Ayuntamiento

En la Plaza de Calvo Sotelo se levanta el moderno Ayuntamiento de Braojos, que ha mantenido la arquitectura tradicional de la localidad.

La iglesia de San Vicente Mártir

La iglesia de San Vicente Mártir es un edificio sorprendente por su nivel arquitectónico y las joyas artísticas que encierra. Su torre actual era en origen una torre defensiva de los siglos XIV-XV. La familia Vargas, grandes propietarios locales, permitió construir la iglesia junto a aquélla. Se realizó entre 1601 y 1615, y contó en su decoración con dos grandes artistas de la época, el escultor Gregorio Fernández, casado con una vecina de Braojos, y el pintor Vicente Carduccio.

La construcción, en mampostería y sillería, es de grandes proporciones. La torre, un volumen macizo de planta cuadrada, tiene a media altura un pequeño torreón adosado. En su planta baja, la capilla del Sagrario conserva una bella bóveda gótica de nervios; se venera en ella la imagen de la Virgen del Buen Suceso, una talla del siglo XII deteriorada por una lamentable restauración de 1950. El interior –paredes encaladas en blanco, hermosa techumbre de madera y coro alto– es un espacio de gran calidad. Bajo el coro, el baptisterio, con bóveda gótica, cuenta con una pila bautismal de piedra. Otros elementos de interés son el púlpito de hierro forjado y el pavimento, de losas de barro cocido. En el presbiterio, bajo la cúpula, puede verse una lápida sepulcral fechada en 1709.

La iglesia de Braojos encierra cuatro retablos de madera sobredorada de enorme valor. El central, dedicado a San Vicente Mártir, es una obra de la escuela de Churriguera, con imágenes de San Esteban y San Lorenzo, a los lados del patrón del templo, y de San Pedro y San Pablo en lo alto. El del altar lateral izquierdo del presbiterio tiene tres magníficas pinturas y una imagen de la Virgen del siglo XV. En el lado opuesto se encuentra otra de las joyas de la iglesia: un retablo de 1633, con esculturas del artista Gregorio Fernández y pinturas de Vicente Carduccio. Las imágenes de la parte alta corresponden a San Miguel, San Pedro y San Pablo; la Asunción y una orla de angelotes ocupan el centro. Debajo, en un notable relieve, la Virgen impone a San Ildefonso la casulla. Los cuatro lienzos de Carduccio, pintor de cámara de Felipe III, representan a Santa Ana, Santa Catalina, San Juan Bautista y San Juan Evangelista. Frente a la puerta de entrada puede verse un retablo con las figuras de San Sebastián, San Roque, San Blas y el Ángel de la Guarda.

En la parte baja del retablo, que se encuentra frente a la entrada de la iglesia, podemos admirar unas pequeñas tablas con las imágenes pintadas de San Juan y Santiago el Mayor, obra de Pedro Berruguete El Viejo, excelente artista de finales del siglo XV.

Su interior se libró de la quema durante la Guerra Civil por intercesión de los vecinos.

Hace poco se editó un libro sobre la Iglesia que puedes adquirir en el Ayuntamiento

La ermita del Buen Suceso

A un kilómetro de Braojos, en un paraje con espléndidas vistas hacia el valle se levanta la ermita del Buen Suceso, contemporánea en su construcción a la iglesia de San Vicente Másrtir. El edificio de mampostería tiene grandes contrafuertes, un pórtico sobre columnas dóricas y una espadaña. El espacio interior de tres naves separadas por columnas dóricas, con cubierta de tirantes de madera y cúpula rematando el cimborrio es muy hermoso.

El 8 de septiembre tiene lugar la romería a la ermita del Buen Suceso. La imagen de la Virgen va en procesión, sobre un carro engalanado y flanqueada por jinetes, desde la iglesia parroquial de San Vicente Mártir a la ermita.

Fuente abrevadero

En el municipio de Braojos —que cuenta con 199 habitantes (según censo oficial de 2014)— perteneciente a la Provincia de Madrid y a la Comunidad Autónoma de: Madrid (España), se encuentra esta fuente monumental con abrevadero, fechada en 1902, construida en memoria de un vecino de la localidad.

FUENTE:https://todosobremadrid.com/