Orden ejecutiva de nueve páginas. Fechada el pasado 6 de agosto de 2021. Campos de concentración covid desplegándose frenéticamente por todo Estados Unidos. Secuestros bajo falsísimos pretextos sanitarios. Llevados a cabo por Guardia Nacional y la Guardia Estatal. Y aniquilando, aún más, cualquier garantía constitucional o respeto alguno por el más elemental de los derechos civiles (o humanos).

Campos de concentración, campos de exterminio

La citada orden deja claro que la peña puede ser objeto de este rapto médico por parte de tropas armadas a través de "evaluaciones telefónicas". Sic. Tal secuestro de ciudadanos estadounidenses se califica como "internamiento involuntario" en "instalaciones de cuarentena y aislamiento temporales". En otras palabras, los campos de concentración al estilillo FEMA están aquí, y el covid es la falaz excusa para las detenciones y, llegado el caso, ejecuciones masivas de estadounidenses.

Se trata, más que probable, de campos de exterminio construidos y dirigidos bajo el pretexto de la plandemia.  Y no olvidemos que la orden de Tennessee se suma al atroz anuncio de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades por sus siglas en inglés) de que se establecerán campamentos de covid en todo el país, con personas que serán secuestradas bajo “razones” médicas y conducidas a "lugares humanitarios" donde serán obligadas a  realizar trabajos forzados. Otra vez, sic.

El gobierno yanqui, por otra parte, ya ha demostrado minuciosa, amplia y sobradamente su liberticida capacidad y férrea voluntad para acorralar a la gente a punta de pistola, negarles cualquier derecho civil (o el debido y correspondiente proceso jurídico) y arrojarlos a campos de exterminio. Indefinidamente.

De Usa al mundo entero

Y sucintamente recordemos que en un informe titulado Interim Operational Considerations for Implementing the Shielding Approach to Prevent COVID-19 Infections in Humanitarian Settings (Consideraciones operativas provisionales para la aplicación del enfoque de blindaje para la prevención de las infecciones por COVID-19 en entornos humanitarios), los atroces  y mendaces CDC  planean aplicar el arresto domiciliario, el cierre de barrios, los desalojos y reubicaciones, y el internamiento en campos de concentración. Sic.

Lo "extraño" es que este plan de los CDC no es una estrategia para poner en cuarentena a las personas enfermas. En cambio, no podía ser de otra manera, es una deliberada y sañuda estrategia contra los que se nieguen a meterse el tecno-matarratas transgénico y esterilizador. Los CDC han publicado su diabólica estrategia en su página web. Negro sobre blanco. No es una hipérbole ni delirio de magufos terraplanistas.

NO “vacunado”, van a ir a por ti

Cuando  a partir de octubre vaya arribando paulatinamente la masacre de la “vacunación” masiva, los que nunca jamás nos vamos a meter el puto tecno-veneno transgénico, con obligatoriedad o sin ella, devendremos nuevo chivo expiatorio. Detenidos, enchironados, asesinado, por qué no. Toda sociedad exige sus recurrentes dosis de linchamiento contra fantasmales e inocentes víctimas. Sin duda.

NO “vacunado”, bienvenido al detestable y multisecular club de los chivos expiatorios. Como los japoneses estadounidenses durante la II Guerra Mundial que no habían cometido ningún delito ni habían hecho nada malo. Sin embargo, como tú lo serás, fueron detenidos y ubicados en lo que, grosso modo, matiz arriba matiz abajo, se transformó en campos de exterminio. Todo por su origen étnico. Sin más.

En España, también

Perro Sandez también se apunta al horror, faltaría más en uno de los caniches más obedientes del NOM. En Orihuela, hace medio año, "inauguró" el primer campo de concentración covid. De nombre, muy oportuno, La Matanza. Campo de concentración en nuestra incivil guerra civil, tanto de “republicanos” como de “nacionales”. Ahora, para los vitalistas (llamados “negacionistas” por los hijoputistas que desean que los hijos de puta sigan gobernando el mundo). Posteriormente, la intuición, paulatinamente, se confirmando.

Y en medio mundo, ídem de lienzo. Por estos lares lo comenté a principios de este año. Y, por supuesto, todo ello dentro de una planificadísima hoja de ruta que se va cumpliendo a la perfección. La reacción, escasa, escasísima. Salvo heroica sublevación, estamos literalmente perdidos. En fin.

Orden ejecutiva del gobernador de Tennessee