A pesar de que el Real Madrid salió al césped del Bernabéu dosificando sus fuerzas por el rival que tenía ante sí, el modesto Leganés, acabó llevándose los tres puntos gracias a un Gareth Bale que se tomó muy en serio el encuentro, por encima del resto de los blancos, que parece que siguen conmocionados por el empate ante el Legia en Champions. Y es que, a falta de Cristiano, que no estuvo fino en el terreno de juego, el galés tomó las riendas del equipo para colocarlo de nuevo en lo más alto de la tabla. Bale marcó en el 37’ y en el 45’ y Morata, que salió titular por la lesión de Benzema, lo hizo ya en la segunda mitad, en el 75’. A destacar los aplausos a Modric, que salió en el 61’ después de su lesión.

 

El conjunto blanco se llevó finalmente el partido, a pesar de que estuvo muy disputado. Porque el Leganés, además de cumplir un sueño de jugar en el Bernabéu, quiso luchar la victoria dejando muy buenas sensaciones, aunque sigue con su mala racha de derrotas, cuatro consecutivas. Si bien es verdad que los chicos de Asier Garitano ya han jugado contra Atlético, Barcelona, Sevilla y Madrid y pueden presumir de tener 10 puntos en la tabla. Lo más difícil ya ha pasado.

 

Fuera del encuentro hay que mencionar que el Real Madrid ampliará mañana el contrato de Cristiano Ronaldo hasta 2021 o, lo que es lo mismo, hasta que el astro portugués cumpla 36 años. El jugador luso, que actualmente cuenta con 31 años, es el mejor pagado de la plantilla blanca, pero aun así ha negociado una nueva mejora de su sueldo. El Madrid ya ha renovado en las últimas semanas a Bale hasta 2022, a Modric hasta 2020, a Lucas Vázquez hasta 2021 y a Toni Kroos hasta 2022.