El TSJ de Andalucía en su Sentencia de 21 de mayo de 2020, estima el Recurso de apelación interpuesto por el Letrado D. José Manuel Sánchez del Águila en nombre de D. Luis Felipe Utrera-Molina contra el Auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 7 de Sevilla que declaraba la inadmisibilidad del recurso contencioso-administrativo interpuesto contra el Acuerdo de la Diputación provincial de Sevilla por el que acordaba revocar la concesión de la medalla de Oro de la provincia al que fue Gobernador civil de Sevilla y ministro de Franco, D. José Utrera Molina.

La Sentencia afirma que el acuerdo de la Diputación no es un mero acto político, sino un acto administrativo susceptible de control jurisdiccional, que se produjo al amparo de la Ley de Memoria histórica y debe determinarse si la retirada de la medalla se encuentra o no justificada toda vez que el Reglamento de Honores de la Diputación exige que se acredite que el beneficiario de la medalla ha desacreditado el honor recibido, mientras  las motivaciones del acuerdo de la Diputación eran estrictamente de carácter político.

El TSJ reconoce que no es indiferente el hecho de que Utrera Molina estuviera vivo al tiempo de acordarse la retirada de dicha medalla, y que su fallecimiento durante el proceso no priva a éste de eficacia, admitiéndose la sucesión procesal de uno de sus hijos en el procedimiento que, de esta manera, deberá ser sustanciado ante el Juzgado de lo Contencioso de Sevilla. 

Nota de prensa de José Utrera Molina en relación con el acuerdo de revocación de la medalla de oro de Sevilla por el pleno de la Diputación de Sevilla celebrado el 29 de diciembre de 2016.

Ante la publicación de la noticia relativa a la aprobación por el pleno de la Diputación de Sevilla celebrado ayer, día 29 de diciembre, del segundo acuerdo de revocación de la medalla de oro de la provincia que me fue concedida por esa misma institución en el año 1969, quiero manifestar lo siguiente: 

1º.-      El acuerdo de revocación se fundamenta única y exclusivamente en motivos ideológicos como lo son mi condición de falangista y mi lealtad al que fue Jefe del Estado Español D. Francisco Franco Bahamonde, circunstancias éstas que concurrían en mi persona al tiempo de recibir tal distinción y permanecen incólumes, por lo que el acuerdo vulnera frontalmente la prohibición de discriminación por motivos ideológicos consagrada en el artículo 14 de la Constitución Española.

2º.-      En el expediente del que se me dio traslado por la Diputación para efectuar las  alegaciones que estimara pertinentes  en defensa de mi derecho, no constaba la existencia de testimonio alguno de personas o familiares de personas supuestamente represaliadas durante mi mandato como gobernador, ni de prueba alguna referida a tales extremos, por lo que cualquier referencia a tales testimonios es mendaz y vicia de nulidad el referido acuerdo en cuanto se refiera a los mismos, creando indefensión, pues no existe ni puede existir prueba alguna de tan graves e injustas acusaciones. 

3º.-      Toda vez que la actual Diputación de Sevilla se ha erigido en sanedrín de la historia reciente de la provincia, personalizando en mí la reprobación de cualquier persona que tuviera responsabilidades durante el régimen nacido el 18 de julio de 1936, me veo en la obligación moral de defender mi honor y el de tantos alcaldes, gobernadores y cargos públicos que sirvieron a Sevilla y a España con honestidad y con el único propósito de mejorar las condiciones de vida de los españoles.

4º        Por todos los motivos anteriores, anuncio mi intención de recurrir, nuevamente, el acuerdo de revocación ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

 

Madrid, a 30 de diciembre de 2016