Sant Andreu del Palomar, ciudad de mi niñez. En el paseo Torras i Bages, se encontraban ubicados los acuartelamientos  militares de “antaño”. Los cuarteles de Sant Andreu, los Cuarteles Militares de Artillería de la Maestranza, se inauguraron en 1929. Propiedad del Ministerio de Defensa, con una superficie de más de 100.000 metros cuadrados, funcionaron durante 69 años.

Existía asi mismo, farmacia militar y las caballerizas de la Policía Armada, además de viviendas para las familias y agentes de dicho cuerpo policial. Además al final de dicho paseo tambien existía  un cuartel de militares destinados a RENFE, en el cual se podía hacer el servicio militar y al finalizar optar a una plaza de trabajo en la compañía.

Todo el entorno conformaba un espacio, en un marco agradable de plena convivencia vecinal y ni que decir tienen, una garantía de seguridad ciudadana para el barrio.

Justo en la esquina del Paseo Torras i Bages, esquina Paseo Santa Coloma, hay un pequeño local, denominado “Hermandad de antiguos caballeros legionarios de Barcelona”.

Dicho local, está compuesto de una pequeña dependencia social, una  barra de bar, y una capilla. Tienen además un patio, donde ensayan las procesiones al Cristo de la buena muerte y donde se celebran algunas misas de campaña. Ciertamente son una Hermandad muy activa y realizan con frecuencia unos muy bonitos actos.

En dicho local tiene la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona” su lugar de encuentro y camaradería, circunstancia que no ha cambiado durante todos estos años.

Sin embargo; nuevamente, el odio, la inquina, el rencor, en definitiva la maldad, aparece y se pone de manifiesto en su forma más siniestra.

La alcalde de Barcelona, se propuso expulsarles de las instalaciones y asegura que “tienen los días contados”.

De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona no tiene potestad para expulsar a los veteranos legionarios, pero sí ha pedido que lo haga el Consorcio de la Zona Franca (CZF), el organismo que tras comprar los terrenos al Ministerio de Defensa en 2013 acordó su cesión a la Hermandad.

La alcalde, defiende que entidades que reivindican el franquismo "no deben tener tratos de favor"

"Entidades nostálgicas del franquismo no deber tener ningún tipo de trato de favor por parte de las instituciones democráticas", ha dicho la  alcalde, quien también ha recordado que el Ayuntamiento lleva años exigiendo su desahucio, y ha atribuido la tardanza a que sean unos locales y terrenos que no dependen directamente del consistorio.

"Me está hablando de entidades de legionarios que son nostálgicos y reivindicativos del franquismo, que es un régimen dictatorial y criminal, y por tanto evidentemente este Ayuntamiento con este Gobierno municipal lleva años exigiendo el desahucio", ha reiterado.

La Hermandad ha publicado una petición en Change.org dirigida al ayuntamiento que preside la Alcalde,  para que deje de perseguirles. La petición recuerda que la Zona Franca les cedió voluntariamente el antiguo cuartel de Las Casernas, “para que lo mantuviese limpio y le diese un uso sociocultural hasta proceder a la obra planificada en el terreno”. Desde la Hermandad recuerdan lo que pasaba en el lugar antes de su llegada:

“Cuando llegó la Hermandad hace muchos años provenientes de C/ Marina, mafias del este ocupaban ilegalmente los terrenos que actualmente tiene cedidos la Hermandad. Sembraban el terror en el barrio y la asociación de vecinos pidió ayuda a los legionarios para expulsar a los criminales que allí vivían y delinquían. Cuando se les necesitó, cumplieron su cometido sin dudarlo ni un instante.”

 

Desde la Hermandad recuerdan que “desde hace décadas ha llevado a cabo su actividad sin molestar a nadie”. Los únicos que se han mostrado molestos son los que no sienten ninguna simpatía por España y por sus Fuerzas Armadas, pero de esa intolerancia no tienen culpa alguna los antiguos caballeros legionarios. Ya el año pasado la izquierda y los nacionalistas intentaron prohibir una procesión con la participación de la Hermandadrecurriendo al puro y duro prejuicio ideológico. Hay que recordar que esta asociación civil tiene como finalidad ofrecer asistencia social y apoyo a los veteranos de nuestras Fuerzas Armadas que han pertenecido a la Legión. Es una asociación que “está abierta a todo el mundo absolutamente, independientemente de razas, religión, ideología, condición física y mental, sexo o edad”, recuerdan desde la Hermandad barcelonesa, que recuerda la labor social que han venido realizando hasta la fecha:

  • Un huerto urbano para terapias para personas con discapacidad.
  • Recogida de alimentos, pañales y juguetes navideña para la ‘Cuna del Niño Jesús’, un lugar donde se acogen a los niños más desfavorecidos de la ciudad condal menores de 3 años.
  • Parada de rosas y libros para el Día de Sant Jordi, fiesta popular catalana.
  • Participación en las procesiones que les han invitado en Mataró, Palafolls, Ciudad Badía, Sant Pere de Ribes y L’Hospitalet de Llobregat.
  • Eventos benéficos para recoger fondos destinados a Enfermedades Minoritarias como el Síndrome San Filippo, el Cáncer infantil, El Síndrome 5p menos…
  • Presentación de libros.
  • Aniversario de La Legión abierto a la ciudadanía.
  • Han encontrado trabajo a multitud de parados a través de la Bolsa de Trabajo de la Hermandad.
  • Han permitido participar en sus actos a todas las otras asociaciones, particulares y empresas que lo han deseado.
  • Se han realizado homenajes personas enfermas a petición de las familias. 

En definitiva nuevamente el odio, el rencor y la venganza se ponen de manifiesto en Barcelona contra todo lo que represente a España, al orden, a las FFAA, a la decencia, a la unidad territorial, pero sobre todo  a   FRANCO.

El odio a FRANCO, persiste después de 47 años de su fallecimiento.

Esta patulea de gente sin Dios y sin Patria, no ceja en su afán de venganza pese a que la Guerra Civil aconteció hace 86 años.

Dice la alcalde que “nostálgicos del franquismo no tienen cabida en la ciudad”; sin embargo:

SI, tiene cabida el terrorista Otegui en su visita a Barcelona, cediéndole las instalaciones municipales de “Fabra i Costa” para que diese su arenga. 

SI, tiene cabida: el edificio  ocupado ilegalmente en “Can Vies”, el cual se le  permitió por la alcalde que quedara como “local cultural”. 

SI tiene cabida: los cursos que imparte el Ayuntamiento de Barcelona sobre medios, modos y formas de ocupar pisos ilegalmente, basados en doctrinas anarquistas. Eso en el Código Penal español se llama “delito de provocación”, en su artículo 18. 

Y un sinfín más donde no acabaríamos nunca.

Por cierto, se da la circunstancia de que en esta Hermandad, mora un ex - legionario en situación de vulnerabilidad, ya que está en el paro, no encuentra trabajo y por ello carece de recursos para alquilar ni una habitación. La Delegación FNFF en Barcelona, siguiendo su línea maestra,  trazada este año 2022, a través de su “Bolsa de trabajo” está en la labor de recolocar a esta persona.

Me pregunto: ¿tendrá la alcalde, la misma misericordia que mostro con sus correligionarios antiguos compañeros de filas, a la hora de desahuciarlos ?.