Jalaluddin reorganizó sus fuerzas, y a finales de 2002 los grupos Haqqani operaban en Paktia y Khost.

En 2003, los Taliban formaron nuevos Consejos regionales de Jefes/notables o "shuras". La casi autónoma "Miram Shah shura/consejo“, con sede en Waziristán del Norte, estaba compuesta exclusivamente por Haqqani.

En 2005, Sirajuddin Haqqani, "Siraj" tomaba el control operativo Haqqani de su padre y encabezaba la insurgencia en Loya Paktia y extendía el terror a la capital afgana.

De 2006 a 2008, Haqqani restablecía sus históricas relaciones con antiguos comandantes mujaidines de los 80 y conseguía expandirse en las  provincias de Logar y Wardak, que rodean los accesos sur a Kabul; Siraj Haqqani entraba en el Consejo de Jefes Talibán y posteriormente era nombrado jefe de la Shura Miram Shah. Siraj era más agresivo y joven que los ancianos tribales de Zadran.

Siraj publicaba un manifiesto violento abogando por la jihad global fuera de Afganistán, contra la visión de la jihad local afgana de su padre. Instaba a los musulmanes a viajar a Occidente con visas de estudiante y atacar objetivos fáciles, emulando a Al Qaeda y promoviendo atentados suicidas y decapitaciones.

Haqqani fue la primera de las facciones Taliban en emplear suicidas, como el atentado suicida de 2008 contra la embajada de India en Kabul, donde más de 50 personas fueron asesinadas, y el de 2009 contra un puesto de la CIA en Khost.

En 2010, EEUU. que confirmaba que Siraj "operaba de forma independiente, elegía sus propios objetivos y apenas coordinaba con la dirección superior Taliban”, comenzaba a atacar intensamente a Haqqani en Loya Paktia y con drones en Waziristán del Norte. Pero la inteligencia paquistaní avisaba a Siraj, que entonces se escondía en las montañas de Miram Shah, limitando la capacidad de EEUU para atacar a Haqqani en Pakistan. EEUU presionaba pública y privadamente a Islamabad para cortar todos los lazos con la mafia Haqqani.

En 2011 Haqqani ya no era la misma red que pocos años antes, su máquina de propaganda, su influencia en Afghanistán y Pakistán, su reputación entre la comunidad jihadista y su poder comparado con el de Quetta Shura Taliban aumentaron.

En junio, en un asalto suicida al Hotel Inter-Continental en Kabul, 9 terroristas talibanes mataban a 12 personas. Las fuerzas especiales acababan con los 9 tras un asedio de cinco horas.

En vísperas del 10º aniversario del 11S, en  Wardak, un camión suicida con 700 kilos de explosivos, hería a 77 militares americanos y mataba a 5 civiles afganos. Haqqani se trasladaba a Kabul.

En Septiembre, mas tarde, Haqqani lanzaba un asalto durante 20 horas a la Embajada Americana en Kabul y al Cuartel General de ISAF, con 7 personas muertas y 19 heridas. 9 terroristas resultaban muertos.

En Octubre, Haqqani, mediante coche bomba suicida, mataba a 13 americanos en un autobús blindado (Rhino).

El Jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, almirante Mike Mullen, describía a Haqqani como un autentico brazo de la inteligencia paquistaní.

En 2012, Siraj Haqqani asumía oficialmente el control de Haqqani.

En 2015 ante el Mullah Mansour, sucesor del Mullah Omar, Siraj era nombrado Emir adjunto de los Taliban, con autoridad final para el nombramiento de los gobernadores clandestinos de los Taliban.

En 2015 Pakistánhabría hecho como que” prohibía Haqqani. Pero Haqqani únicamente se había trasladado de las áreas tribales FATA de Pakistán, donde eran atacados por drones estadounidenses, a los suburbios de Pakistán, donde recibían protección y atención médica.

En 2016, tras la muerte, por ataque de drone, del Mullah Mansour, Haibatullah Akhundzada, erudito religioso, era nombrado nuevo emir de los Taliban. Akhundzada dividía el control operativo de las fuerzas talibanes entre sus adjuntos Haqqani y Yaqoob. La menor experiencia en combate de Akhundzada daba a Sirajuddin/Siraj una autonomía casi total en la estrategia y operaciones militares.

En 2016, la preeminencia de Siraj entre la jefatura Talibán era evidente con una 'Haqqanización' de los Talibanes.

En mayo de 2017, en el mayor atentado desde 2001, un camión bomba causaba al menos 90 muertos y 463 heridos, no revindicado por los Taliban, su autoría era atribuida a Haqqani. En diciembre, 41 personas morían y 84 heridos en un ataque a un centro chiita del ISIS-K (Estado Islámico de Jorasán/Khorasan escindido del EI/ISIS en 2015).

A principios de 2018 un terrorista suicida estallaba junto a policías en una manifestación resultando 11 personas muertas, de ellas 5 policías. A finales de enero un nuevo asalto suicida al Hotel Inter-Continental duraba 12 horas, hasta que las fuerzas de seguridad afganas abatían a los 4 atacantes. Resultaban al menos 18 muertos, de ellos 14 extranjeros y 126 personas rescatadas, incluyendo 41 extranjeros.

 

 

(1), El grupo terrorista Taliban cometió masacres contra civiles afganos antes y durante su gobierno.

  • En relación con las mujeres: prohibieron a las mujeres trabajar fuera del hogar con excepción de atención médica; exigieron que, fuera del hogar, estuvieran acompañadas por un pariente masculino y usaran burqa; fueron públicamente flageladas, lapidadas, decapitadas o asesinadas por otros métodos por quebrantar supuestamente normas injustas y sin garantía de defensa; impidieron que las niñas y las jóvenes asistieran a la escuela para evitar las relaciones sexuales prematrimoniales o adúlteras pero alentaron el matrimonio con niñas menores.
  • Recientemente en votación en el parlamento catalán los partidos secesionistas y socialista NO han condenado, la practica de esos matrimonios en esa región de España.
  • Discriminaron duramente a las minorías étnicas y religiosas.
  • Negaron el suministro de alimentos de la ONU a civiles hambrientos; aplicaron una política de tierra quemada en áreas fértiles y destruyeron decenas de miles de hogares.
  • En España la banda terrorista ETA, que asesinó a civiles mujeres y niños provocando un éxodo de las provincias vascongadas hacia el resto de España, tiene representantes en la Cortes y son aliados del Gobierno.
  • Prohibieron actividades consideradas prohibidas (“haram”) incluyendo medios de comunicación, pinturas, fotografías, películas con personas y seres vivos (shirk), música con instrumentos, a excepción de la pandereta (daf).
  • Destruyeron numerosos monumentos budistas incluido los famosos Budas de Bamiyán. Profanaron recientemente la tumba del comandante Masud. De la Liga Norte.
  • En España, después de desenterrar y trasladar por decreto la tumba del General Franco, partidos del Gobierno buscan volar la Cruz del Valle de los Caídos.