Los homosexuales españoles no creen al Ministerio de Sanidad ni a la OMS Hacen bien en vacunarse contra esta nueva epidemia que ellos han traído, y de la que son muy conscientes de su gravedad: LA VIRUELA DEL MONO… El MONO otra vez en el ojo del huracán, como lo estuvo en su día el SIDA.

    ¡Bien por nuestros homosexuales! que saben, como todos sabemos, pese al desmentido inmediato del Ministerio de Sanidad, el mutismo de las autoridades sanitarias y la declaración solemne de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que sigue dirigiendo el mismo INCOMPETENTE del Covid, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, que la VIRUELA DEL MONO afecta a los homosexuales, que puede ser mortal y que se originó en España, en una “sauna” de homosexuales; sitios éstos en los que varones que no se sienten atraídos por mujeres se dan de lo lindo, muy posiblemente auxiliados por fármacos o estimulantes. Desmentido, mutismo y declaración solemne que desmiente los miles de casos de pacientes que han contraído esta enfermedad, siendo España el país con más afectado de Europa, con dos de las ocho muertes que se han contabilizado en el continente.

    ¡Bien por nuestros homosexuales! que por miles, y en fila india, han acudido a vacunarse ante la frustración que tienen que soportan al volver a estar en el punto de mira de otra terrible pandemia. Al margen del malestar que ha sacudido en todo el mundo al colectivo, tras habérsele aconsejado que REDUZCAN la cantidad de parejas sexuales a penetrar.  

    Y a esperar a la próxima. Que esto de la sodomía, mayormente entre varones, no es moral ni sanitariamente bueno… TODO ESTÁ EN LA BIBLIA.