Declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid durante un almuerzo con la Junta de Gobierno de la Cámara de Comercio de EEUU en España.

Nosotros consideramos que el Estado debe actuar para garantizar los derechos constitucionales de todos los españoles y con todas las herramientas que tenga a su disposición. 
 
Los presidentes autonómicos no nos podemos convertir en pequeños mini presidentes de pequeños mini estados y todo lo que afecta en todos los rincones del país es obligación que nosotros lo denunciemos y también demos un paso adelante.
 
Todas y cada una de las regiones españolas debemos cumplir la Constitución y muy especialmente las resoluciones, como estamos viendo en estos días que también se ponen en tela de juicio las del Tribunal Supremo en materia de educación lingüística, en un momento en el que, además, pretenden igualar falsamente a los alumnos a la baja, romper con el estímulo y con el incentivo y acabar con la palanca que tienen todas las familias y especialmente las más vulnerables para que sus hijos salgan adelante en base a su esfuerzo y a su sacrificio.
 
Les están robando la prosperidad y la oportunidad de salir adelante por sí mismos. Esto es algo que está sucediendo, del mismo modo que tratan a los ciudadanos de primera o de segunda, como está ocurriendo en Cataluña, por la utilización del idioma. Por cierto, en un momento en el que el español ya lo hablan más de 600 millones de almas por todo el planeta, les están robando el futuro la prosperidad y siguen dividiéndolos.