Con una mayoría de dos tercios, el partido Fidesz (socio del PP en el Partido Popular Europeo) ha sacado adelante la modificación de la Constitución que fija la existencia legal únicamente de los dos sexos biológicos (hombre y mujer), así como la prohibición definitiva de adopción de niños por homosexuales.

La Constitución húngara promovida por el precitado partido estipulaba que tan sólo los matrimonios heterosexuales pueden adoptar niños, pudiendo los gais y lesbianas acceder a la adopción como solteros. Con esta enmienda esta posibilidad ha quedado definitivamente eliminada, pasando al estado la potestad de decisión sobre la adopción efectuada por personas solteras. Además, esta legislación dispondrá la protección de los niños para definirse según su sexo (HOMBRE O MUJER), así como la garantía de recibir una educación acorde con los valores basados en la identidad constitucional y cultura cristiana de Hungría.



Porqué existen únicamente dos sexos y el matrimonio formado por un hombre y una mujer.

La enmienda recientemente aprobada por el máximo órgano legislativo húngaro no es sinó, por otro lado, una norma basada en los principios universales del derecho que, tal como muestra el Dr. Jesús Huerta de Soto (posiblemente el mejor economista del mundo y especialista en derecho; Catedrático de Economía Política en la Universidad Rey Juan Carlos), quien define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, quedando cualquier otra fórmula fuera de lo determinado por el derecho natural para esta institución social.