Es una pregunta, no una afirmación.

No estoy seguro de  si es verdad o ilusión…y para afirmar me falta creerlo. De todos modos, algo es algo.  Era tal la modorra imperante que   cualquier movimiento nos parece un milagro. Al menos hay vida, ¡no  se han muerto! El lenguaje empleado por mí,  desde hace medio siglo  era, al parecer,   herejía intelectual repelente, y no admisible en Democracia, incluso para  los comunicadores leales a los valores perennes  de la Fe y la Hispanidad. Sin decirlo,  a quienes veíamos la realidad como es y dejábamos constancia,  nos consideraban pensadores un tanto, “chalaos” y visionarios,  profetas de “desastres”. Eso,  los más benevolentes.

Sin embargo, desde hace unas semanas,  he comprobado en algunos de los  comunicadores que luchan en nuestro mismo frente, utilizando un lenguaje más valiente a la hora de llamar las cosas por su nombre. En este caso, no se trata  exactamente  de “las cosas”,  sino de “la cosa”,  pues, realmente, la única diana de mis críticas al proceder de esos “valientes” militantes de la Verdad es su “cobardía” al quedar bloqueados por no atreverse a subir  el “último escalón” del valor en la guerra contra los hijos del Diablo.

Me explicaré. No tienen el menor  miedo a ser ellos mismos, ante los sátrapas que dictan lo “políticamente correcto”, se enfrentan a todo y a todos,   con los pocos medios que tienen en los “Media” --y perdonen la redundancia—y, sin embargo, no se atreven a pronunciar el nombre verdadero del poder que dirige desde hace tres siglos --y especialmente desde hace setenta y cinco años-- la política mundial, y el control de sus finanzas, el nombre del Gran Amo,..  Y, desde  la Victoria Aliada de 1945,  “Dueño  del Mundo”, y cuyo nombre es: Sinagoga de Satanás.

Pues bien, el clima que ha envuelto, y aún sigue envolviendo, la “Pandemia del Corona virus” ha generado algún efecto positivo: “Ha despertado” de su pesado sueño,   a más de una inteligencia dormida. La aparición de Bill Gates, y su chulería, --“la propia de cualquier agente de la Sinagoga de Satanás”--, o la más conocida de Soros, les ha permitido comprobar cómo,  quien lleva las riendas del Gobierno es el millonario húngaro. Sánchez y el Coletas, son dos pobres peleles, pero  unido todo lo dicho  a la visión anticipada   de una España retrocedida a los años treinta del pasado siglo, y al prever  una Patria esclava y rota,  con una sociedad arruinada a ciencia y conciencia, una vida de hambruna letal y la visión de la sangre inocente  fluyendo nuevamente por las calles , etc., inseparable todo ello del marxismo, ha removido ciertas neuronas… y el pueblo español, quizás logre despertar antes de que sea tarde.

Llevo ya tres años avisando que vamos hacia una España convertida en la Tercera Cuba y nada me proporcionará mayor alegría que haberme equivocado en mis predicciones… sobre todo, habiendo acertado en el anuncio y en la fecha de la llegada del “II Frente Popular”. 

Fui de los primeros, -- quizás  el primero -- en opinar que  la “Pandemia” y el “Coronavirus” era un primer ensayo de la Sinagoga de Satanás, para cuando decida dar el “golpe de Estado mundial” y una  prueba parcial del funcionamiento  de todos  los resortes estudiados al detalle  para “globalizar” el mundo y ponerlo a los pies del Rey Judío Universal, que es el gran objetivo del Sionismo.

Los que han leído mis libros y conocen los centenares de “boletines” y charlas que he pronunciado,  saben  muy bien que no soy “antisemita”. Lo he dejado muy claro: un católico  practicante y un español auténtico no puede ser “antisemita”. Mantengo la postura de Monseñor Jouin cuando afirma: “No tengo nada contra los judíos como tales, ni los considero enemigos, pero sí combatiré con todas mis fuerzas a “esa pequeña minoría de sionistas  casi omnipotentes que odia a muerte a Cristo, su doctrina y su Iglesia y combate intentando destruirla…”

Y yo añado: …  “y que con esa misma saña odia a España y su obra civilizadora, la Hispanidad y pretende aniquilarla y borrarla de la Historia y de la Geografía”.

Hace trece años escribí un libro muy buscado --al parecer--  donde explico con meridiana claridad quiénes componen esa “minoría casi omnipotente que nos odia a muerte” , a la que yo  he puesto nombre (o nombres) “Poder supremo ‘sin rostro’…”, “Sinagoga de Satanás”. Y en mis vídeos, muy fáciles de encontrar, hablo frecuentemente del tema.

