Probablemente, uno de los principales narcos del planeta, el satánico señor Soriasis, vulgo George Soros. Felón desde su  niñez, a su maestro Popper con el paso del tiempo, su abundante y corrompidísimo capital se inició a los 14 años cuando vendió a sus compatriotas judíos a los nazis en la Hungría ocupada. Junto a su padre, iban recibiendo parte de lo confiscado a sus víctimas. Talludito ya, quebró el Banco de Inglaterra. Financia el totalitarismo de género, la mafia rosa, la legalización de la marihuana, la inmigración masiva e irregular o  el terrorismo Antifa, entre otras maldades. Ahora sale a financiar masivamente la supuesta filtración de los Pandora Papers, falsísimo y censor periodismo censor nula investigación.

Soros, cuando te quites la viga, quitas a otros sus pajas

Los Papeles de Pandora, ¿denunciar múltiples y plurales corrupciones financiarieras? Juas. George Soros, ejemplo a vuela teclado, estuvo tres años sin pagar el impuesto de la renta en Estados Unidos. El clásico ejemplo del hiperventilado moralista de izquierdas que quiere que a todos nos expolie el fisco, menos a él: ya saben, como en tantos asuntos, la paja y la viga del Evangelio, en este caso lucano(6,41). De hecho, la matriz de su fondo buitre Quantum ha estado siempre ubicada en los paraísos fiscales de las Islas Caimán y en las Antillas Holandesas.

Lo mejor que se puede decir de los Papeles de Pandora: interesantes informaciones, pero extremadamente sesgadas. Hemiplejia moral, consuedutinario vicio, tanto de "derechas" como de "izquierdas": exculpo a los míos; masacro, incluso por minucias, a los otros.  Más que probable operación del comunistoide Grupo de Puebla y de la Internacional Progresista para denigrar a sus adversarios y vigorizar sus propias opciones de omnímodo poder. 

En ese sentido, vuelta de tuerca, el profesor asociado de la Universidad de Helsinki, Johan Backman afirma que lo publicado el pasado 3 de octubre por el sorosiano Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), "forma parte de una campaña internacional de provocación, una operación especial informativa de nuevo tipo, donde se trata de un gran volumen de datos, cuyo contenido nadie puede verificar".

En España, ídem de lienzo

En España, "explosivas" informaciones divulgadas por El Pis y La Sextapo, no podía ser de  otra manera. Y, desde luego, entre los tres nombres españoles (de unos 600), tenía que aparecer, cómo no, Miguel Bosé, El Gran Negacionista (además de Julio Iglesias y Pep Guardiola). Eso sí, de los amiguetes del poder en España, nada de nada. En fin.