Aseveración de tal y gabacho ente dizque humano, vulgo el Señor Lobo (Pulp Fiction) de las timovacunas.  Fin del derecho nacional vampirizado por el derecho europeo. Pero tal legislación no la realiza el Parlamento Europeo. La elabora la Comisión Europea sin control de ningún tipo. Polonia, postrer intento, resiste. No ha mucho, a nazis y a comunistas. Hogaño, a la pútrida mierda globalista. Arduo pugilato.

Así son las cosas

La vaina, como sigue. Dado que el derecho europeo es superior al derecho nacional, y sus diputados son "nacionales", las leyes emanadas de los parlamentos nacionales serán siempre inferiores a las europeas. La consecuencia es muy sencilla de entender. Los estados miembros carecen de soberanía alguna.  El poder ya no pertenece al pueblo sino a ese difuso ente elefantiásico y masónico y liberticida denominado Unión Europea.

"Nadie obligó a nadie a entrar en la UE. El derecho europeo prevalece sobre el derecho nacional. Así son las cosas” ("Personne n'a forcé quiconque à rejoindre l'UE. Le droit européen prime sur les droits nationaux. C'est comme ça"). Literal, exponiendo con suficiente nitidez que los estados que componen la UE deben considerarse hoy en día semejantes a los estados que componen los Estados Unidos de América

…La eterna obsesión de la masonería europea por demoler nuestra patria. Antaño, España. Hoy, Bozalistán. En fin.

Declaraciones de Thierry Breton