Rosa Díez, analiza como vasca, los andares etarras. "Yo quiero recordar que, mientras ETA mataba, aquí (Se refiere a Las Vascongadas) había un porcentaje de vascos que votaba a los asesinos. Es decir, Batasuna estuvo en el Parlamento vasco mientras ETA mataba; y Josu Ternera era parlamentario. El blanqueamiento de la actividad terrorista y de sus representantes ha sido una constante. Ahora, adquiere esta dimensión porque la protagoniza el presidente del Gobierno de España, pero siempre lo ha habido. Aquí, en el País Vasco, había un nacionalismo bueno y uno malo; y el bueno vivía del malo. Ahora se les ha blanqueado; y se puede decir que el actual presidente del Gobierno odia más al PP que a ETA. Y es la pura verdad. Nunca encontrarás descalificaciones hacia Bildu, hacia los herederos de ETA y hacia sus testaferros que sean tan grandes como las que hace al Partido Popular".

 

Se pregunta: "¿Qué puede salir bien cuando el presidente del Gobierno instiga la violencia contra la oposición?". Habla del impacto de ver a Sánchez reprochar al líder de la oposición que haga su trabajo. Que haga lo que él le diga.

Una acusación que Sánchez también lanzó contra el tercer partido, Vox, al decirle a Abascal "que fue a Vallecas a montar bronca". Rosa Díez decía que le "recordó a la película Z de Costa Gavras donde los violentos están amparados por las autoridades". Porque la gravedad no es que haya violentos sino que éstos "estén protegidos e impulsados por quienes tienen que proteger a los ciudadanos para ejercer su derecho de expresarse en la plaza pública".

Precisamente "ese es el modelo de sociedad que quieren Sánchez e Iglesias". A los que aseguraban que la radicalidad del Gobierno se debía a Iglesias les ha recordado que "ya no está en el Gobierno, pero ¿ha cambiado algo el Gobierno? Alguien creía que el problema de la radicalización era Iglesias que era el que azuzaba a Sánchez". Sin embargo, ese argumento quedó desmontado "claramente cuando vimos a Sánchez en la tribuna del Congreso queriendo liquidar a la oposición".

Rosa Díez se ha preguntado "qué puede salir bien en un país cuando el presidente del Gobierno instiga la violencia contra la oposición". También hemos visto a Pedro Sánchez reivindicar la Segunda República. "Ese inicio de la intervención de Sánchez es un ejemplo de un psicópata" porque "en un momento en el que España tiene 100.000 muertos por la pandemia, millones de personas paradas, 2 millones de autónomos con actividad suspendida, más de un millón en ERTE y centenares de personas que nunca habían ido a la cola del hambre" llega Sánchez "con absoluto desprecio al dolor de la gente para hablar del pasado luminoso de la Segunda República".

Esa intervención, añade Díez, "es para provocar y desviar la atención" y que "la oposición se enzarce con eso en lugar de pedir explicaciones sobre cómo se van a repartir los fondos de Europa". 

El nuevo ministro de Presidencia explicaba que la Ley de Memoria Democrática, "la ley de desmemoria más bien", es para "evitar que haya otra guerra". Rosa Díez ha sido contundente, "manda narices, ¿si no tuviéramos esta ley tendríamos una guerra entre españoles?". Además ha señalado que precisamente "hacen esta ley para que haya una guerra, no física sino en la que los españoles se sigan enfrentando desenterrando al franquismo".

Díez ha recordado que "los españoles hicimos una ley para enterrarlo" y que "ya tenemos una ley para evitar la confrontación y para que no se repita la historia y se llama Constitución, que la votamos entre todos los españoles". Por ello ha opinado que "puede cambiar todos los ministros pero mientras no cambie Sánchez esto no cambiará".

Para Rosa Díez todo parte "de una idea básica, nos desprecian a los españoles y persiguen a todo aquello que no puedan controlar, nuestro libre albedrío, nuestra capacidad y derecho para discrepar y pensar de forma diferente". Y por eso van contra "la división de poderes".

 

En Es la Mañana de Federico afirma cómo este Gobierno de Pedro Sánchez "solo sabe vivir confrontando a los españoles, viven del guerracivilismo, y cometiendo irregularidades e ilegalidades". Es un ejecutivo, ha añadido, que "nació desde la mentira y así se mantiene" y para esa operación "necesita contar con los enemigos de España y la democracia" como son "los filoetarras y golpistas". (...) "ellos van a liquidar la separación de poderes porque si no son carne de banquillo".

Digna de escuchar a Rosa Díez, la persona que mejor ha definido a nuestro? Presidente. Por otra parte, no hay ni una sola sentencia contra políticos, ni la habrá mientras no esté encabezada por él. Sigue jactándose de las vacunas, pero su perversidad nunca la podrá vacunar.

El Análisis psicológico de Pedro Sánchez por Rosa Díez, debe ir a parar a la Facultad de Psicología, o algún centro así. Existen trabajos hechos por doctores en psiquiatría y psicología y en todos ellos se detecta, un trastorno de la personalidad propio de personas enfermas.

Sin embargo, una vez escuchado detenidamente el diagnóstico llevado a cabo por Rosa Díez se ve que ella lo conoce mejor que nadie, y que es la que mejor ha sabido definir la personalidad de este paciente, que para nuestra desgracia está dónde está y de qué manera; sumiendo a España y a sus ciudadanos en una situación límite de la que tardaremos muchos años en salir, si algún día lo conseguimos.