Ha ganado sin mucho brillo ante al Espanyol, puede que por las ausencias de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, pero el Real Madrid ha conseguido tres puntos con los que iguala la hazaña de Guardiola en la temporada 2010-2011, en la que logró con el FC Barcelona dieciséis victorias consecutivas. Los blancos se sitúan ya con 12 puntos en la tabla, por lo que siguen liderándola en solitario a tres puntos de Barça y Las Palmas, sus más inmediatos perseguidores.

 

James Rodríguez en el 46’ (en su primera titularidad de la temporada) y Benzema en el 70’ pusieron los goles para el Real Madrid ante un Espanyol que jugó bien durante la primera mitad del encuentro. Incluso, los de Quique Sánchez Flores pudieron haber marcado dos tantos por medio de Leo Baptistao. Pero el gol del colombiano dio medio partido a los blancos, que pusieron la puntilla al partido a través de Benzema ya en la segunda mitad. Antes pudo haber marcado el francés para los suyos, si no llega a ser por una soberbia parada de Diego López que impidió que el balón entrara en la red.

 

El Espanyol lleva 18 partidos de Liga sin ganar al Real Madrid. Esta vez ni los fichajes ni los millones que han costado han valido al conjunto blanquiazul para romper esta racha negativa frente a los blancos. El rendimiento defensivo de los de Quique Sánchez Flores ha sido decisivo para perder el encuentro. Por el Real Madrid, destacar los 341 partidos jugados en Liga de Sergio Ramos, que iguala así al mítico Emilio Butragueño. La noticia negativa la puso Casemiro, que se llevó un fuerte golpe en el gemelo izquierdo y tuvo que retirarse lesionado tras un choque con Diop.