El uso diario de desodorantes se ha convertido en uno de los hábitos de higiene esencial para todas las personas. Los desodorantes son los responsables en la prevención de los olores de las axilas y otras partes del cuerpo.

La gran ventaja de utilizar un desodorante natural, es que estos no contienen productos químicos agresivos, son amigables con el medio ambiente y no son perjudiciales para la piel, aparte de que tienden a ser mucho más baratos.

Toma nota de estas 6 sencillas recetas:

  1. limón

El ácido cítrico del limón se ha utilizado desde la antigüedad como un agente eficaz contra el olor corporal y la sudoración excesiva.

El limón es anti-bacteriano y sus aceites esenciales protegen la piel contra la proliferación de bacterias y evitan los olores no deseados.

Ingredientes

  • 1 limón fresco

Corta una rodaja de limón y frota las axilas con la rodaja  antes del último enjuague de la ducha.

Deja reposar 5 minutos, enjuaga y seca.

  1. bicarbonato de sodio

Las propiedades antisépticas del bicarbonato de sodio, ayudan a reducir la presencia de los microorganismos causantes de los olores corporales.

Se utiliza como base para muchos desodorantes naturales porque neutraliza los olores fuertes.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de almidón de maíz

Mezcla a partes iguales el bicarbonato de sodio y el almidón de maíz y frota con la mezcla resultante debajo de las axilas.

Dejar reposar unos minutos y retira el exceso de la mezcla con la ayuda de una servilleta.

  1. vinagre de sidra de manzana

El ácido acético del vinagre de sidra de manzana y sus cualidades antibacterianas son adecuadas para reducir los malos olores y las bacterias que lo causan.

Su aplicación no es agresiva para la piel y es una manera rápida de eliminar el olor desagradable derivado de una sudoración excesiva.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • Una cucharada de agua

Diluye el vinagre de sidra de manzana en agua y aplícalo en al área deseada con la ayuda de un pedazo de algodón.

Deja secar y utilízalo dos veces al día.

  1. aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es conocido como un potente antibiótico natural, el aceite esencial es una solución sencilla para reducir y evitar la sudoración excesiva y el mal olor.

Ingredientes

  • 3 gotas de aceite esencial del árbol del té
  • 1 cucharadita de agua

Mezcla el aceite esencial de árbol del té con el agua y aplícalo sobre las axilas con la ayuda de una bola de algodón.

Puedes utilizar este desodorante casero dos veces al día.

  1. agua de rosas

El agua de rosas es un producto muy suave para la piel que a menudo se utiliza como tónico refrescante.

Lo que pocos saben es que también sirve como desodorante natural, ideal para aquellos que tienen cierta sensibilidad en la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas
  • 1 cucharadita de peróxido de hidrógeno 60%

Diluye una cucharadita de peróxido de hidrógeno en el agua de rosas y extiende la mezcla sobre la piel limpia y seca.

  1. desodorante natural en crema

Ingredientes

  • 3 cucharadas de manteca de karité
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de almidón de maíz
  • 2 cucharadas de manteca de cacao
  • 2 cápsulas de vitamina E

Pon la manteca de karité al baño María y cuando se derrita, agrega el resto de ingredientes.

Mezcla todo muy bien y retira del fuego.