La sentencia que condena con 4 años de prisión a Miguel Bernad incurre en un error manifiesto de bulto, puesto que de una parte se acusa a Miguel Bernad de extorsión a Unicaja, cuando el Consejo de Administración por activa y por pasiva manifestó no solo ya en un comunicado de prensa, sino también en los testimonios del juicio oral, no haber recibido extorsión alguna ni pago de ningún tipo. Agradecemos a Miguel Bernad que atienda a El Correo de España en exclusiva para valorar brevemente los hechos.

Es algo increíble que le condenen por extorsionar a Unicaja, cuando la propia entidad lo niega.

En el sumario se aportaron 12 notas de prensa tanto de El País, El Mundo, La Vanguardia, Europa Press, EFE etc. en la que declararon perfectamente los directivos de Unicaja que jamás les había extorsionado ni les había pedido un duro. Luego en el juicio oral el testimonio del Secretario General de Unicaja, el Sr. Fernández Noriega, volvió a ratificar que ni Miguel Bernad ni Manos Limpias jamás les habían pedido dinero ni extorsionado.

Además la juez reconoce que no he percibido un duro y no hay ninguna responsabilidad civil, es algo inaudito.

Así es. Me ahorro expresar el calificativo que tengo dentro de mí, prefiero callarme y decir que es una imprudencia tremenda a la hora de valorar la prueba.

Y luego la condena de un año en el tema de Wolkswagen es otra barbaridad porque ni han escuchado el juicio oral ni han leído la documental donde se prueba que jamás Luis Pineda había intervenido en el tema de Wolkswagen, es igualmente increíble. Nuestros abogados han pedido la aclaración y un recurso de apelación, que esperemos prospere. Si no hay presiones que conduzcan a una prevaricación tengo que salir totalmente absuelto.

¿Cree que obedece todo a una persecución política?

Absolutamente había que condenar de alguna forma a Manos Limpias y a mi persona. Había que urgar en algo. No han podido hurgar en tema de organización criminal, tampoco en el tema de chantaje a la infanta porque entonces quedaría demostrado que el que hizo el ofrecimiento fue Miguel Roca. Tampoco han podido tocar nada del Banco de Sabadell, Banco de Santander, Unicaja etc. Han recurrido a una chapuza, a inventarse algo sin ningún fundamento para desprestigiar a Manos Limpias, que no podía salir absuelto porque quedaría demostrada la gran canallada que se me hizo con la entrada en prisión y la pena de telediario...

Y la persecución es obviamente por ser de derechas y tener ideales patrióticos.

Totalmente. A mí no me perdonan que tenga principios de derechas, como reconozco y no me avergüenzo. Fue un orgullo que me nombrasen miembro de la Fundación Francisco Franco. No me avergüenzo de nada. La persecución al franquismo es canallesca y racista, un gran delito de odio. Eso si que es delito como la porquería asquerosa de la ley de memoria histórica. Es algo inaudito lo que está sucediendo en España. Decir que hay democracia plena es un paripé, que no se cree nadie.

¿Está dispuesto a ir a la cárcel?

Estoy totalmente convencido de mi inocencia y no me importa en absoluto ir a la cárcel porque me van a hacer más víctima de este vergonzoso y falso Estado de derecho, que es un Estado de desecho. Entraría con la cabeza bien alta en la cárcel, con la conciencia bien tranquila.