Se confirma la última infamia del Gobierno. Podemos alcanza uno de sus grandes objetivos, que llevaba años intentando promover. Sánchez, también en esto, ha cedido.

PSOE, Podemos, ERC y Bildu han presentado una proposición de ley, para prohibir el uso de la bandera española en actos públicos y políticos. Solo se permitirá su uso en recintos y actos de naturaleza militar, así como en estadios o pabellones deportivos, sobretodo cuando se trate de animar a la Selección española.

La nueva "Ley Orgánica para el uso democrático de los símbolos del Estado", establece que "resulta una urgente necesidad democrática contribuir a frenar el avance de la ultraderecha en España "y" dado el uso generalizado de la bandera española con intencionalidad política por parte de los sectores populistas como arma arrojadiza, resulta necesario poner límites al uso partidista de la bandera española".

Se trata de prohibir a los simpatizantes de VOX, PP y Cs el uso de la bandera nacional, aunque el gobierno niegue que esa sea su única intención. Es decir, que como la izquierda no quiere usar la bandera española rojigualda, nadie debe usarla.  El uso no autorizado de la bandera española se penará con multas de hasta 6000 euros. En casos de reincidencia podrá ser objeto de acusación de delito de odio quien se empeñe en portar la bandera nacional en la calle, exhibirla en su coche, en su atuendo o colgarla de su balcón.

El redactado de la propuesta no de ley señala que "no quedan comprendidas en el ámbito de esta ley las enseñas o banderas de significación autonómica o política de signo inequívocamente democrático o antifranquista". Es decir, no será delito exhibir banderas republicanas, separatistas catalanas o ikurriñas.

El PSOE vuelve a repasar, de la mano de Podemos, todos los límites de la infamia y al parecer, España será la única nación del mundo donde será delito exhibir la Bandera. Queda para una posterior negociación entre PSOE Podemos y sus socios parlamentarios, la retirada de la gran bandera española de la plaza de Colón.

Podemos, ERC y Bildu lo exigen. El portavoz de ERC, Rufián señaló que '"la bandera de la plaza de Colón es una anomalía franquista que hay que eliminar para que esta plaza deje de ser un símbolo del fascismo, como la nueva plaza de Oriente". También ERC ha propuesto la retirada de la bandera española del lugar público prominente que ocupan a la entrada o en plazas destacadas de algunas ciudades españolas.

Rufián ha señalado además que la estatua de Blas de Lezo deberá ser retirada, así como el nombre de este histórico marino de una fragata de la Armada, por tratarse de un "vasco borbónico, entregado a servir a los reyes de España, que bombardeó Barcelona". Desde Podemos y Bildu han calificado a Blas de Lezo de "símbolo del fascismo" y "una vergüenza para Euskal Herria".

El PSOE no se ha comprometido con estas nuevas exigencias, aunque la portavoz socialista Adriana Lastra, ha manifestado su "respeto" por las peticiones de sus socios, sobre las que se ha comprometido a seguir dialogando. Continúa el camino hacia la infamia absoluta de este Gobierno.