Al menos 11.600 personas han muerto en residencias de servicios sociales a causa del coronavirus. Aquel Iglesias llorica, incapaz de contener sus lágrimas tras conseguir meter la patita en este gobierno, ni ha aparecido una sola vez en ninguno de estos centros, ni para mostrar su interés, ni para coordinar las ayudas, ni para nada.

Hay que ser muy cobarde para mantenerse escondido, mientras miles y miles de mayores mueren y padecen en residencias por no ser atentidos como corresponde. Por no recibir la atención médica necesaria para no dejarse la vida en una triste y apagada habitación, a oscuras, en silencio...

Un vicepresidente de Derechos Sociales que lanza balones fuera, cargando las culpas ahora a las residencias privadas y a la Comunidad de Madrid...¿y la suya? ¿Dónde quedan sus responsabilidades? ¿Es que se le olvida que él es el máximo responsable? ¿Y que encima, cobra por ello?

Iglesias asumía en su cargo toda la responsabilidad de las residencias...y, ¿qué ha hecho? ¿Ha asumido algún error? ¿Se ha preocupado por todas esas muertes? ¿Ha pedido perdón a las familias por su nula gestión? ¿Ha dado explicaciones? Ni le hemos visto ni se le espera...

Eso sería de valientes, y no es el caso de este vicepresidente de la indecencia que jamás debió poner un pie en ningún gobierno. Pero ha tenido suerte. Se ha encontrado con un presidente carente de escrúpulos que ha logrado dejar en manos de la inmundicia a sus mayores. A las generaciones que le han allanado el camino gracias a sus muchos años de trabajo...A las generaciones que levantaron este país dejándose la piel y a los que el incapaz de Iglesias les ha dejado arrinconados y apartados, muriendo en soledad.

Un gobierno de cobardes que culpan a todos de lo que ellos han hecho. Somos el país con mayor número de muertos por millón de habitantes del mundo, y el que tiene mayor número de sanitarios contagiados del mundo.

Y las residencias seguirán formando parte del enriquecimiento personal del enemigo de castas y puertas giratorias, que ahora, desde su bunker con vistas a la sierra, se mantiene bajo tierra sin dar la cara,,,Cobarde.