A través de los años, la publicidad comunista, se ha hecho notar se ha impuesto y se ha apoderado de los medios de difusión y de las mentes de los pobres imbéciles que todo se lo creen.

Por ello, hoy nos encontramos que los criminales de la izquierda han pasado del infierno a los altares, mientras que los nacionalistas que han luchado por Dios y la Patria, han pasado a los infiernos.

La publicidad con los continuos y machacones mensajes interesados, no solo han invadido las mentes flojas, débiles y serviles, sino que han impuesto su tiranía e incluso, han sido capaces de cambiar hasta la historia, escribiéndola a su gusto y manera, para aparecer como los buenos, los pacifistas, los demócratas y salvadores del mundo, mientras que un gran porcentaje ha aceptado lo que dicen que ha pasado y no lo que realmente han vivido.

Mientras el fascismo era lo perverso, el comunismo era lo bueno, lo ideal, lo pacífico.

Mientras el Régimen autoritario de D. Francisco Franco era lo malo, la 2ª República criminal era la Democracia, la panacea, el bien común y la paz

Nada más imponerse la 2ª República en España, el 14 de abril de 1931, empezó el crimen y asesinato en toda España, con la quema de conventos, iglesias, bibliotecas, … Solo, por el hecho de ir a Misa, eran asesinados por la espalda. El hecho de saludar con un “Adiós”, en lugar de “Salud”, era suficiente para ser asesinado.

El Terror ROJO

Persecución Religiosa en España

Mientras el nazismo de Hitler era criminal y asesino, el comunismo de Lenin y Stalin eran los hombres más demócratas sobre la tierra.

Mientras Hitler asesinó vilmente a más de 6 millones de judíos, los comunistas bolcheviques asesinaron a más de 90 millones, la mayoría compatriotas suyos.

Sin alabar para nada a Hitler, pues yo como mi Caudillo D. Francisco Franco, soy contrario a sus métodos y el ansia de ganar al mundo, hay que considerar, que en su época fue un líder para el 100% de la población alemana, pues la sacó de la ruina, el hambre y la miseria.

No hay que olvidar que la primera gran guerra mundial (1914-1918), en la que los alemanes fueron vencidos, éstos fueron maltratados y envilecidos en un Tratado de Paz, por la que los “Aliados”, les infringieron los mayores grados de indecencia y esclavitud.

Alemania perdió la Primera Guerra Mundial, y en el Tratado de Versalles de 1919, las potencias vencedoras (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y los otros estados aliados) impusieron a la derrotada Alemania disposiciones punitivas para su territorio, milicia y economía.

El Tratado de Versalles o Tratado de la Rendición más absoluta contra los vencidos alemanes, fue una venganza total de los vencedores. Alemania fue despojada de tierras, que habían sido suyas, de antiguas colonias y una imposición de pago del costo perdido en dicha guerra para beneficio de los “Aliados”.

Con éste Tratado impositivo y esclavizante, los ciudadanos alemanes sufrieron una  absoluta injusticia, pasando hambre y miseria durante 15 años, hasta que salió un líder que con una dirección adecuada, fue sacando de la total ruina a esa Alemania, despóticamente esclavizada.

Cómo es natural, los ciudadanos que empezaron a ver el pan y los alimentos necesarios, gracias a su “salvador”, se unieron a él como una piña, pues les había proporcionado pan y trabajo.

Una vez Alemania puesta en pie, a Hitler, no se le olvidó, la represión del Bando Aliado vencedor den 1918 y se afanó para represaliar a los que no solo le hicieron comer polvo, sino que pusieron su patas encima de sus cuerpos maltrechos.

Los alemanes con una buena dirección y un eficaz trabajo demostraron al mundo su resurgir de las cenizas.

Y empezó a armarse y armarse, para hacer sucumbir a esos aliados, que se pasaron en el Tratado de Versalles y en particular, los franceses.

Comenzada la 2ª Guerra Mundial, Adolfo Hitler, tenía sobre todo un gran grano en el culo, como eran los gabachos e invadió Francia y tan solo en 30 días se hizo dueño y señor de todo el territorio. Haciéndoles firmar en el mismo Vagón de tren la capitulación y humillación.

