Yo no sé señora Presidenta si usted desde su sillón presidencial se está dando cuenta del triste espectáculo que hoy es el Congreso de los Diputados. Aquel “Templo de la palabra” del que se bambaneaban los grandes del siglo XX ha caído en la vulgaridad, en la mediocridad y hasta en el esperpento. Ha desaparecido la seriedad. Con su permiso. Ver una sesión del Pleno completa es como ir un día, una tarde, al circo… aunque no haya ni leones ni tigres y nos tengamos que conformar con las ratas, los ratones, los camaleones, los descamisados, y los borregos de todos los colores.

Señora Meritxell Bastel yo le aseguro a usted que habiendo estudiado, como he estudiado lo que ha sido ese Congreso desde que empezó a funcionar en 1834 y habiéndome leído todos los discursos que figuran en el Diario de Sesiones (y le aseguro que no estoy loco) se me cae el alma a los pies viendo lo que hoy es el Congreso de los Diputados, lo que se dice, cómo se dice, cómo lo dicen, cómo se expresan, cómo se visten, cómo se insultan, cómo ofenden…¡Dios! ¡Qué pensarían don Miguel de Unamuno, don José Ortega y Gasset, don Antonio Maura, don José Canalejas, don Manuel Azaña, don Niceto Alcalá Zamora y tantos y tantos si levantasen la cabeza y viesen lo que es hoy el Congreso, el “Templo de la palabra” ¡Pero como sé que eso ya no tiene arreglo y que usted es la primera que ha caído en la vulgaridad hoy me limito a recordarle los 10 discursos  más importantes que se pronunciaron en ese templo a lo largo de casi dos siglos, que al menos yo los tengo íntegros, extraídos del Diario de Sesiones. Son estos:

Primer  Discurso: EL DE SALUSTIANO DE OLÓZAGA DE 1843

Segundo Discurso: EL DE EMILIO CASTELAR DE 1869

Tercer Discurso: EL DE ANTONIO CANOVAS DEL CASTILLO DE 1884

Cuarto Discurso: EL DE PABLO IGLESIAS DE 1910

Quinto Discurso: EL DE ANTONIO MAURA DE 1918

Sexo Discurso: EL DE NICETO ALCALA ZAMORA DE 1931

Séptimo Discurso: EL DE DON MIGUEL DE UNAMUNO DE 1931

Octavo Discurso: EL DE MANUEL AZAÑA DE 1931

Noveno Discurso: EL DE INDALECIO PRIETO DE 1934

Décimo Discurso: EL DE JOSE MARIA GIL ROBLES DE 1936

Epílogo: EL DISCURSO DEL REY DON JUAN CARLOS I DE 1977

Y por si tiene tiempo de sobra le sugiero que además de estos 10 lea los que yo tengo anotados como fundamentales en la Historia del parlamentarismo español. O sea, los de:

Don Agustín de Arguelles

Don Pedro Diego Muñoz Torrero (el primer discursos que se pronuncia en el siglo XIX)

Don Juan Nicasio Gallego

Don José María Calatrava

Don Antonio Alcalá Galiano (el que introduce en España el estilo oratorio de la Escuela inglesa)

Don José Canga Arguelles

Don Francisco Martines de la Rosa

Don Francisco Javier Istúriz

Don Joaquín María López

Don Salustiano de Olózaga

Don Luis González Bravo

Don Juan Donoso Cortés

Don Antonio Ríos Rosas

Don Emilio Castelar (el más grande orador español de todos los tiempos)

Don Cristiano Martos

Don Nicolás María Rivero

Don Práxedes Mateo Sagasta

Don Estalisnao Figueras

Don Segismundo Moret

Don José Echegaray

Don Juan Vázquez de Mella

Don Vicente Manterola (el famoso canónigo de Vitoria)

Don Manuel Ruiz Zorrilla

Don Juan Prim

Don Cándido Nocedal

Don Francisco Pi y Margall

Don Nicolás Salmerón

Don Antonio Canovas del Castillo

Don Francisco Silvera

Don Antonio Maura

Don Pablo Iglesias

Don Francisco Cambó

Don Melquiades Álvarez

Don Santiago Alba

Don Álvaro de Figueroa (Conde de Romanones)

Don José Sánchez Guerra

Don Niceto Alcalá Zamora

Don Manuel Azaña

Don Indalecio Prieto

Don Alejandro Lerroux

Don Julián Besteiro

Don José María Gil Robles

Don José Calvo Sotelo

Don Miguel de Unamuno

Don José Ortega y Gasset

Don Francisco Largo Caballero

Don José Anotnio Primo de Rivera

Don Ramón Serrano Suñer

 

Señora, aunque solo sea por no ofender a la Historia debiera usted retocar el organigrama y el Estatuto de Funcionamiento del Congreso para darle la seriedad que se merece. Si la soberanía del pueblo es lo que se ve y se contempla en los plenos del Congreso dan ganas de marcharse a otro país.