Ángel Lago, portavoz de la Hermandad de Defensores de Oviedo, valora la sentencia definitiva que han ganado al Ayuntamiento ovetense con relación al nombre de las calles.

¿Qué supone para ustedes ganar la sentencia definitiva contra el Ayuntamiento de Oviedo, por el cambio de nombre de las calles?

Es una gran satisfacción para la Hermandad de Defensores de Oviedo y para todos sus socios, desde luego, pero sobre todo supone el deber cumplido de haber luchado y de seguir luchando por el respeto que se merece la Historia de España con mayúscula y de nuestra ciudad. Una Historia que no admite la manipulación ni la mentira, y que esta Hermandad defenderá siempre y en toda circunstancia, frente a cualquiera que la mancille, la niegue o la falsifique.

Ha sido una lucha larga y dura y la perseverancia y el no rendirse ha tenido premio.

Hace ya más de cuatro años, la HERMANDAD DE DEFENSORES DE OVIEDO inició la batalla jurídica contra la arbitrariedad de un gobierno municipal formado por socialistas, comunistas y podemitas, en defensa de la legalidad y de la Historia de España. Pretendían cambiar el nombre a 21 calles amparados en la memoria histórica, de una forma arbitraria e ilegal. Nos opusimos, plenamente convencidos de nuestra responsabilidad y de que llegaríamos hasta el final. Oviedo, que a lo largo de su larga historia supo demostrar de qué estaba hecha, fue testimonio en época más reciente, de los más duros sacrificios durante la Revolución de octubre de 1934 y durante el sitio y cerco de 1936 y 1937. Nunca se rindió. No en vano, su escudo orlado por una Laureada Colectiva, lleva el título de Invicta, entre los de Muy Noble, Muy Leal, Benemérita, Heroica y Buena. Nosotros tampoco nos rendimos. No es por jactancia, es un acto debido.

Han ganado una importante batalla, pero no la guerra...

El sectarismo y el afán de revancha no encuentra límites en algunos, al igual que tampoco en otros la cobardía, la tibieza o la equidistancia. Seguimos estando vigilantes para que se cumpla la legalidad y las resoluciones judiciales. No olvidamos que si ahora un equipo de gobierno del signo político señalado pretendió cambiar el nombre a 21 calles de Oviedo, unos años antes fue la derecha la que hizo lo mismo con otras tres que, desgraciadamente, desaparecieron del callejero, aunque la mayoría de ovetenses las sigue conociendo por sus anteriores nombres.

Han manifestado que no descarta acciones judiciales de exigencia de responsabilidad frente al anterior equipo de gobierno. ¿Espera que el actual equipo de gobierno municipal cumpla la ley y acate las resoluciones judiciales firmes, reponiendo los anteriores nombres en las 21 calles?

Esperamos que las resoluciones judiciales se cumplan, ya que vinculan tanto a particulares como a las administraciones. Es un principio básico, que forma parte del estado de derecho. Lo contrario sería cometer un delito (prevaricación o desobediencia a la autoridad, por ejemplo, entre otros). Confiamos en que no suceda, ya que podría acarrear penas graves como la prisión y la inhabilitación para los responsables.

Este hecho demuestra que todavía queda algo de justicia en España...

En esta lucha estábamos convencidos que nos asistía la verdad y la razón, y hacía falta que nos lo reconociese así la justicia. Hasta en seis resoluciones judiciales (sentencias y autos) nos ha dado la razón, y en Juzgados diferentes. Hay que decir también que, en los procesos iniciados, la Hermandad de Defensores de Oviedo ha ganado con costas, a cargo del Ayuntamiento. Incluso durante los procedimientos, hubo varios requerimientos al equipo de gobierno con advertencia de desacato, ante la resistencia al cumplimiento de resoluciones judiciales firmes.

¿Podría agradecer a personas y entidades que han hecho posible este triunfo?

Queremos agradecer a nuestros socios, los actuales defensores de Oviedo, que forman parte de esta Hermandad. Hay que decir que no son sólo de nuestra ciudad ni de Asturias, sino que son de toda España, ya que nuestra labor excede lo local. Cualquiera que crea en nuestro ideario puede y debe asociarse, con una cuota mínima de 30 euros al año. Es un acto de servicio.

¿Cuáles son los próximos proyectos de La Hermandad de defensores de Oviedo?

La HDO trabaja para recordar la Defensa y la Gesta de Oviedo y los Valores que la hicieron posible, con la visión de España como Patria común e indivisible de todos los españoles. Para ello, conmemoramos la Gesta de Oviedo, su Liberación el 17 de Octubre de 1936, promovemos su conocimiento histórico, mantenemos el Panteón de Caídos y el Museo de la Gesta, celebramos conferencias y actos divulgativos y, entre otras actividades, recabamos de las autoridades y organismos competentes la tutela y protección de los bienes históricos y materiales relacionados con la Defensa y la Historia de la ciudad en general, ejerciendo todas las acciones oportunas en cada momento a tal fin.

Asimismo, desde la Hermandad prestamos colaboración a otras asociaciones que en España también pelean -administrativa y judicialmente- por mantener o recuperar nombres históricos de calles, a los que la memoria histórica no les afecta.