El grupo municipal Colmenarejo Puede alerta contra las intenciones del Partido Popular y sus socios de gobierno de perpetrar, por la vía de urgencia y sin ninguna justificación, un informe de apoyo a la edificación y explotación empresarial de 13 hectáreas especialmente protegidas​ del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama en Colmenarejo.

Algunas personas de nuestra localidad ya nos han hecho llegar sus sospechas ante una maniobra que describen como una verdadera “recalificación encubierta” en una zona de enorme valor ecológico.

Se trata de la finca Los Canchos, en las inmediaciones de la ‘Presa Vieja del Aulencia’, en pleno Parque Regional, donde una empresa quiere levantar un centro de cría y explotación de halcones para cetrería, cuyo principal destino es el lujoso negocio de la caza con aves rapaces en países de Oriente Medio.

Este paraje y según declara la organización en su nota de prensa, cuenta con tres tipos de amparo legal por su singular valor ambiental: todos ellos son de «Suelo NO Urbanizable de Especial Protección»​.

Por este motivo, la empresa se vio obligada a pedir hace unos días al Ayuntamiento la declaración de “interés social” para su negocio, exigencia imprescindible para conseguir unos permisos de explotación y construcción que, sin ese informe, son impensables en pleno Parque Regional. Se trata de un conjunto de edificaciones con 3.000 metros cuadrados de jaulas​, un edificio de uso laboral y comercial de 180 metros cuadrados y una residencia privada de 150 metros​ cuadrados.

Además, esta operación requiere la perforación de un pozo ​para abastecerse de agua en los castigados acuíferos de la zona, un cercado ​para el perímetro de la finca —otra valla más en el Parque Regional de todas y todos— y una balsa para la depuración de aguas fecales.

¿Quién tiene prisa, señora Alcaldesa?

"De repente, cuando los grupos todavía estamos estudiando un proyecto plagado de sombras, el PP acelera los trámites con misteriosa urgencia para liquidar el asunto en el pleno del jueves 22 de marzo".

Nuestro grupo NO puede admitir la urgencia​ de este proyecto y tampoco vemos por ahora su presunto “interés social” o la utilidad pública: de momento es solo un negocio particular sin ningún beneficio colectivo para nuestro municipio, sus habitantes ni, mucho menos, para su entorno natural.

Demasiadas dudas:

● La empresa pide que declaremos el “Interés Social” de su negocio, pero reconoce que solo se va a crear un puesto de trabajo, el del propio promotor del proyecto.

● La documentación aportada es absolutamente escasa, incompleta e imprecisa.

● El interés social y ambiental para el municipio y para el Parque Regional parece nulo o muy dudoso. Se desconoce con precisión en qué fase concreta está el proyecto, su presupuesto, su plan de viabilidad económica, la propiedad de la finca, innumerables riesgos previsibles…

● Sienta un precedente muy preocupante, al permitir que cualquier persona que quiera edificar su chalet en suelo protegido solo necesite redactar un informe con ‘palabras bonitas’ argumentando que va a criar o cultivar cualquier especie que al PP le parezca interesante. 

● La memoria del proyecto minimiza el impacto de las construcciones mediante un lenguaje impreciso y sospechoso, como cuando describe un establecimiento de “guarda y control” que en realidad sería la residencia familiar del empresario en pleno Parque Regional.

● Se esboza tímidamente la posibilidad de organizar visitas escolares a la empresa, pero se omite el tipo de acceso para los previsibles autobuses (¿posibles vías pecuarias también protegidas?).

● Se soslaya la presencia de una especie amenaza en la zona, el topillo, y además se quiere vender el cercado de la finca como una protección para estos animales. Nuestro Parque Regional NO necesita más y más muros y tapias.

● Además, la cría de halcones para cetrería debe aclarar algunas sombras sobre su funcionamiento, como las acusaciones de alentar capturas ilegales de rapaces en libertad para refrescar la pureza del pedigrí.