Hay que reconocerle a este hombre cualidades valiosas como la valentía y la tenacidad. Y que ha echo un milagro con VOX. Pasó la travesía del desierto y ahora lo tiene con 59 escaños.
 
Pero también tiene cosas en su contra. Un currículum no demasiado extenso y siempre vinculado a la política.  Un temor reverencial a que los progres le llamen fascista. Y muchas otras incógnitas.
 
No sabemos a que juega colocando a sus hombres en las autonomías.  Yo pienso que por coherencia con su programa no debería presentarse VOX en las elecciones autonómicas. 
 
El programa económico es liberal. Es decir. Más de lo mismo. ¿Quiere decir eso que no está dispuesto a aplicar las medidas radicales que se necesitan para cambiar el rumbo de nuestro país?
 
Defiende a ultranza a Felpudo VI, cuando este es más un lastre y un estorbo para nuestra patria que un personaje salvador.
 
Entonces nos viene la duda de que si Abascal es un salvador u otro cantamañanas más a añadir a la colección que tenemos. 
 
Hasta ahora solo se le ha visto hacer oposición, y no cabe duda de que la ha hecho muy bien. ¿Es esto suficiente? ¿ Sabrá gobernar cuando le toque?
 
Yo desconfío de su historial. Al igual que los Ortega Smith y Monasterios y demás adlateres, han llegado a ser algo gracias a la política.  Ninguno tiene una carrera relevante fuera de ella. Se rumorea que incluso estaban endeudados antes de que el fenómeno VOX eclosionara.
 
A ver que pasa en Castilla y Leon y en Andalucía donde formarán parte del gobierno junto al PP.
 
Hay que reconocerles que han sabido plantear la batalla de las ideas y que la están ganando, atrayendo a muchos obreros a VOX.
 
Pero..¿A base de demagogia? Por que una cosa es predicar y otra dar trigo...
 
Yo, ya saben que prefiero para gobernar a hombres más hechos y con más empaque. Un Amancio Ortega, un Mario Conde, incluso los primeros Ruiz Mateos y Jesús Gil. Hombres ya hechos y derechos. Como en América, donde se presentan a presidentes hombres con la carrera hecha, como Reagan, como Trump y no cualquier cantamañanas. 
 
Por eso tengo tantas dudas sobre Abascal. No entra en mi catálogo de salvadores. Nuestros cirujanos de hierro han sido generales con mucha experiencia y carrera a sus espaldas. Creo que Abascal no ha hecho la mili siquiera...
 
¿Es VOX un bluff como Podemos? A ustedes les toca responder a la pregunta.  Yo, la verdad, no lo acabo de ver como la solución a nuestros problemas.  ¿Que hace Macarena Olona fotografiándose en el barrio de Chueca? Ya estamos con los complejos...
 
Y eso de no dejar llevar la bandera con el águila de San Juan a los mítines....Y que no te dejen cantar el cara al sol...
 
No sé. No sé. Veo demasiados complejos e inseguridades. Yo prefiero un Frente Nacional de verdad. Sin complejos de ningún tipo. Para llevar nuestras banderas y nuestros himnos a los mítines.
 
Y que proponga las radicales medidas que se necesitan. No medias tintas. No más liberalismo. No más pasteleros.
 
Abascal, hay que reconocerlo, se ha fabricado también una imagen a base de gimnasio y dejándose crecer los cuatro pelos que tiene. Pero ya tenemos a un guapo como presidente de gobierno que es una verdadera calamidad. Se necesita algo más que imagen.
 
¿Que estudios tiene Abascal? ¿Que lecturas? ¿Que formación humanista?
 
En fin, y voy ya terminando, mucho me temo que el fenómeno VOX se quede en un bluff. Al igual que Ciudadanos y Podemos. Creo que solo sirve para dividir el voto de las derechas. No le veo solidez ni consistencia. Ni al partido ni a su líder.
 
Así que camaradas, pasemos entre Escila y Caribdis y preparémonos a cumplir con nuestra misión en cuanto esto pegue el petardazo. Que lo tiene que pegar. La inflación de los productos cotidianos está ya al 20%. Mucho más del 9% que se nos cuenta. Y así no podemos ir a ningún sitio.
 
Dejemos pues a los Abascales con su reyecito y su liberalismo y volvamos todos a FE-JONS que es nuestra casa. Y junto a los demás patriotas formemos ese verdadero Frente Nacional que se necesita.
 
España no está para más bluffs ni para más cantamañanas.  Se necesita ya repoblarla, industrializarla y rearmarla. No nos valen ya mediocridades. Es la hora de pensar en grande para hacer un país grande.
 
Así pues pido a mis lectores que se dejen de experimentos neosistémicos y voten a FE-JONS.  El sistema se hunde y llega el día de tener que regenerar el país. Desde la radicalidad, la generosidad y el talento.
 
Si queremos jugar en la liga de los grandes, no nos valen más chisgarabises. Abascal ha hecho toda su carrera en el campo de la política. Y por eso es una incógnita. Y no estamos para más incógnitas.  Necesitamos un cirujano de hierro. Y este tiene que venir con los deberes ya hechos en casa.
 
Si queremos jugar la champions no nos valen más correveidiles.  Necesitamos gente con las ideas claras y sin complejos de ningún tipo.
 
Si queremos salir de la mediocridad no nos valen más mediocres.  Necesitamos gente brillante y de sapiencia demostrada.
 
Necesitamos Agripas, Mecenas y Virgilios si queremos pasar de una patria gris a un país luminoso que vaya por las sendas del verdadero progreso y desarrollo. 
 
Por eso prefiero a un canijo Octavio que a un culturista con el puro en la boca. Por eso prefiero un general a uno que no ha hecho la mili. Por eso prefiero a empresarios que a políticos profesionales.
 
Así pues, no nos equivoquemos una vez más pues no queda mucho tiempo para poder revertir nuestra situación. Muchos de nuestros problemas son estructurales y están llegando al punto de no retorno.
Dejémonos de Abascales y votemos a FE-JONS masivamente.