En ese mismo Vagón, en el que El 11 de noviembre de 1918, Foch, como Comandante Supremo del Frente Occidental firmó el armisticio con el Imperio Alemán en el coche, que pasaría a ser conocido como el "Vagón de Compiègne"

 Una vez firmada la capitulación francesa en dicho Vagón, Hitler hizo explotarlo y destruirlo, una vez conseguida el desquite.

Las primeras órdenes que dejó claras Hitler a sus generales, era que no se destruyera la capital de Francia, ya que consideraba que sus monumentos, no deberían ser demolidos.

Comenzada la contienda de la 2ª Guerra Mundial, todos se unieron como “Aliados”, para luchar contra el eje Alemania, Italia y Japón.

En todos los documentales que a diario se exponen en la pequeña pantalla, bien sea por Televisión “española”, National Geographic y otros, siempre son documentales destructivos contra el nazismo y el fascismo, nunca dicen nada sobre los criminales de la URSS, que tanto Lenin como Stalin “El Padrecito”, asesinaron a más 90 millones de inocentes.

Tanto fue así, que “El padrecito”, además de robar a sus ciudadanos los alimentos agrícolas y ganaderos, para que subsistiera el Régimen Bolchevique, los dejaba en la más absoluta ruina y hambre.

Sus ejércitos, tenían una consigna y era la de siempre adelante, nunca retroceder o rendirse, pues si lo hacían ellos mismos los matarían por la espalda. Es decir; los combatientes soviéticos, estaban entre dos fuegos: “Los alemanes al frente y los “suyos” a sus espaldas”, si no morían ante el enemigo, morían ante sus “amigos”.

La URSS, nunca ha vencido  ni en 1812 a los gabachos napoleónicos, ni en la segunda gran guerra a los alemanes y si lo ha hecho el frio intenso de su estepa, que siempre ha sido su aliado.

En esta imagen, vemos a los 3 grandes dictadores, que más de eso tienen, que de ser pacifistas democráticos.

Terminada la Segunda Guerra mundial, estos 3 miserables, junto a Francia, se repartieron la Alemania vencida, como trofeo, de tal manera quela dividieron en 4 partes.

.- La mitad, los bolcheviques se apropiaron de ella, la mal llamada REPÚBLICA DEMOCRÁTICA ALEMANA (RDA) y construyeron el Muro de la vergüenza, para que nadie pudiera salir de esa “democrática” zona oriental.

.- La otra mitad se la repartieron los Gringos, Piratas y Gabachos.

Lo curioso de estos estados democráticos, que como potencias principales engloban a los “Aliados”, es que:

Una vez que ya estaba la Guerra terminada y los alemanes vencidos, los Gringos y los Piratas, como escarmiento, destruyeron la gran ciudad de Dresde, “La Florencia del Elba”, para destruir todos sus monumentos y masacrar a la población civil e inocente, como Forma Ejemplarizante y criminal.

El BOMBARDEO de DRESDE, ¿CRIMEN de GUERRA o EXAGERACIÓN?

Pero además los Gringos, que no podían vencer a los ejércitos japoneses, fue el País Criminal que masacró las dos ciudades niponas de Hirosima y Nagasaki, en las que no había militares, ni fábricas de armas, con la dos grandes Bombas atómicas, en la que ha sido la única miserable Nación, que las ha empleado, eso sí , dejando claro que los demás Países con Energía Nuclear, debían hacerlo.

Presidente Truman, un gringo asesino y criminal despiadado

Hiroshima y Nagasaki 6 de Agosto 1945 - Lanzamiento de la Bomba Atómica

La historia española, la historia real, ha sido convertida en una “Memoria Comunista”, que ha sido impuesta como Ley por las hordas marxistas y firmado el Decreto por el Traidor y miserable delincuente y criminal, hoy huido a un paraíso de bienestar, protegido y encubierto.

La derechona masona, traidora e infame no solo ha derogado esas Leyes, sino que también las ha aplicado y las ha engrandecido.

Una estimación es que de los 30.000 sacerdotes y monjes en España en 1936, el 13 % de los sacerdotes seculares y el 23 % de los monjes fueron asesinados, lo que equivale a un total de 6800 religiosos. ​​ Unas 283 religiosas fueron asesinadas, algunas de ellas gravemente torturadas.