Ellos dicen de nosotros, los “no-judíos” (los ”goyim”) que tenemos “inteligencia de bestias”. Y lo triste del caso es que hacemos todo lo posible para darles la razón y nos desprecien… ¿Cómo es posible que haya colada lo “trola” del “brote natural y espontáneo, del Corona virus” como consecuencia de una ley periódica por la que cada diez años aparece un nuevo virus mortal…? No hace falta ser un genio, para ver que,  en este caso, de “natural y espontáneo” no ha habido nada. Todo ha sido planeado, estudiado y proyectado al detalle “artificialmente”. Cualquiera que sepa leer la “Política y la Historia” de los últimos trescientos años no necesita ser biólogo, ni multimillonario, ni especialista en nada, para  “intuir” la realidad de lo ocurrido. Solamente la “inteligencia de bestia de los “goyim” puede comulgar con semejante rueda de molino.

Miren, queridos lectores. Nos han tomado el pelo y se han reído de nosotros y como para la Sinagoga de Satanás, asesinar unos cuantos miles de  “ancianos” a posta es el chocolate del loro, cuando Bill Gates ya ha procurado el asesinato de siete u ocho millones de “no-nacidos». O matan 3000 ciudadanos USA  (los bomberos que acuden a salvar vidas…, entre otros) para declarar la guerra a Irán… No sean cándidos. Pero no solo la Sinagoga de Satanás ha cometido esos crímenes con pleno conocimiento de causa, sino que tiene decidido destruir España haciéndola quebrar y esos mequetrefes “pollos descabezados” que nos gobiernan, acatan órdenes y cumplen “sus deberes” para con “ella”, haciendo desaparecer las pequeñas y medianas empresas, hundiendo definitivamente  las empresas españolas de turismos, arruinando la única “industria” nacional, (probablemente la “mejor del mundo) aniquilando nuestra escasa  “industria prestada” como el automovilismo. Sabemos fabricar buenos coches y camiones pero “no son marcas españolas”,  ponemos centenares de miles de coches extranjeros en el mercado y nos dejan las migajas de los sueldos de sus obreros y empleados, pero los millones de beneficio van a las naciones donde radican sus. Centrales de Dirección… Y para rematar dejan morir el campo y la ganadería.

Podría seguir narrando verdades  que el Gobierno impide conozcan los obreros pero no se necesitan más para provocar el despertar de quienes aún duermen y les decida a “defender sus derechos, sus bienes, su vida y la nación más grande que ha conocido la Historia Universal”. Desgraciadamente millones de sus hijos son ignorantes o idiotas, desconocedores de estas verdades elementales y, en consecuencia,  “no sienten el orgullo de ser españoles” y se han olvidado,   o no han aprendido, lo proclamado por José Antonio Primo de Rivera: “Ser español   es una de las pocas serias que se puede ser en el mundo” (vale también para los hispanoamericanos).

Termino invitando “a nuestros líderes” –¡sí!, a los  “nuestros” exclusivamente-- a subir el último escalón  de esta batalla  definitiva y a no tener miedo a llamar a los enemigos por su nombre,  ni preocuparse por arriesgarse a ser clasificados como “conspiranoicos”. Considero motivo de orgullo merecer ese honor, garante de “sentido común”.

Conviene recordar aquí y ahora que la Sabiduría infinita, la suma Omnipotencia Creadora,  encarnada en Jesús, Cristo , pocas horas antes de morir, le dijo a Pilatos: Yo para esto nací, y para esto vine al Mundo, para dar testimonio de la Verdad” :Pues bien:¡la Verdad es transparente!, no admite zonas oscuras y menos callar o mentir por miedo. También nos dijo: “La Verdad os hará libres”  porque  la Libertad nace de la Verdad, y nunca a la inversa y de ellos, la Democracia, es la mejor prueba: En la España “libre”  y muy  Constitucional  vivimos en la mentira constante. Sin embargo  en la Verdad del Régimen nacido de la Cruzada vivimos los únicos cuarenta años verdadera libertad que ha tenido España desde hace doscientos asnos… En la “Dictadura franquista» solo los “chorizos” que aspiraban a robar en y con el Poder, odiaban a Franco  el pueblo soberano hacía chistes porque esperaba que no se muriese nunca.

¿Te has enterado? , ¡Franco ha muerto!-

--¡Qué bien!,…y ¿quién ha venido”

-- ¡Franco! -- .

-- ¡Menos mal!)

Si no lo tienen claro pidan a Santa Lucía que les devuelva la vista: “Cuarenta y cinco años de “Democracia” y cuarenta y cinco años de “ladrones  y asesinos” (¡abortar es asesinar un inocente!, ¡la eutanasia es un asesinato! Y, ¡lo peor!...¡ impunes todos esos crímenes! ¡Ojalá  se recupere pronto de muerte, para que se ajusticie a los asesinos y vivan las víctimas).