En la España gobernada por los social-comunistas con el apoyo de los golpistas catalanes y demás enemigos de España; hay una “corriente de opinión” totalmente imbuidas de la agenda globalista, la verdad oficial, que nadie debe osar cuestionar. En los últimos días han sucedidos unos hechos que hay que analizar desde el punto de vista de la manipulación informativa:

  1. Hace unos días hubo una agresión a un enfermero en el metro por parte de un usuario del metro, extranjero, colombiano concretamente. Que tenía antecedentes por robo, hurtos y delitos contra el patrimonio y estaba reclamado por un juzgado de Mallorca. Siendo la actitud loable, la del personal sanitario, que exigió el uso de mascarilla en lugar cerrado y sin la mínima distancia de seguridad necesaria; a la cual respondió con una agresión absolutamente reprochable. Sin embargo, estos hechos no fueron expuestos para que los españoles se hicieran preguntas como:

1.a. ¿Funciona nuestro sistema judicial?. Una persona es reclamada por un juzgado en Mallorca y anda libremente por Madrid. ¿Cuánto tiempo estuvo reclamado por el juzgado mallorquín hasta que fue detenido por agresión, no por lo que se reclamaba en Mallorca?. Si hay este caso, los españoles nos podemos preguntar qué puede haber muchos más. El artículo 104 de la Constitución habla de que las FFSS deben garantizar la seguridad ciudadana. En este caso, que en ningún momento se ha investigado el fallo de ¿Porqué no se detuvo antes a este prófugo de la justicia?. Habiéndose evitado la agresión. Para que pagamos impuestos…

1.b. Otra reflexión, que tendrían que haber promovido los medios de comunicación es: ¿Se castiga en su justa medida al delincuente?. ¿Se resarce económicamente en daño causado?. En España, se tiene por norma echarle la culpa a la sociedad, al sistema, etc. En vez de castigar como se merece unos hechos punibles. Aunque las sentencia sean de muchos años, al cabo de no tanto tiempo salen en libertad. Hay muchos ejemplos, pero los más vomitivos son los presos de la ETA, pasando por “forzar la ley” para los indultos de los golpistas catalanes. Claro que si tienes a partido políticos y organizaciones afines, ayuda. Otra reflexión es las condiciones de estancias en la cárcel, por ejemplo piscina y el subsidio al salir de prisión. Hay muchos españoles que no tienen piscina en su urbanización y sí, su negocio ha cesado por la Pandemia, no hay muchas ayudas.

1.c. Otro tema es la expulsión de este ciudadano extranjero, al tener semejante historial, con pérdida de nacionalidad, si la tuviera.

En vez de reflexionar sobre estos puntos de vista, se insistía en que el agredido era personal sanitario (debería tener igual gravedad si la agresión fuese a cualquier otra persona, con independencia de su profesión), la obligatoriedad del uso de la mascarilla.

  1. La madrugada del primer domingo de agosto del presente año, en Ciudad Real. Un español, anciano, de 78 años disparo tres veces sobre un ciudadano extranjero con antecedentes policiales que se encontraba dentro del chalet de su propiedad, supuestamente para robar. Este anciano ya había sufrido robos anteriormente, al igual que vecinos de la zona. Una zona alejada unas viviendas de otras. Comparto las manifestaciones del abogado de la defensa (“es inocente porque ha hecho lo que haríamos todos ante una situación de miedo insuperable, como la que vivo”). No valiendo de nada, puesto que la jueza dictó orden de ingreso en prisión. Una vez más los medios nacionales suelen omitir la nacionalidad del asaltante y los antecedentes policiales, si es extranjero. A parte de una vez más preguntarnos por el defectuoso sistema judicial español. Naturalmente, tampoco hay ninguna corriente mayoritaria en los medios de comunicación para solicitar la libertad de este señor, que solo hizo uso de su legítimo derecho de defensa de su persona y de sus bienes. Desde el gobierno y sus altavoces mediáticos no parece que levante simpatía la justa defensa de este español.
  2. Otro hecho que ha pasado de soslayo por los medios de comunicación es la fiesta del 60 cumpleaños del expresidente Obama. Según distintas informaciones a esa fiesta fueron invitados 475 invitados en una isla en el estado de Massachusetts. Aquí se reunió las élites políticas americanas demócratas, empresarial, actores, comunicadores, etc. Pero todos con una fe ciega en la Agenda Globalista. Desde medios afines se intenta minimizar el número de asistentes y la fiesta en sí. Pero la realidad es que, a la gente corriente se nos exige, o al menos se nos recomienda, machaconamente, una serie de normas que las élites globalista se la pasan por el arco del triunfo:

3.a.- Es una fiesta exclusiva, nada de inclusiva como predican.

3.b.- A tenor de las imágenes no hay distancia de seguridad y mascarilla, en sitios cerrados.

3.c.- No hay información sobre exigencia de certificado vacunación, ni PCR negativo de 48 horas antes, como se nos exige ya en muchos lugares del mundo. Las normas rigen de una forma para el populacho que para las élites o “arrimados” globalista.

3.d.- La recomendación de no utilizar el avión, por la contaminación en CO2 y aconsejar el uso del Tren, solo es aplicable a la plebe. El discurso del calentamiento del planeta, ese día hubo una excepción.

3.c.- Parece que hubo de comida, entre la abundancia, chuletón. Podría ser carne roja, con los supuestos 15.000 litros de agua para producir un kg de carne de vacuno, figúrense para un planeta verde y sostenible. Me da a mí que los chuletones veganos de Bill Gates no habría muchos.

3.d.- Sería una fiesta con perspectiva de género y respetuosa con los colectivos LGBTBQ. Si aquí en España, firmes seguidores de estas políticas, que hasta el Gobierno quiere implementar las “Matemáticas con componente emocional y perspectiva de género”, allí no van a ser menos.

3.e.- Todos estos que más bien parecen socialistas con los bienes ajenos, no así con los suyos, como justifican el dispendio esté. Que incluso se consumió cannabis, al ser legal en este Estado.

Toda estás reflexiones se ocultaron o como mucho se minimizaron en la prensa mundial y también la española. Para que luego nos creamos las normas de obligado cumplimiento que nos están imponiendo al común de la población mundial y española en particular.

Por ello, haber si alguna vez tenemos un medio de comunicación, que llegue a toda la Nación, con un mensaje contrapuesto a este imperante. Un patriotismo constitucionalista español. Porque no vale con que haya un nuevo partido y presidente en España, en las próximas elecciones, sí nos gobiernas estas políticas Globalistas.