No sabemos los apellidos. Solo su nombre Ramiro. Gracias por tu servicio y tu entrega a todos los habitantes de la Sierra Norte y de la CAM en general. Tú y tus compañeros hacéis que durmamos tranquilos en la prevención en nyuestros montes y en la conservación.

Desconocemos, de momento, como ha sido tu trágico desenlace, pero estamos seguros de tu entrega y sacrificio en tu trabajo, que era para proteger a la sociedad.

Queremos dejarte en nuestro periódico, porque os lo mereceis la despedida que te han hecho tus compañeros a través de sus páginas:

"Muere un compañero....y su nombre pasa a ocupar un puesto en esa negra lista que comenzó en el año 1992 con el fallecimiento de Alberto Encinas Rosado, y Ana García García, miembros de los retenes de Montejo de la Sierra, y José Luis Herrero y Francisco Ruiz Fuentes, del retén de Buitrago cuando extinguían un incendio en la sierra de El Rincón, en el límite entre Madrid y Guadalajara.

En 1998 Javier Dapena Madrid, falleció en un accidente de tráfico cuando se dirigía a incendio en la Carretera de Miraflores de la Sierra con Guadalix de la Sierra

En 2009 Juan Carlos Rodríguez Matabuena, de 40 años, fue arrollado por un bulldozer en las labores de extincion de un Incendio en Arenas de San Pedro
Todos ellos fallecieron protegiendo el Patrimonio Natural de Nuestros Pueblos..
Hoy la Sierra de Madrid ha perdido otro de sus guardianes.
Es una pena que tanto la administración como parte de esta sociedad no valoren el trabajo que realizamos para conservar un bien que nos pertenece a todos.
Descansa en Paz Compañero y allá donde estés GRACIAS."

En otra página sindical aparece esta condolencia:

Día de luto para la profesión. El destino nos ha deparado el duro desenlace del que teníamos conocimiento esta misma mañana: dos Agentes Rurales asesinados por un cazador en situación irregular al que estaban tratando de identificar en cumplimiento de su deber.

Desde AEAFMA queremos transmitir nuestras más sinceras condolencias a la familia, amigos, compañeros y allegados de los fallecidos en un día tan duro como este. Hoy todos/as somos Agentes Rurales.

Sólo queda esperar que la justicia se emplee con rigor ante unos hechos tan graves.

Vienen ahora tiempos en los que hemos de recapacitar. Son numerosas las agresiones sufridas en los últimos tiempos ante el inmovilismo continuo y falta de reacción de las administraciones. Esta vez el resultado ha sido el peor de los posibles.

El mayor respeto que podremos mostrar a nuestros compañeros caídos será nuestro esfuerzo y tesón para conseguir que, de una vez por todas, se tome en serio nuestra profesión y se la dote de los medios y la formación adecuada para que sus pérdidas sean las últimas que tengamos que lamentar.

SIERRA NORTE DIGITAL quiere añadir un : "Hasta siempre y gracias Ramiro"