España se ha convertido en el país de la Unión Europea, en el que la salud oral está más olvidada por la administración pública. Los españoles son los que más pagan por acudir al dentista. Pagan de media un 96% del coste total de la consulta.

 

Por ello, el presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas, Oscar Castro Reina, reclama la importancia de integrar la salud bucondental y cuidados básicos, en la Cortera de Servicios. Por otro lado Patrick Hescot, presidente de la Federación Denatal Internacional, asegura que es un servicio que pone en juego la calidad de vida de las persona, su autoestima y bienestar. La falta de una cobertura básica oral favorece a una muerte prematura.

 

Según las estadísticas, un 57% entre los 65 y 75 años necesitan prótesis dental. Pero el difícil acceso a ese tipo de servicios que deberían ser considerados básicos, hacen de la prótesis o los implantes un tratamiento de lujo, ya que no hay ningún tipo de ayuda para costear el gasto que supone.

 

Por este motivo, España además de ser el país de la Unión Europea, donde más se paga por ir al dentista, es el país donde sus habitantes, menos acuden a dicho especialista.