Ha trascendido la noticia de que Pedro Sánchez tiene a su servicio 452 asesores personales contratados, de los cuales, por cierto, la mitad no tiene estudios superiores. Esta es la maravillosa "gobernanza", como dicen ahora, ejemplar, de la que nos hablan los propagandistas del Gobierno.

En esta España que se hunde en el caos de la muerte y la catástrofe económica del virus, lo esencial, por lo visto, es que los 452 amiguetes socialistas, cuando no familiares y amigos, tengan su mamandurria pública.

Es el mismo Pedro Sánchez, que ha obtenido de sus amiguetes progres de la universidad Complutense, que su mujer, la vasca Begoña Gómez, dirija una cátedra absurda, creada para ella, sin tener ninguna preparación ni titulación.

El madelman de voz engolada, entrado en años, asegura bien su futuro y el de sus allegados, en estos tiempos de pobreza, incertidumbre y miseria para el común de la gente. Y si contamos además a los enchufados de Podemos, ya tenemos una buena " nomenklatura", como en toda dictadura comunista y chavista que se precie.

¿Se imaginan el tono de Ferreras y sus gritos si Ayuso o si Abascal tuviesen 452 asesores a dedo a sueldo?. No sé hablaría de otra cosa en su programa durante al menos 20 días. El Estado que deja hundirse a millones de autónomos y emprendedores, sí tiene dinero para estos por lo visto imprescindibles asesores o para respaldar la NASA catalana de los golpistas catalanes, tan amigos de Sánchez.

Pobre España, gobernada por sus enemigos. Los que erradican el castellano de las aulas y hacen la vista gorda a los homenajes a etarras, mientras se ocupan de prohibir las beatificaciones de los mártires de la Guerra, que ellos asesinaron y dentro de poco, todas las Misas, por ejemplo.

Viendo como se han resuelto las cosas en Estados Unidos, ya puede ir preparándose aquí la oposición para ver cortadas sus intervenciones televisivas, por "mentir", cuando le parezca al gobierno, o para que el voto por correo se llene de millones de votos socialistas y comunistas, por 0 de la oposición.

Pero España, tarde o temprano, volverá a despertar como en 1936 y entonces es cuando reirán millones de españoles, que ahora todavía soportan, con paciencia, el gobierno de la Anti España.

iendo como se han resuelto las cosas en Estados Unidos, ya puede ir preparándose aquí la oposición para ver cortadas sus intervenciones televisivas, por "mentir", cuando le parezca al gobierno, o para que el voto por correo se llene de millones de votos socialistas y comunistas, por 0 de la oposición.

Pero España, tarde o temprano, volverá a despertar como en 1936 y entonces es cuando reirán millones de españoles, que ahora todavía soportan, con paciencia, el gobierno de la Anti España.