Este Félix Bolaños tiene la misma cara de sobrado que tienen la mayoría de los socios de los grandes despachos de abogados en España que sirven al Gran Capital, de los mismos que habitualmente se mueven por los artículos de las leyes como “la madame” que en el lupanar aromático da lecciones de moralidad a sus benefactores e inversores.

Porque Bolaños viene de hacer carrera en el Despacho de Uría, por donde entran muchos Fondos Buitre a España, como pasa con otros despachos internacionales, y además dentro del departamento de lo laboral, donde sin duda habrá hecho grandes servicios al Gran Capital y en perjuicio de la clase trabajadora que presuntamente ha de representar su partido, el PSOE, hoy convertido en la vulgar Agencia financiera de George Soros en España.

Ya sabemos con quien se va a reunir Pedro Sánchez en Estados Unidos; no precisamente con Biden o con alguno de sus altos funcionarios sino con la hez del Ultracapitalismo, para rendirle pleitesía y ofrecerle nuevos sacrificios humanos en España. Lo raro es que no se vaya con Bolaños.

Después de un periplo por organismos autónomos del Estado de primer nivel y enorme influencia, Félix Bolaños ha recalado en el grupito de coleguitas más financieramente turbios del clan monclovita.

Ya nada le frena a Bolaños, incluso hace unos meses publicó un artículo en el Boletín del Despacho Uría donde alababa la resiliencia del Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre, uno de tantos Decretos Leyes que por la vía de la excepcionalidad están involucionando nuestro Sistema de Derecho en otro de corte francamente dictatorial, como se puede ver en el siguiente enlace:

https://www.uria.com/documentos/publicaciones/7431/documento/tribuna.pdf?id=12259

El que ha pisado las grandes moquetas jurídicas de esos despachos de abogados sigue siempre vinculados a ellos, como una seña de identidad muy profunda.

Hace un tiempo un muy buen amigo me comentó de primera mano las bromas macabras que se gastaba Bolaños el día de la exhumación de Franco. Y es que este es el nivel del personaje. Adoración al gran capital y regocijamiento en las profanaciones humanas.

Un dato más; en el otoño del 2017 abrió unas charlas académicas en la hiper-elitista Universidad de Harvard sobre el interesante tema de “la remuneración de los directores de las entidades bancarias”, entre profesores de ICADE, la Universidad vinculada a la Santa Sede, como por ejemplo el ínclito Abel Veiga Copo, el cual me echó a mí de una manera muy jesuítica de dicha Universidad, básicamente porque iba a meter a sus colegas en el Departamento y le sobrábamos, a pesar de que yo tenía una valoración de mi enseñanza entre el alumnado de 9 sobre 10; y en dichas charlas también aparece otro ínclito, entonces registrador de la propiedad, Juan María Díaz Fraile, elevado por el dedazo político a la condición de magistrado del Tribunal Supremo, muy famoso por lamentablemente haberse cargado de forma maliciosa en España el ejercicio del derecho al retracto crediticio frente a los Fondos Buitre.

Aquí se puede ver semejante plantel de élite financiera.

https://www.ucm.es/data/cont/docs/271-2017-09-25-Folleto%20definitivo.%20XV%20Seminario%20Harvard-Complutense.pdf

Y este Bolaños es el que ahora, cual “proxeneta de la Historia”, nos va a decir cómo fue el Pasado más reciente de España y además sin derecho a réplica y con amenazas de ilegalizaciones.

Sin tener ni idea de nada de lo que pasó, cómo pasó y cuándo pasó, pero, eso sí, con las bendiciones de las más deshumanizadas élites del Ultracapitalismo y sus más devotos adoradores.

Guillermo Rocafort (Historiador)