Hoy se cumple un año de las mayores de las ignominias de un Estado hacia un ex- Jefe del mismo. 

Recuerdo aquella mañana en Mingorrubio, no excesivamente fría para un día de finales de Octubre. Ya las temperaturas tampoco guardan un orden en la España que hoy vivimos. Llegué muy pronto acompañado de varios camaradas y amigos que no íbamos a dejarte solo en tu traslado, Mi General.

Poco a poco Mingorrubio se fue llenando de gente. Gente que no te olvidará. Gente agradecida a tu obra. Gente llana, e incluso las casas particulares de Mingorrubio te daban la bienvenida con banderas de España que decían "Bienvenido a casa".

Los que estábamos esperando en Mingorrubio la llegada de tu féretro, seguíamos las noticias de lo que sucedía a 60 kilómetros en lo que fue tu morada durante 44 años: El Valle de los Caídos. Allí estaban tus nietos y biznietos para velar por el cuidado de tu traslado. 

Por fin, saliste a eso de las 14 hrs tras las palabras del Padre Cantera, y a pesar del Gobierno, se pudo cubrir tu féretro con el escudo de tu Casa y con 5 rosas depositadas por Luis Felipe Utrera y te subieron a un helicóptero camino de Mingorrubio donde te esperábamos unas 3000 personas. ¿Sabes que hubo mandos militares que se escondieron tras el helicóptero para no tener que saludarte militarmente?

Abajo en Mingorrubio ya nos llegaron las noticias que salías de tu Valle de los Caídos, aquel que creaste como símbolo de reconciliación y no te lo vas a creer, ahora lo quieren demoler...resignificarlo, lo llaman, porque nos gobiernan aquellos contra los que luchaste y venciste limpiamente y con los que luego fuiste excesivamente justo y benévolo. Como antaño, están llenos de odio. Como te decía Mi General, nos enteramos que salías y la espera se convirtió en tensa y emocionante.

Nos arremolinamos en una explanada, ya que la Policía por orden del Gobierno, no nos dejaba rendirte el último homenaje. Te aseguro que sin ese control y ese miedo que crearon para ese día, hubieran sido muchos más españoles los que hubieran ido a rendirte un segundo último adiós. No, Mi General, las F.O.P no levantaron la mano. Fueron exigentes con el cumplimiento del deber. Ya no existen las F.O.P que tu dejaste, ni el Ejército que amaba a España, ¿Sabes que en este Centenario de la Legión que tu creaste, ni te han mencionado?...como te decía nos arremolinamos en aquella explanada, en calma tensa y cuando el helicóptero empezó a sonar, fue un clamor los gritos de "¡¡Franco, Franco, Franco!!" y cuando tocaste el suelo, se cantó el Cara al Sol, con respeto y devoción, para al final gritar tu ¡¡¡PRESENTE!!!

De ahí te  llevaron al Cementerio y allí solo tus familiares y Ramón Tejero, el Párroco que dio el responso corpore insepulto, pudieron darte el último adiós. Hubo que luchar mucho para poder poner una bandera de España sobre el catafalco, pero creo que finalmente se pudo.

2018080611335548771

Y allí te dejaron, donde sinceramente creo que querías estar, junto a tu adorada Carmen, pero que sepas Mi General, que no dejan pasar a tu cripta a nadie. No quieren que el pueblo vaya a rendirte homenaje. Se que no puedes creerte lo que te estoy contando, pero es así. Ya, ya,...ya se que nos avisaste en tu último mensaje con aquello de "No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta". También nos pediste "que rodeéis al futuro Rey de España, don Juan Carlos de Borbón, del mismo afecto y lealtad que a mí me habéis brindado y le prestéis, en todo momento, el mismo apoyo de colaboración que de vosotros he tenido". ¿Sabes que no ha hecho nada por evitar esto?¿Sabes que ha tenido que huir de España por chanchullos económicos y de faldas como ya nos tenían acostumbrados otros Borbones?

No te preocupes Mi General, tu memoria será respetada y defendida por un puñado de hombres, como aquellos de Mingorrubio, que no eran todos los que estaban, pero si eran los mejores. Algunos seguimos luchando día a día por la defensa de tu memoria y en ello estamos y no cejaremos hasta morir y conseguirlo, pero he de reconocerte Mi General, que las cosas no pintan bien y no tenemos a nada que agarrarnos.

Déjame despedirme como tú nos enseñaste: "¡Arriba España! ¡Viva España!".

Y como te he dicho al principio "A las órdenes de Vuecencia Mi General" y hoy unos pocos te rezaremos en Mingorrubio y así lo haremos todos los 24 de Octubre mientras Dios nos de fuerzas....te seguiré contando.

francisco-franco-salutacio-feixista-saludo-fascista-efe