Fueron muchos Los que echaron las campanas al vuelo , dando por hecho que el PP tendría que contar con VOX para formar gobierno en Castilla y León, pero yo no lo veo nada claro , y sobre todo después de haber oído a Mañueco declarar que hablará con todas las fuerzas políticas, en un claro mensaje de que hará todo lo posible por no pactar con VOX, dejando encima de la mesa la opción de que el PSOE se abstenga en la votación de investidura, lo que le allanaría el camino sin necesidad de pactos, aunque yo pienso que personalmente el líder popular, no vería mal recibir el apoyo de los socialistas dado el giro a la izquierda del partido de la gaviota , sobre todo desde aquella desafortunada intervención de Casado el día de la moción de censura presentada por VOX contra Pedro Sánchez, y que el líder popular, tan crudito e ignorante como siempre, se confundió de adversario político y, en lugar de unirse a su aliado natural, dedicó toda su intervención a lanzar duros ataques personales contra Santiago Abascal, algo que dejó desconcertado tanto a unos como a otros, pero recibiendo los aplausos de socialistas, comunistas,proetarras e independentistas, es decir, de todos los que quieren romper España.
 
El éxito de VOX ha sido doble porque a la meteórica subida se une el hecho de que el candidato , Juan García Gallardo, es un joven abogado prácticamente desconocido, Juanma  Moreno tiene que estar con las carnes abiertas teniendo , posiblemente, como adversaria político a Macarena Olona.
 
Con Egea y Casado en Génova no veo claro que el próximo gobierno autonómico en Castilla y León , cuente con miembros del partido verde, pero mucho cuidado porque hay un dato que preocupa mucho a los políticos y que, los medios de comunicación pasan de soslayo, me refiero al aumento de la abstención y, que en esta ocasión ha vuelto a subir en 2,35 pts. y eso a pesar de haber puesto a disposición de los electores de los pueblos de la España vaciada, autobuses y taxis para trasladar a los votantes a sus colegios electorales, lo que quiere decir que cada día aumenta la desafección entre el ciudadano y sus políticos, desafección que podría aumentar si en el caso que nos ocupa, a Mañueco le diera por un acercamiento al PSOE, posibilidad nada descabellada habida cuenta de la deriva socialdemócrata del partido que fundara Fraga , y que haría que aumentara, aún más la abstención, porque el ciudadano pensaría que no merece la pena de ir a votar, porque después hacen lo que les dá la real gana.
 
La pelota está en el tejado de Mañueco, o lo que es lo mismo, de Génova.
 
Aunque cada vez que hay elecciones cada partido hace sus propias valoraciones sobre los resultados, hay datos que son irrefutables, por un lado el meteórico ascenso de VOX que pasa de uno a trece escaños, también la sorpresa que ha supuesto SORIA YA, que ha irrumpido con tres escaños siendo la formación más votada en la provincia , dejando al PP y al PSOE con un solo escaño cada uno, otra formación en ascenso ha sido la de Unión del Pueblo Leonés, que ha pasado de uno a tres lo que demuestra que hay una parte importante del electorado que se decanta por las formaciones localistas que, dicho sea de paso hay que reconocer que son capaces, a pesar de su poca presencia, de sacar grandes réditos políticos y, eso lo estamos viendo a nivel nacional con los partidos separatistas .
 
La otra cara de la moneda viene del líder de Ciudadanos , Francisco Igea, quien en un alarde de irresponsabilidad política, culpa de la pérdida de los once escaños de su formación a todos menos a él, ya va siendo hora que este partido desaparezca, deben de reconocer que el salto que dieron en su día, desde Cataluña a Madrid, ha sido un auténtico fracaso, no sé qué tiene que ocurrir más para que se den cuenta de ello.